Huerto y Jardinería

Tener un huerto nos inspira estar en consonancia con el medio ambiente. Es una de las tareas más antiguas de las que se tiene constancia a lo largo del paso del tiempo. Hoy en día, es utilizado como una herramienta para desestresarnos de la vida urbana que llevamos.

Sin embargo, no todo el mundo tiene la opción de poder tener un pequeño jardín en casa con el que disfrutar de contacto directo (aunque sea a pequeña escala) con la naturaleza.

Para los afortunados, el mantenimiento del huerto y el jardín lleva una serie de tareas de obligado cumplimiento. Hablamos de realizar la poda de las plantas para redirigir su crecimiento, fertilizarlas, regar, cuidar el suelo y tratar plagas y enfermedades, entre otros.

En esta guía hemos querido reunir los principales trabajos para cada cultivo y en cada situación, los cuales iremos ampliando con el paso del tiempo.

Poda de plantas y árboles

Guía de fertilizantes para la agricultura

Las plantas necesitan cantidades importantes de nutrientes para poder completar su ciclo biológico y ser productivas. Es un mito pensar que una planta puede vivir solo del agua de riego, ya que existen muchísimos nutrientes que no son aportados a través del líquido elemento.

Los fertilizantes líquidos y sólidos, son la forma de poder introducir junto con el agua de riego (las plantas no comen, solo beben), todos los elementos que constituyen sus cimientos para formar proteínas y estructura vegetal.

Podemos clasificar los nutrientes en función de 2 aspectos: macronutrientes y micronutrientes.

  • Macronutrientes primarios: nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K).
  • Macronutrientes secundarios: calcio (Ca), magnesio (Mg), azufre (S)
  • Micronutrientes: hierro (Fe), manganeso (Mn), Zinc (Zn), cobre (Cu), boro (B), cloro (Cl), Molibdeno (Mo)

A partir de aquí y fruto de investigaciones, surgen otros elementos que adquieren importancia en la alimentación de la planta, como el silicio, el cadmio o el cobalto. Sin embargo, las cantidades que se necesitan son muy pequeñas y todavía existen discusiones sobre su papel en la biología vegetal.

A partir de la distinta naturaleza de los fertilizantes, como el nitrato de magnesio, se aplica un plan de abonado adaptado a cada cultivo, zona y producción (kg/ha).

En este apartado, podrás ver cómo preparar un plan de abonado o fertilización para distintos cultivos.

Productos más utilizados en agricultura

Fertilizantes y nutrición para tus plantas

La nutrición de las plantas no siempre se limita a escoger un tipo de fertilizante y a aplicarlo durante todo el periodo de crecimiento.

Las plantas, como los animales, pasan por distintas fases en su vida y, por tanto, la alimentación debe ir en línea con el propósito buscado.

Durante la fase de desarrollo y vida útil de un cultivo, se pueden dividir 3 fases principalmente. En cada una de ellas, se utiliza un equilibrio o abono diferente, dando importancia al nitrógeno, fósforo o potasio en diferentes magnitudes.

Éstas son las 3 principales fases que desarrolla:

  • Desarrollo vegetativo: se da importancia al nitrógeno para construcción celular, donde se desarrollan hojas y tallos. En general, estimular el crecimiento de las partes verdes de la planta.
  • Floración y desarrollo inicial de frutos: el fósforo y micronutrientes como boro y molibdeno adquiren cierta importancia en esta fase, donde la planta empieza a acumular azúcares para destinarlos a sus futuros frutos. Dichos azúares serán los que definan el dulzor o los ºBrix de un fruto.
  • Engorde de fruto y maduración: con un desarrollo pleno de los frutos, la planta aumenta sus necesidades en potasio, que está íntimamente relacionado con los procesos de maduración

También hay que contar que existen productos biológicos para inocular el suelo y mejorar la asimilación de nutrientes por parte de las raíces. Es el caso, por ejemplo, de las micorrizas.

Quelatos de hierro EDDHA

MÁS VENDIDO
Imagen
Compo Abonos de huerto y jardín Quelato de Hierro, 250 g
Valoraciones
Opiniones
-
Cantidad
250 gramos
Precio
MÁS BARATO
Imagen
Abonos - Fertilizante Quelato de Hierro Sobre para 1L - Batlle
Valoraciones
Opiniones
-
Cantidad
Sobre para 1 litro
Precio
CALIDAD/PRECIO
Imagen
Agro Fer EDDHA - Quelato de hierro. 1 Kilo
Valoraciones
Opiniones
-
Cantidad
1 kg
Precio
COMODIDAD
Imagen
Compo Cuidado de Las Plantas de Interior y de terraza Hierro líquido 500 ml
Valoraciones
-
Opiniones
-
Cantidad
1 litro
Precio

Uno de los micronutrientes que más demanda tiene en los cultivos es el hierro. Actualmente se utilizan en forma de quelatos (compuestos que mantienen estable la estructura del hiero) debido a que los suelos actuales reducen la eficacia y vuelven insoluble al hierro).

Entre los quelatos más utilizados y con mayor eficacia se encuentra el quelato EDDHA, con concentraciones en hierro entre 6 y 7% p/p.

Este quelato permite un rango de estabilidad en pH de 3 a 11, por lo que cubre prácticamente todo tipo de suelos, desde aquellos ácidos ricos en aluminio donde hay carencias de calcio, hasta aquellos suelos calizos repletos de calcio y magnesio, donde el hierro se insolubiliza al instante si no tiene una forma de protección.

Este tipo de quelato EDDHA suele ir en polvo, puesto que las formulaciones líquidas tienen una baja concentración, debido a que la solubilidad es bastante baja.

En los cultivos, la clorosis férrica es una de las carencias más comunes en los cultivos, y destaca por el gran impacto visual que muestra, donde las hojas jóvenes se vuelven amarillas, conservando los nervios verdes.

Principales fertilizantes

Plan de abonado de diferentes cultivos