Agua oxigenada para las plantas: consejos de uso

Usos agua oxigenada

El agua oxigenada para las plantas puede ser una gran aliada para el control de plagas y enfermedades.

La mezcla de agua y oxígeno ofrece una rápida reacción oxidante frente a insectos y hongos y también tiene la propiedad de liberar oxígeno al medio, muy interesante para suelos encharcados de agua.

En este artículo te comentamos cuáles son los principales usos del agua oxigenada o peróxido de hidrógeno (también se puede denominar así) para las plantas y la dosis utilizada.

Beneficios del agua oxigenada para las plantas

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es una solución líquida muy reactiva que tiene una alta capacidad oxidante, como el ozono.

Por ello, se ha utilizado durante años para eliminar restos de materia orgánica en tuberías e instalaciones de riego, así como para eliminar el biofilm (capa protectora o mucílago que producen bacterias para protegerse, insoluble y difícil de eliminar).

Cuando la solución líquida de agua oxigenada entra en contacto con insectos, bacterias, hongos, levaduras, virus y esporas, elimina en pocos minutos los microorganismos y reduce la capa protectora (exoesqueleto) de insectos, haciéndolos más vulnerables.

Por otro lado, en los últimos años se ha utilizado el agua oxigenada como oxigenante. Aumenta el oxígeno disuelto en el sustrato para mejorar la producción de raíces y evitar la conocida como asfixia radicular.

Por otra parte, cuando se descompone en oxígeno y agua, no produce ningún residuo, por lo que se considera inocuo y medioambientalmente sostenible.

Peroxido de hidrogeno

Un resumen de los beneficios del agua oxigenada para las plantas es el siguiente:

  • Limpia tuberías y materiales de riego, eliminando la materia orgánica incrustada y el biofilm.
  • Desinfecta superficies y elimina cualquier tipo de microorganismo.
  • En aplicación foliar, tiene actividad frente a insectos de cuerpo blando (ácaros, pulgones, trips, cochinillas, etc.).
Agua de riego agua oxigenada

Usos del agua oxigenada para las plantas

Agua oxigenada para suelos encharcados de agua

En suelos encharcados de agua posterior a lluvias, es recomendable aplicar una dosis de 200-500 cc/1000 m2 de superficie de agua oxigenada. La concentración habitualmente utilizada de agua oxigenada para las plantas es del 50%.

El equivalente para suelos encharcados según la cantidad de agua es de 4-6 L por 100 m3 de agua de riego.

Conseguiremos reducir la proliferación de hongos que aprovechan la humedad para atacar las plantas y aumentaremos la concentración de oxígeno en el medio.

Para las aplicaciones en fertirrigación, es recomendable aumentar la estabilidad del producto durante el mayor tiempo posible, ya que el principal inconveniente del agua oxigenada es que, en contacto con el agua, es altamente reactivo y sus propiedades se pierden en pocos minutos.

Por eso podemos encontrar mezclas de agua oxigenada con nitrato de plata como estabilizador.

Ante un problema de falta o mejora de oxígeno (encharcamiento, suelo pesado, etc.): 4-6 L/100.000 L de agua de riego, con lo que se obtendrá la oxigenación que la raíz necesita evitando la hipoxia. Junto a este producto se recomienda el uso de las mezclas peracéticas que dispone el fabricante vía foliar. (Inyección con bomba electromagnética o dosificador tipo venturi en la misma disolución nutritiva).

Control de insectos y enfermedades

Por su acción oxidante, podemos utilizar el peróxido de hidrógeno para luchar contra diferentes hongos, insectos de cuerpo blando y bacterias.

La dosis habitual es de 300 ml/hl (100 litros de agua) debiendo realizar la aplicación con cierta velocidad para evitar que el agua oxigenada pierda su efecto.

Realizaremos esta aplicación foliar cada 2 o 3 días hasta eliminar la plaga o enfermedad.

Limpieza de agua embalsada

Para aumentar la concentración de oxígeno, interesante cuando se inicia la proliferación de algas, se utiliza una dosis de 5-7 L por 100 m3 de agua embalsada, para un peróxido de hidrógeno con una concentración del 50% p/p.

Para evitar la proliferación de algas de forma preventiva, habitualmente es empleado diferentes formas de cobre, siendo el más habitual el sulfato de cobre.

Oxigenación de agua de riego en balsas: tratamiento de choque: 5-7 L/100 m3 de agua almacenada.

Leer más: ¿se puede mezclar el cobre y azufre para aplicar foliar?

Tratamiento en continuo del agua de riego

En aguas con mucha concentración de materia orgánica o con el objetivo de mejorar la sanidad vegetal a través del agua de riego, se puede aplicar el peróxido de hidrógeno en continuo.

La dosis para tratamiento en continuo es de 30-60 ppm cuando el agua oxigenada tiene un 50% de concentración. El equivalente en dosis es de 3-6 L por 100 m3 de agua de riego.

Lavado de tuberías de riego

Al inicio de la campaña de riego, cuando hemos tenido las tuberías paradas durante algunas semanas o meses, conviene utilizar alguna solución para eliminar restos de materia orgánica incrustadas en las paredes de la tubería.

El agua oxigenada puede ayudarnos a oxidar y limpiar los laterales porta-goteros o porta-aspersores. Para ello, la dosis de aplicación es la siguiente:

Lavado de las tuberías con 4 litros de agua oxigenada por cada m3 de agua. Aplicaremos agua hasta llenar por completo toda la tubería y que el líquido salga por los goteros o aspersores.

Posteriormente, dejaremos la solución durante 60 minutos en la tubería para que elimine cualquier resto de materia orgánica. A partir de aquí, realizaremos un lavado de enjuage.

1 comentario en “Agua oxigenada para las plantas: consejos de uso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio