Remedios caseros para el agua verde de la piscina

La construcción de piscinas se ha disparado en los últimos años y tanto si son de obra como si no, es necesario que dispongan de un correcto mantenimiento para evitar que el agua se vuelva verde.

¿Sabías que bañarse en el agua verde de una piscina puede ser perjudicial para tu salud?

Por este motivo, es de vital importancia evitar que el agua se vuelva de ese color. Por lo que, hemos elaborado un artículo, en donde te explicaremos los remedios caseros para el agua verde de la piscina que debes utilizar para conseguir los mejores resultados.

Seguramente pienses que mantener el agua transparente es una tarea difícil, pero en realidad no cuesta nada si prestas atención a una serie de detalles. ¿Quieres conocerlos?

Leer más: ¿se puede regar con agua de piscina?

¿A qué se debe el color verde del agua?

Si tu piscina posee agua de color verde, la única explicación es que ha creado algas. Sin embargo, para poder devolver la transparencia original al agua, es necesario saber en que grado de suciedad se encuentra el agua.

De hecho, lo primero que debes probar es si el color verdoso es leve o muy intenso. Ten en cuenta que las algas proliferan con rapidez en las piscinas y contra más intenso sea su color, más difícil será acabar con ellas.

Sin embargo, si tu piscina tiene algas, es porque no has utilizado el suficiente cloro para desinfectar el agua.

En la actualidad existen muchas marcas y variedades de cloro donde escoger, pero la verdad, es que con un cloro de 5 acciones podrás combatir la aparición de algas sin problema.

Leer más: plantas para piscinas: guía completa

¿Cómo eliminar el agua verde de la piscina con remedios caseros?

Este tipo de remedios caseros para el agua verde de la piscina no siempre suelen dar buenos resultados, ya que influye en gran medida el grado de incrustación de algas que posea tu piscina y el valor del pH en el que se encuentra.

A continuación, te dejamos una serie de recomendaciones:

  • Si pretendes reducir el pH del agua y no tienes nada a mano, puedes utilizar vinagre vinagre. La proporción idónea son 10 metros cúbicos por cada litro de vinagre. Esta cantidad te ayudará a reducir el pH en un 0,2.
  • Si quieres aumentar el pH puedes utilizar soda de lavado. Ten en cuenta que, para que el pH suba 0,2 deberás utilizar 5 gramos de soda por metro cúbico.
  • Puedes utilizar vitamina C como sustituta del cloro para que tu agua sea aún más cristalina, pero en ningún caso actuará como alguicida.
Remedios caseros para el agua verde de la piscina

¿Cómo eliminar el agua verde de la piscina con remedios químicos?

Si has probado los remedios caseros para el agua verde de la piscina y no te han dado resultado. Seguramente sea porque ya es demasiado tarde y tu piscina se ha vuelto de color verde por completo. Ahora es hora de limpiarla a fondo con remedios químicos.  

A continuación, te indicamos los pasos que debes realizar para que tu piscina quede impoluta.

  • Limpiar la superficie de la piscina con una red que permita quitar las hojas, las algas y la suciedad de la primera capa del agua. Cuando la tengas limpia, puedes sumergir la red para seguir limpiando las zonas accesibles a ella.
  • Una vez que hayas retirado los elementos más gruesos y consistentes, es hora de utilizar un cepillo con palo, para frotar las zonas de las paredes y el suelo que se han quedado más manchadas por las algas.

Sabrás que están limpios cuando no se vea suciedad y no posean una consistencia babosa. Del mismo modo, para las zonas que posean una mayor incrustación se podrá utilizar un cepillo de cedras de nailon.

En cambio, si tienes una piscina de hormigón sin pintar siempre puedes utilizar un cepillo de cerdas de acero que es mucho más eficaz para limpiar las zonas más adheridas. Aunque no se recomienda utilizarlo en piscinas con gresite o hinchables, porque provoca arañazos y pinchazos.

  • Una vez que hayas retirado la suciedad de las paredes y el suelo, debes utilizar un limpia fondo para succionar toda la suciedad que has soltado.

Durante este proceso, vas a perder una cantidad de agua considerable, pero no importa, porque servirá para renovar parte del agua de tu piscina cuando la llenes por completo.

  • Cuando tengas la suciedad succionada, procede al llenado de la piscina.
  • Cuando tengas el nivel de agua que deseas es el momento de comprobar el pH del agua. Ten en cuenta que los valores óptimos deben oscilar entre los 7 y los 7,4.

Si el pH es excesivo deberás reducirlo con un granulado químico y si es escaso, deberás aumentarlo con granulado plus.

  • A continuación, utiliza cloro de choque según el tipo de suciedad que hayas tenido tal y como indica el fabricante.
  • Realice una limpieza de la arena y ¡listo!
  • Ya puedes bañarte en un agua cristalina.

¿A que ha sido fácil?

Deja un comentario