Plan de abonado del maíz

Guía completa del abonado del maíz

El cultivo del maíz tiene semejanzas nutricionales en comparación con otros cereales. Sin embargo, como la producción es mucho mayor, las unidades fertilizantes son mucho mayores para compensar todas las extracciones de nutrientes. Aquí os dejamos una guía completa del abonado del maíz.

Incluimos también algo de vocabulario para que se haga más fácil a los lectores más noveles.

Unidades fertilizantes: medida agronómica adimensional que refleja la cantidad en kg/ha pura de los nutrientes principales. Por ejemplo, si un cultivo necesita 100 UF de nitrógeno, o lo que es lo mismo, 100 kg/ha de nitrógeno, se podrían aplicar con 289,85 kg de nitrato amónico (N 34,5%).

Extracciones de nutrientes en el cultivo del maíz

Las extracciones se refieren a la cantidad de nutrientes a aplicar en función de la productividad de tu cultivo.

Como la producción de maíz no es la misma según la zona, tipo de suelo y variedad que cultives, no sería eficiente aplicar la misma cantidad para todos los condicionantes.

Kg / tonelada de grano producida
N P2O5 K2O
28-30 10-12 23-25

Esto quiere decir que, para una producción media de 12 t/ha, las unidades fertilizantes o kg/ha puro de nutrientes sería la siguiente:

  • Nitrógeno (N): 336-360 kg/ha
  • Fósforo (P2O5): 120-144 kg/ha
  • Potasio (K2O): 276-300 kg/ha

Un porcentaje alto de estas cantidades comentadas se hace en aplicaciones de fondo. Es decir, se aportan y mezclan con el suelo antes de sembrar el maíz.

El resto se completa con aplicaciones en cobertera, generalmente mediante fertirrigación (goteo, pivot, aspersión, etc,).

fases desarrollo abonado del maíz

Aplicaciones de fondo o presiembra en el abonado del maíz

La cantidad a aplicar dependerá del cultivo anterior (los nutrientes que haya podido absorber o dejar en la tierra) y la cantidad de materia orgánica media del suelo. Estos datos los podemos conocer con un simple análisis de suelo.

Ten en cuenta que la materia orgánica en descomposición se va mineralizando, aportando y enriqueciendo el suelo con nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y micronutrientes.

Además, también mejora las características físico-químicas del suelo, mejorando textura, absorción y conservación de humedad, crecimiento microbiológico beneficioso, etc.

La aplicación de presiembra en el abonado de maíz se puede realizar con fertilizantes sólidos (gránulos que se van disolviendo lentamente) o bien con suspensiones líquidas. Ambas soluciones son totalmente recomendadas en el cultivo del maíz.

Aplicaciones de fondo en el maíz con fertilizantes sólidos

Plan de abonado del maíz

Entre la relación de nutrientes más recomendable para el abonado del máiz en presiembra, están las siguientes mezclas:

  • NPK 8-24-12: 500-700 kg/ha
  • NPK 5-10-15: 500-700 kg/ha
  • NPK 12-12-17: 500-700 kg/ha

No conviene aplicar cantidades altas de nitrógeno en el abonado del maíz como fertilizante de fondo, debido a que el desarrollo de raíz en las primeras etapas es bajo y se desperdicia por lixiviación o volatilización mucha cantidad.

Además, no es en las fases de desarrollo iniciales cuando más lo necesita, sino que la mayor tasa de absorción de nitrógeno se produce semanas antes y después de la floración. 

Ten en cuenta que el nitrógeno mineral puede aplicarse en forma de urea, amoniacal o nítrica. Ésta última fase del nitrógeno es la que en mayor cantidad asimilan las plantas. Por contra, no queda retenida en el suelo y se lava fácilmente.

De ahí que la importancia del riego en cuanto a la eficiencia sea vital para dar una gestión óptima a las aplicaciones de nitrógeno.

Aplicaciones de fondo en el maíz con suspensiones líquidas

En el caso de que se utilicen fertilizantes líquidos conocidos como suspensiones, éstos son las mezclas más recomendables para el abonado del maíz:

  • NPK 12-8-16
  • NPK 15-8-15
  • NPK 7-14-21
  • NPK 6-12-18

La dosis a aplicar para todas estas formulaciones es de 800-1200 kg/ha.

De media, ya habríamos enriquecido el suelo con el siguiente aporte en unidades fertilizantes:

  • Nitrógeno (N): 80-100 kg/ha
  • Fósforo (P2O5): 90-110 kg/ha
  • Potasio (K2O): 150-200 kg/ha

Para el caso del fósforo, prácticamente se aplica todo lo necesario en el abonado del maíz desde las primeras etapas de desarrollo. Además de que en ese momento de crecimiento es cuando más lo necesita para constituir un enraizamiento adecuado y fortalecer a la planta.

Aplicaciones de cobertera en la fertilización del maíz

Lo que se busca con estas aplicaciones es completar el plan de abonado del maíz, contando con lo ya aportado en el abonado de fondo o presiembra.

En este tipo de aplicaciones, se le da más importancia al nitrógeno, que es el que en menor cantidad se ha aplicado de fondo.

No nos olvidemos de los efectos positivos que tiene sobre el maíz la aplicación de nutrientes como el calcio, magnesio o micronutrientes. Entre ellos el más importante para la fertilización de este cultivo el zinc. 

La incorporación de estos fertilizantes lo haremos a través de la fertirrigación (pivot, aspersión, riego por goteo, etc.) o mediante riego a pie.

En el caso de que hayamos hecho una buena aplicación de fondo con los fertilizantes recomendados, sólo nos quedaría completar las necesidades de nitrógeno y/o de potasio, según el análisis de suelo que tengamos y que nos aportará información interesante.

Puedes completar estas aplicaciones con mix de micronutrientes, dándole importancia al zinc, manganeso y al hierro. Son los elementos que más demanda el cultivo del maíz, evitando clorosis férrica y carencias de zinc o manganeso

Soluciones nitrogenadas recomendadas para aportaciones en cobertera

  • Urea, solución N32, N20 o NAC 27: 600-800 kg/ha repartidos durante todo el cultivo, al menos un 50% de la cantidad en la fase de floración.

Plan de fertirrigación del maíz 

Aparte, desglosamos las aportaciones por fecha para NPK en el caso de que no se aporte abonado de fondo en el maíz.

Momento de aplicación Fertilizante Cantidad (kg/ha)
10-30 días desde siembra 15-5-8

12-4-6 (3Ca)

12-6-6 (1Mg)

350-450
30 a 60 días desde siembra 8.5-3-6 (0,1B)

14-3-6 (1Mg)

12-6-6

7-3-7

8-3-8 (2Ca)

1000-1200
60 a 90 días desde siembra 6-3-9

7-3-10

6-2-9(2Ca-0,5Mg)

800-1000

Lo ideal es coger una calculadora y sumar todas las aplicaciones para elegir la cantidad (kg/ha) adecuada de cada uno.

Según las aplicaciones con fertilizantes nitrogenados que hagamos, podemos reducir las concentraciones de este elemento en los abonado de cobertera que hagamos.

Leave a Reply