Los problemas actuales de la eutrofización

Home » Sostenibilidad » Los problemas actuales de la eutrofización

La eutrofización es uno de los resultados más notables de la actividad humana en los ecosistemas acuáticos, y sean por causas directas o colaterales, producen daños moderados a mediano plazo en el ecosistema marino.

La abundante cantidad de nitrato y fosfatos presentes en los desperdicios de muchos de los procesos de manufactura humana terminan en lagos y ríos.

Y aunque con el pasar del tiempo las tareas de optimización, reducción y reutilización en los procesos se hayan implementado en las industrias, estas no paran de favorecer con la excesiva nutrición del ecosistema acuático. 

¿Qué es eutrofización?

Explicado de manera simple, la eutrofización es una condición de desnutrición de un ambiente marino, esto como producto de la alta presencia de nitrógeno y potasio que fomenta la producción de biomasa en las aguas.

Esto, como consecuencia, altera el proceso de fotosíntesis en las profundidades debido a gruesas capas de cianobacterias.

Ante un ambiente marino sobre nutrido, se hace presente una escasa diversidad de biomasa, y debido a esto se presentan indicadores de contaminación como pueden ser el mal olor, algas, alta toxicidad en el agua y formación de flora unicelular en la superficie.

Este proceso se hace visible en ríos, costas, lagos y quebradas, básicamente en cualquier ecosistema marino que pueda ser expuesto a altos niveles de nitrógeno, y este suele encontrarse ante la presencia de casi cualquier desperdicio en su estado natural.

Eutrofización mar menor
Eutrofización del Mar Menor (Región de Murcia) empeorada por la DANA.

¿Cuál es la causa de la eutrofización?

La presencia de gran cantidad de nitrato, por lo general, se debe al contacto que pueden tener algunas sustancias químicas utilizadas para fertilizar suelos, básicamente la bien conocida contaminación agropecuaria. Entre estos también se incluyen acuíferos con fertilizantes inorgánicos industriales.

Otra de las causas de una alta presencia de nitrato se debe a los excrementos. Y animales como ganado, aves y peces también pueden aportar con la producción de amonio, magnesio, potasio y fósforo, que producen el mismo efecto en la biomasa del agua.

  • La reducción del espejo de agua producto de otros desechos orgánicos, como la madera, crea condiciones ideales para que la flora se prolifere y sirva como acelerador en el proceso de reducción en la diversidad de la biomasa.
  • La contaminación atmosférica también se atribuye un pequeño porcentaje en el proceso de eutrofización al tomar los óxidos del nitrógeno y el azufre para crear sales solubles al momento que descienden y tocan el suelo. Esta puede viajar grandes distancias por acuíferos y ríos contaminándolos.
  • La presencia de fosfato (componente inorgánico) en los productos de limpieza de uso común, sumado a los residuos orgánicos comunes presentes en ciudades, estos al momento de ser vertidos en aguas residuales que desembocan en ríos y mares alteran considerablemente el nivel de nitrato. 

Leer más: Bacillus subtilis en agricultura: una bacteria para combatir enfermedades

¿Cómo afecta la eutrofización?

Creando un ambiente adecuado para el crecimiento abundante de plantas también aumenta el de la putrefacción, esto ocurre ante la presencia de gran cantidad de oxígeno disuelto en materia orgánica, contaminando las aguas.

El nivel de afectación que puede tener la eutrofización es amplio, ya que puede restarle habitabilidad a un lugar y utilidad a las aguas dadas sus condiciones salubres.

Todo esto también perjudica la producción agraria y cualquier otra actividad que haga uso de las aguas a modo de embalse.

En los casos más graves, la navegabilidad, así como la actividad piscícola, se verán imposibles dadas las condiciones en las cuales se encuentre el agua.

Sobra decir que el consumo de aguas en este estado también puede comprometer la salud de la fauna en la periferia.

Cualquier tarea de depuración del ecosistema marino en un avanzado estado de eutrofización podría llevar meses y representar una significativa inversión de recursos.

Por esta razón, la prevención se hace una prioridad y las exigencias en cuanto a la no inclusión de compuestos contaminantes (como fosfato) en productos de uso común han tenido que aplicarse como medida principal.

Eutrofización del agua

¿Cómo podemos evitar este problema?

El proceso de eutrofización natural puede llegar a ser devastador, y es sabido que buena parte se debe a la actividad humana.

Desgraciadamente no ha sido sino hasta estas últimas décadas que medidas preventivas y correctivas han sido implementarlas para reducir la cantidad de nitrato arrastrada por las aguas procedentes de actividades agrícolas.

A saber, gracias al desarrollo de nuevas tecnologías y estudios más invasivos, ha sido posible desarrollar todo tipo de alternativas para reducir y la cantidad de sustancias en los productos de uso común. Entre las estrategias de prevención más significativas se encuentran:

  • La introducción de sistemas prefabricados a base de fibras vegetales (tales como paja y esparto), actúan como filtros en las corrientes de agua reteniendo un gran porcentaje de nitrato y desechos sólidos arrastrados. Este mecanismo es muy adecuado en ambientes con climas semiáridos, en donde la pérdida de suelo fértil puede llegar a ser mayor por cualquier proceso erosivo.
  • El desarrollo de bacterias desnitrificantes asociables a las raíces de las plantas, este proceso aunque invasivo, logra reducir considerablemente el efecto de la erosión.
  • Este recurso también se aplica en sistemas de filtrado prefabricado a modo de reducir aún más la cantidad de nitratos que quedan retenidos.
  • Aunque el uso de fertilizantes nitrogenados haya ido en aumento, ha sido posible encontrar compuestos optimizados para que no puedan esparcirse a zonas en donde puedan ser arrastrados a ríos y mares.

Esto como medida preventiva en la actividad agrícola, que es la más incidente en el problema.

Leer más: Micorrizas: su importancia en agricultura

Las estaciones depuradoras de aguas residuales

Las EDAR constan de mecanismos químicos y orgánicos (bacterias) que asimilan los nutrientes presentes en aguas sobre nutridas, pero este proceso solo actúa sobre el exceso de fósforo.

En el caso de la reducción de nitrato, se aplican diferentes procedimientos que producen bacterias aeróbicas que transforman el nitrato en CO₂, que puede ser arrojado a la atmósfera.

Generalmente, las aguas que son tratadas por medio de una EDAR suelen ser las que se suministran al consumo humano, esta es procesada en cantidades específicas y servida.

Cualquier tratamiento aplicado a lagos y mares en gran escala significaría una gran inversión, y por eso el propósito final de estas estaciones es la de reducir un pequeño porcentaje de la biomasa que finalmente termina en corrientes.

Leer más: 10 plantas en peligro de extinción

Deja un comentario