Cultivo de chile serrano

5 trucos indispensables para cultivar chile serrano

El mundo de las guindillas y chiles picantes como el chile serrano es inmenso. Cada vez aparecen nuevas variedades que intentan superarse a sí mismas en cuanto al grado del picor.

Sin embargo, siempre están los clásicos que nunca se irán, como el chile habanero, el jalapeño, el chile negro, etc.

Por el protagonismo que tiene en muchísimos países y su increíble sabor, no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de uno de los chiles más conocidos, el chile serrano.  Continue reading…

pH perfecto en trratamientos foliares

Aplicaciones foliares: consigue el pH perfecto

En agricultura, las aplicaciones foliares, tanto nutricionales como contra plagas y enfermedades, se han convertido en algo habitual.

Cuando antes se hacían muy pocos tratamientos foliares y prácticamente todo se aplicaba por fertirrigación, ahora se suele acudir a estos tratamientos con bastante frecuencia.

Es normal dedicar 10 o más tratamientos en frutales por campaña o incluso 1 tratamiento semanal en una campaña de 6 u 8 meses en horticultura intensiva (en invernadero).

Si comparásemos las aplicaciones foliares con los tratamiento para los seres humanos hablaríamos de vacunas. No introducimos los nutrientes o el fitosanitario dentro de la savia (xilema o floema) como en nuestras venas, pero casi.

Sin embargo, no todo está exento de riesgos, ya que hay que tener precaución con varios condicionantes a la hora de realizar este tratamiento.

El suelo lo aguanta todo y su capacidad tampón es alta (recuerda que no es lo mismo en un sistema hidropónico). Pero en una aplicación foliar pones todas las cartas sobre la mesa. Los ácidos y las bases fuertes queman, las mezclas incompatibles pueden causar fitotoxicidades y también podemos afectar a la fauna auxiliar.

Sí, esa que a veces no vemos o ni siquiera hemos introducido pero está ahí.

Aplicaciones foliares y pH perfecto de tratamiento

Cómo regular el pH en las aplicaciones foliares

Si buscamos reguladores de pH o cómo regular el pH en las aplicaciones foliares siempre vamos a encontrar productos que acidifican el caldo de tratamiento o soluciones tampón.

Éstas son aquellas mezclas que permiten mantener el pH estabilizado sin cambios bruscos.

Recuerda que el agua ofrece resistencia a cambiar su pH en función del contenido en solutos (bicarbonatos) que tenga. Una vez destruimos esos elementos con ácidos (como el ácido fosfórico, el nítrico, clorhídrico, etc.), la resistencia del agua a variar su pH es muy limitada.

Hasta el punto de que una sola gota de ácido nítrico puede reaccionar el pH del agua varios puntos.

El pH de los herbicidas

PRODUCTO pH RECOMENDADO
ALACLORO 6
ATRAZINA 5,5-6,5
BENTAZONA 7
DICLOFOP-METIL 5,5-7
DIURON 7
FENMEDIFAN 5,5-6,5
FLUAZIFOP-P-BUTILO 6-7
GLIFOSATO 5
GLUFOSINATO 7
LINURON 7
METRIBUZINA 7
OXIFLUORFEN 6-7
PROPANIL 7
QUIZALOFOP-P-ETIL 5-6,5

El pH de los fungicidas 

PRODUCTO pH RECOMENDADO
BENALAXIL 6
CAPTAN 6
CARBENDAZIMA 6-7
CIMOXALINO 5-6
CRESOXIM-METIL 6-7
DINOCAP 6-7
EPOXICONAZOL 6-7
FAMOXADONA 5-6
FOLPET 6
FOSETIL-AL 7
IPRODIONA 6
MANCOZEB 5-6
METALAXIL 6
OXICLORURO DE COBRE 7
PIRIMETANIL 6-7
TEBUCONAZOL 7

El pH de los insecticidas

PRODUCTO pH RECOMENDADO
ABAMECTINA 6-7
ACETAMIPRID 5-7
AMITRAZ 5
METIL-AZINFOS 5-6
BACILLUS THURINGIENSIS 5-6
BENFURACARB 6-7
BIFENTRIN 5,5
CARBARIL 6-7
CIFLUTRIN 6-7
CIPERMETRINA 5-6
CLORPIRIFOS 6,5
DELTAMETRINA 6-7
DIAZINON 7
DIMETOATO 5-6
FENAZAQUIN <7
FORMETANATO 5-6
FOSALON 6
FOSMET 5,5-6
IMIDACLOPRID 7
LUFENURON 6
METIDATION 6
METIOCARB 6
PRIMICARB 7
PROPARGITA 6
TAU-FLUVALINATO 7
TRICLORFON 7
TIODICARB 5,5-7

En la mayoría de las aplicaciones foliares de herbicidas, fungicidas e insecticidas, si van solos y no se mezclan con productos nutricionales, será necesario acidificar el agua.

Muchos utilizan vinagre (ácido acético) en las aplicaciones foliares para conseguirlo, pues sale más rentable que otros ácidos que compramos en el mercado.

No existen incompatibilidades con su uso ni va a causar una intoxicación o fitotoxicidad en la planta. Lo único negativo es que el vinagre común es un ácido débil y dependiendo del pH que tenga el agua y el contenido en bicarbonatos, será necesario utilizar mucha cantidad.

En cualquier caso, no te la juegues. Lo primero que tienes que hacer es adquirir un medidor de pH para comprobar la acidez de tu tanque según vas incorporando distintas materias activas.

pH perfecto en trratamientos foliares

¿Y si en realidad quiero subir el pH (alcalinizar) en vez de bajarlo? ¿Existen productos para hacer esto?

Siempre se tiene en cuenta que la mayor parte del agua tiene pH alcalino, en torno a 7,5-8.

Sin embargo la capacidad tampón que ofrece no es muy alta y hay muchos productos en el mercado, sobre todo fertilizantes y reguladores del crecimiento que tienen pH ácido.

Hablamos de ácidos de pH 2 o 3 o incluso menos, y eso puede ser un problema a la hora de realizar tratamientos foliares.

Por eso, cuando la dosificación del producto es de 0,5% (5 cc/L o 5 L a los 1.000 L), la capacidad tampon del agua se esfuma y podemos llegar a tener un pH final (agua + producto añadido) por debajo de 4.

¿Nos serviría un acidificante de los que tanto hay en el mercado? En este caso no.

Necesitamos un producto que haga totalmente lo contrario. Sin embargo, no vamos a encontrar muchos de estos productos para la agricultura profesional, sólo para el mercado de la marihuana, con el sobrecoste que tiene ese mundo.

Para el mundo de la agricultura ecológica, los pH están más estabilizados porque suelen contener un gran tampón de la naturaleza, la materia orgánica (extractos húmicos, compost, leonarditas, etc.). Muchos de ellos los puedes crear tu mismo y aplicar al suelo para mejorar sus características o para mantener un pequeño huerto o unas cuantas macetas en tu casa, como este ejemplo de fertilizantes para orquídeas.

Sin embargo, hay varios trucos que os vamos a dar a conocer. 

En general, los productos ricos en potasio, ya sea en forma complejada, (gluconatos, carboxilatos y un gran número de palabras que terminan en atos), suelen tener pH igual o por encima de 7.

Los potasios quelatados , generalmente en forma de EDTA, también suelen tener un pH que está comprendido entre 7 y 8.

También debes saber que no sólo del quelato EDTA vive el hombre. También hay otros que ofrecen un rango de pH mucho más amplio, y viene muy bien para proteger al hierro de su degradación en suelos calizos.  Ese es el quelato EDDHA.

Hidróxidos de potasio y carboxilatos de potasio

Los hidróxidos de potasio suelen tener concentraciones altas de óxido de potasio (K2O), en torno al 50% p/p, pero la gran mayoría de productos líquidos que nos vamos a encontrar como “productos para maduración y engorde de frutos” suelen ir al 30% p/p de concentración en potasio.

La gran mayoría suelen tener pH que están comprendidos entre 8 y 10 o incluso más.

No yendo muy lejos, el hidróxido de potasio tiene un pH de 14, es una base fuerte y tiende a subir el pH con muy poca cantidad.

No os descuidéis que el producto es sumamente peligroso. No quema tan rápido como un ácido fuerte, pero lo hace lentamente, que es más peligroso (por no darnos cuenta).

Una cantidad pequeña en grandes volúmenes de caldo para aplicaciones foliares (hablamos de máquinas foliares de 1.000 o 2.000 litros) será suficiente para tener el pH justamente como hemos puesto en las tablas.

Quizá entre 0,5 y 1 L por cada 1.000 litros sea suficiente si el pH se nos ha acidificado en exceso (<3).

 

tipos de orquídeas y fertilizantes usados

5 fertilizantes que pondrán como una moto a tus orquídeas

Una casa o jardín no termina de estar completa si no alberga orquídeas en ella. Podrás disfrutar de una cantidad ingente de ellas (¡hasta 600 géneros y más de 30.000 especies!).

Sin embargo, muchos coinciden de que es un cultivo bastante complicado porque hay muchas variables que controlar. Si tienes cierta experiencia, el cultivo de orquídeas te hará subir un peldaño más y podrás disfrutar de un sinfín de coloridas macetas de orquídeas distribuidas por toda la casa.

Eso sí. Ten en cuenta que no todas las variedades tienen los mismos cuidados. Las que acostumbramos a comprar en cualquier vivero o floristería suelen ser las comunes y más fáciles de cuidar.

Por ello, en Antes todo esto era campo queremos ayudaros a controlar el abonado para conseguir unas espléndidas orquídeas.

fertilizantes para orquídeas

Tipos de orquídeas que puedes comprar

Puedes adquirir una gran cantidad de orquídeas en floristerías o viveros.

Alguna de las familias de orquídeas más famosas son:

  • Phalaenopsis
  • Denbrobium
  • Cymbidium
  • Paphiopedilum
  • Oncidium
  • Vanda
  • Odontoglossum
  • Cattleya  

No todas provienen de una misma estructura de bulbo…

Como hay tantas familias y géneros de orquídeas, también son distintos los bulbos de donde crecen.

Puedes encontrar tubérculos subterráneos:

  • Orchis
  • Dactylorhiza
  • Cypripedium

Tubérculos considerados pseudobulbos:

  • Cymbidium del Himalaya

Sin tubérculos y orquídeas que nacen directamente de la base:

  • Paphiopedilum
  • Cypripedium exóticas

La clave de las orquídeas, la nutrición continua

tipos de orquídeas y fertilizantes usados

Una de las claves para conseguir unas magníficas orquídeas que duren durante mucho tiempo es no olvidarnos de ella. Por supuesto, la gestión del riego debe ser perfecta, pero también el aporte continuo de nutrientes.

En general, con el agua de riego se lavan todos los nutrientes que el sustrato suele albergar, por lo que a menundo necesitamos reincorporarlos y que puedan ser absorbidos por las raíces.

Éstas son algunas recetas caseras de fertilizantes que puedes obtener en tu propia casa, para que no te tengas que gastar nada de dinero. ¡Aprovecha los residuos de tu casa!

1: Cáscaras de huevo – Aporte de calcio

Podemos usar los desperdicios de las cáscaras de huevo para darle una segunda vida y que puedan nutrir en calcio y magnesio a nuestras orquídeas.

El calcio es un elemento imprescindible para el desarrollo de una orquídea, y no siempre se aporta suficiente con el agua de riego.

Para aprovechar al máximo las cáscaras de huevo en nuestras orquídeas, necesitamos machacarlas y triturarlas cuanto más pequeño mejor.

Un mortero es una herramienta idónea para conseguir la textura de polvo que necesitamos. Dicho polvo finalmente lo podremos espolvorear sobre el sustrato donde las tengamos cultivadas. El agua de riego desplazará dichas cáscaras de huevo en polvo a las raíces.

2: Agua de cocción de patatas, arroz y otros ingredientes

Siempre que no utilicemos sal añadida, pues ello supondría la muerte de nuestras desdichadas orquídeas, el agua de cocción es un magnífico elemento rico en nutrientes y vitaminas que las plantas pueden utilizar.

Sin embargo, lo más común es que podamos cocer arroz, pasta o patatas añadiendo sal, por lo que en raras ocasiones vamos a poder aprovecharlo como nutriente para nuestras plantas.

Por muy poca sal que lleve, en ningún caso lo debemos utilizar para regar las plantas, ya que supondría la muerte en pocos días por estrés salino. Y mucho más en orquídeas.

3: Bolsitas de té utilizadas

Para los que acostumbren a tomar té a diario, tenemos una gran oportunidad para aprovechar los nutrientes que casi siempre acaban en la basura.

Para utilizarlas, tan sólo tenemos que romper las bolsitas y espolvorearlas sobre el sustrato. Una bolsita de té por maceta cada 15 días ayudará a fortalecer las raíces de la planta y a mejorar el crecimiento de la orquídea.

4: compost de residuos de cocina

Cualquier residuo vegetal de cocina puede ser aprovechado para nutrir a las plantas, pues algunos contienen un fuente nutritiva de nitrógeno, fósforo, potasio y micronutrientes.

Entre los productos que puedes utilizar se encuentran los posos de café y cáscaras de frutas y verduras. 

En especial, la cáscara de plátano puede utilizarse, una vez compostadapara aportar grandes cantidades de potasio que exigen este género de plantas.

5: NPK líquido

Los nutrientes químicos aportados, siendo los más cómodos aquellos que van en forma líquida, deben aplicarse con moderación (pequeñas cantidades).

Esto es debido a que las orquídeas son plantas sensibles a la salinidad, por lo que no debemos pasarnos con la cantidad aportada.

Por tanto, muchos de estos fertilizantes comerciales para orquídeas tienen extractos vegetales o materia orgánica que alivian el estrés salino de la planta.

También dispones de sustratos para orquídeas especialmente diseñados para los trasplantes y las primeras etapas de crecimiento

Aquí podréis disfrutar de algunos consejos en este vídeo para vuestras plantas:

claves en el abonado del olivar

Cómo realizar el abonado del olivar

Históricamente siempre se ha tratado el olivar como un cultivo que prácticamente no necesita fertilización. De hecho sigue estando en la creencia del público general, pero no en la de los agricultores profesionales. Es por eso que este artículo lo dedicamos al abonado del olivar en toda su esencia.

El olivoresponde muy bien a la fertilización en cuanto al calibre de los frutos, peso específico y rendimiento graso.

Incluso hay zonas, particularmente la de Jaén, donde se busca con la fertilización y el abonado del olivar dar un gradiente más en cuanto a calidad organoléptica, potenciando polifenoles y sustancias que son positivas para nuestra salud. Continue reading…

abonado de la patata y recomendaciones

Cómo hacer un plan de abonado de la patata

Nuestras recomendaciones en el abonado de la patata.

A la patata le sienta muy bien la aplicación continua de fertilizantes. Tanto que aumenta su producción vertiginosamente. Sin embargo, hay que controlar que productos y de qué naturaleza aplicamos según la fase fenológica en la que se encuentre la patata. A la hora de realizar un abonado para patata, es importante controlar cantidad y fuente de la materia prima. Todo esto os lo vamos a contar en este artículo. Continue reading…

maduración cítricos

Función de los nutrientes en los cítricos

Los nutrientes han de repartirse de manera adecuada en todas las fases de los cítricos, de forma que en algunas etapas predomina el uso del nitrógeno frente al potasio y viceversa.

En este artículo te damos a conocer la importancia de cada nutriente, incluido los micronutrientes, según la fase fenológica en la que se encuentren los cítricos.

Además, te damos algunas recomendaciones sobre mezclas fertilizantes y relación entre nutrientes más apropiados según la etapa en la que te encuentres.

Para distinguir todas las fases de los cítricos, establecemos la siguiente distincion:

  • Fase vegetativa: crecimiento de tallos y frutos
  •  Fase de floración: aparición de yemas florales, flores y frutos cuajados.
  • Fase de engorde: cítricos con frutos en fase de engorde, aún de color verde y sin envero.
  • Fase de maduración: frutos de color naranja y con tamaño final.

Función de los nutrientes en la fase de floración

fase de floración cítricos

En esta fase de los cítricos, destaca por un incremento del nivel de azúcares en savia en detrimento de la concentración de nitrógeno.

Se da importancia al contenido en fósforo y otros micronutrientes para garantizar una floración y posterior cuajado adecuado.

  • Nitrógeno – impulsa el rendimiento y la productividad del árbol
  • Fósforo – mantiene la productividad a largo plazo
  • Potasio – establece un buen crecimiento inicial
  • Calcio – mejora el desarrollo foliar y cuajado del fruto

Abonado recomendado desde la brotación hasta la floración

Fórmula o equilibrio 7-3-4 (4.8Ca-1.6Mg) aplicado a 1 litro/m3 de agua

Equivalente a una concentración:

  • NO3-: 5.5 meq/L
  • NH4+: 0,5 meq/L
  • H2PO4-: 0.5 meq/L
  • K+: 1 meq/L
  • Ca2+: 2 meq/L
  • Mg2+: 1 meq/L

Otras fórmulas habituales:

Fase vegetativa hasta floración:

  • NPK 10-4-4
  • NPK 12-4-6
  • NPK 12-6-6
  • NPK 10-2-6

Aportado a una dosis de 400-800 L/ha durante los meses de crecimiento vegetativo (3 meses).

Función de los nutrientes en la fase de cuajado de frutos y engorde inicial

engorde cítricos

En la fase de engorde de frutos en los cítricos, el potasio comienza a coger el protagonismo en el plan de fertirrigación.

Es importante reducir el aporte de nitrógeno pero mantenerlo a un nivel que permita y facilite el engorde de los frutos, pero no retrase la maduración.

  • Nitrógeno – mantener un buen crecimiento foliar, floración y un buen cuajado
  • Potasio y Magnesio – mantener un fuerte crecimiento
  • Calcio – da buena productividad de frutos y mejora la calidad
  • Azufre – mejora el cuajado del fruto y su retención
  • ZincManganeso y Hierro – mantener el rendimiento y su calidad (Mn y Zn deben de aplicarse en cada brote vegetativo)
  • Boro – minimiza la caída del fruto, previene deformidades en el fruto y problemas de almacenaje por descomposición de la corteza.

Abonado recomendado desde la fructificación hasta la recolección

Fórmula o equilibrio 5-2,5-5.5 (4.5 Ca-1.6 Mg) apliacado a 1 L/m3 de agua de riego

Concentración de nutrientes aportados a dicha dosis (meq/L):

  • NO3-: 4 meq/L
  • NH4+: 0,5 meq/L
  • H2PO4-: 0.5 meq/L
  • K+: 1,5 meq/L
  • Ca2+: 2 meq/L
  • Mg2+: 1 meq/L

Otras fórmulas habituales:

Desde la fase de desarrollo de fruto hasta recolección:

  • NPK 5-2-8
  • NPK 6-1.5-8
  • NPK 4-2-8 (2.5Ca-0.5Mg)
  • NPK 7-3.5-7

Aplicado entre 600-1200 L/ha en las fases desarrollo de fruto (2 meses)

Función de los nutrientes en la fase de engorde y maduración

maduración cítricos

En esta fase predomina la alta concentración de potasio para facilitar un buen llenado, la maduración homogénea de los frutos y la acumulación de azúcares que dan el punto perfecto de acidez al fruto.

  • Nitrógeno – mantener los rendimientos y mejorar el grosor de la corteza y la acidez del fruto
  • Potasio – maximiza el llenado del fruto y su tamaño, calidad de la corteza y contenido de vitamina C. También reduce granulación y rajado de los frutos
  • Calcio – impulsa el crecimiento foliar y el vigor del árbol, reduce desórdenes de la corteza como rajado y colapso del albedo. Mejora la textura de la piel y reduce rajados en la corteza.
  • Magnesio – mantener el llenado de frutos, su tamaño y condición.
  • Zinc – mantener la calidad del fruto
  • Molíbdeno – mejorar el contenido de jugo, la calidad y promueve una corteza más gruesa
  • Cobre – previene la fragilidad de los frutos (corking)
  • Manganeso y Boro – mantener el rendimiento de los frutos y para el caso del boro, permitir un movimiento adecuado de azúcares a los frutos.

Otras fórmulas habituales:

Desde la fase de desarrollo de fruto hasta recolección:

  • NPK 4-2-9
  • NPK 3-3-9
  • NPK 4-2-8.5 (3Ca)
  • NPK 6-3-9

Aplicado entre 1000-2000 L/ha en las fases de engorde y maduración (4 meses)

Función de los nutrientes en post-cosecha de cítricos

  • Nitrógeno – estimula un brote activo de follaje
  • Fósforo y Potasio – mantener la productividad a largo plazo del árbol
  • Calcio – mantener la sanidad radicular del árbol y su productividad, y estimular brotes foliares
  • HierroManganeso y Zinc – cuando sea necesario para estimular brotes foliares post cosecha
clorosis férrica y quelatos de hierro

Rendimiento por hectárea de los cultivos

En este artículo os vamos a mostrar cuál es el rendimiento por hectárea de los cultivos, medidos en kg/ha. Así podréis comparar la media de vuestra parcela o zona en base a una futura mejora de vuestra producción.

Rendimiento por hectárea de hortalizas

CULTIVO SECANO (kg/ha) AIRE LIBRE (kg/Ha) PROTEGIDO (kg/ha)
DE HOJA O TALLO
   Col–repollo de hojas lisas
   Col–repollo de hojas rizadas o de Milán
   Col de Bruselas
   Otras coles
 COL TOTAL 35.126 33.780 15.818
 BERZA 27.679 22.124
 ESPÁRRAGO 3.455 5.266 6.557
 APIO 54.043
   Lechuga romana
   Lechuga acogollada
 LECHUGA TOTAL 13.118 26.095 27.403
 ESCAROLA 16.667 26.773 36.059
 ESPINACA 11.207 17.410 7.039
 ACELGA 16.294 25.482 30.022
 CARDO 10.233 34.763
 GRELO 11.781 11.930
 CANÓNIGO 8.088 6.609
 RÚCULA 15.725 10.132
 ACHICORIA VERDE 19.756 28.000
 ENDIVIA 4.000 24.209
 PEREJIL 5.000 48.549 58.762
BORRAJA 4.500 17.406

 

CULTIVO SECANO (kg/ha) AIRE LIBRE (kg/Ha) PROTEGIDO (kg/ha)
DE FRUTO: 22.181 56.083 61.355
 SANDÍA
   Melón de piel lisa
   Melón tendral
   Melón cantalupo
   Otros melones 8.803 31.666 39.403
 MELÓN TOTAL 16.925 31.497 47.152
 CALABAZA 12.070 37.897 56.551
 CALABACÍN 10.917 28.470 91.182
 PEPINO 11.098
 PEPINILLO 8.000 33.770 75.389
 BERENJENA
   Tomate, recolección 1–I a 31–V
   Tomate, recolección 1–VI a 30–IX
   Tomate, recolección 1–X a 31–XII 25.176 75.242 102.289
 TOMATE TOTAL 8.380 34.613 74.591
 PIMIENTO 4.718 19.772 36.283
 GUINDILLA 18.992
 MAIZ DULCE 10.713 17.761 56.199
 FRESA Y FRESÓN 22.181 56.083 61.355

 

CULTIVO SECANO (kg/ha) AIRE LIBRE (kg/Ha) PROTEGIDO (kg/ha)
DE FLOR:
 ALCACHOFA 5.311 14.080 20.000
 BROCOLI 15.000 17.392 15.000
 COLIFLOR 17.906 23.103 35.000

Rendimiento por hectárea de hortalizas

CULTIVO SECANO (kg/ha) AIRE LIBRE (kg/Ha) PROTEGIDO (kg/ha)
RAICES Y BULBOS:
 AJO 2.508 9.492
   Cebolla babosa
   Cebolla medio grano o Liria
   Cebolla grano o valenciana
   Otras cebollas
 CEBOLLA TOTAL 13.192 56.816 32.857
 CEBOLLETA 10.596 25.258 12.500
 PUERRO 12.288 31.709 12.500
 REMOLACHA DE MESA 41.633 51.693
 ZANAHORIA 17.971 60.832 75.000
 RÁBANO 17.026 28.700
 NABO 12.613 24.396

 

CULTIVO SECANO (kg/ha) AIRE LIBRE (kg/Ha) PROTEGIDO (kg/ha)
LEGUMINOSAS:
 JUDÍAS VERDES 8.046 18.657 21.098
 GUISANTES VERDES 3.861 7.472 12.610
 HABAS VERDES 3.899 9.795 9.000

 

CULTIVO SECANO (kg/ha) AIRE LIBRE (kg/Ha) PROTEGIDO (kg/ha)
HORTALIZAS VARIAS: 2.739
 CHAMPIÑÓN (1) 1.678
 SETAS (1) 8.732 19.844 44.937
 OTRAS HORTALIZAS 2.739