Dosis de glifosato para mochila de 16 litros

Cuando buscamos información en la etiqueta o la página web de la comercializadora del herbicida, nos damos cuenta que en la mayoría de casos aparecen las dosis por hectárea.

¿Qué pasa cuando tenemos queremos aplicar a menores dosis y solo disponemos de una pequeña mochila de tratamiento? En este artículo te contamos cuál es la dosis de glifosato para mochila de 16 litros.

Leer más: abono foliar: tipos y claves para nutrir a nuestras plantas.

Cálculo de la dosis de glifosato para mochila de 16 litros

Las principales mochilas de tratamiento del mercado tienen un volumen de 16 litros. Sin embargo, también vamos a dar algunos consejos para dosificar por litro de agua, por si alguno de nuestros lectores tiene un aplicador de menor tamaño.

Dosis de herbicida glifosato:

  • Malas hierbas de caminos: 5-10 L/ha
  • Herbáceas extensivas: 3-6 L/ha
  • Herbáceas intensivas: 3-6 L/ha
  • Hierbas vivaces: 5-10 L/ha

¿Cómo convertimos a dosis de glifosato para mochila de 16 litros?

Para saber la dosis que falta, el dato principal que necesitamos es conocer cuál es el caldo habitual de herbicida para cubrir una hectárea (10.000 m2) de superficie.

Generalmente, para la mayoría de cultivos, se utiliza una dosis de 400 L/ha de caldo. En algunos casos 300 L y otros 500 litros, dependiendo de la altura de las malas hierbas.

Leer más: desbrozar un suelo: claves y consejos.

Por tanto, el cálculo a realizar es el siguiente.

Dosis glifosatoCálculo matemáticoDosis por mochila 16 litros
3 L/ha(16·3)/400 0,12 L/mochila (120 ml)
6 L/ha(16·6)/400 0,24 L/mochila (240 ml)
Multiplicamos el volumen de nuestra mochila (16 L) por la dosis recomendada de herbicida por hectárea, y dividimos entre el volumen por hectárea recomendado.

Dosis por mochila: [Volumen mochila (L) · Dosis herbicida (L/ha)] / Volumen de caldo (ha)

El cálculo para conocer la dosis de glifosato por mochila de tratamiento es sumamente sencilla. Si todavía queremos simplificar más, especialmente para los que dispongan de una mochila con diferente volumen o directamente un aplicador de menor volumen, la dosis por litro de caldo es la siguiente:

Dosis de glifosato por litro de caldo:

  • Dosis media: (1·5)/400= 12,5 ml/L de agua
  • Dosis alta: (1*10)/400= 25 ml/L de agua

Leer más: descubre el pepinillo del diablo (y su fruto explosivo).

Dosis de glifosato según su formulación

Materia activaNombreMalas hierbas vivacesMalas hierbas anuales
GLIFOSATO 48% p/v. SLROUNDUP ULTIMATE4,5-7,5 L/ha1,5-4,5 L/ha
GLIFOSATO 36% p/v. SL ROUNDUP3-6 L/ha6-10 L/ha
GLIFOSATO 36% p/v. SLTOUCHDOWN 2-5 L/ha5-7,5 L/ha

Boquillas recomendadas para tratamientos herbicidas

La elección de la boquilla adecuada para una mochila pulverizadora, especialmente cuando se trata de aplicar herbicidas como el glifosato, es crucial para garantizar una aplicación eficiente y segura. Las boquillas determinan el patrón de rociado, la uniformidad, la tasa de aplicación y el tamaño de las gotas. Aquí hay algunos tipos de boquillas recomendadas para la aplicación de herbicidas como el glifosato.

Boquillas de abanico plano (Flat-Fan Nozzles): estas boquillas producen un patrón de pulverización uniforme en forma de abanico y son ideales para aplicaciones de herbicidas en bandas o sobre toda la superficie. Son efectivas para la cobertura uniforme del follaje.

Boquillas de cono hueco (Hollow Cone Nozzles): estas boquillas son buenas para aplicaciones donde se requiere una buena penetración en el dosel de la planta. Sin embargo, pueden ser menos adecuadas para herbicidas de contacto como el glifosato, ya que su patrón de pulverización puede ser menos uniforme.

Boquillas de cono lleno (Full Cone Nozzles): producen gotas más grandes y son menos susceptibles a la deriva. Son útiles para aplicaciones localizadas, pero pueden no proporcionar una cobertura tan uniforme como las boquillas de abanico plano.

Boquillas de reducción de deriva (Drift-Reduction Nozzles): estas boquillas están diseñadas para producir gotas más grandes que son menos propensas a ser llevadas por el viento. Son una opción excelente cuando se aplica glifosato cerca de áreas sensibles donde la deriva del herbicida podría ser un problema.

Boquillas ajustables: permiten al usuario ajustar el patrón y el tamaño de la pulverización, ofreciendo versatilidad. Aunque son convenientes, pueden no ser tan precisas en términos de distribución y tamaño de gota como otros tipos especializados.

Es importante recordar que el tamaño de la gota es un factor crucial al aplicar herbicidas. Las gotas demasiado pequeñas pueden derivarse y afectar áreas no deseadas, mientras que las gotas demasiado grandes pueden reducir la cobertura y eficacia del herbicida. El uso de boquillas de reducción de deriva y la aplicación en condiciones meteorológicas adecuadas son esenciales para minimizar la deriva del herbicida.

Productos relacionados

Deja un comentario