Estiércol de oveja: por qué es tan valorado en agricultura

En el vasto y diverso mundo de la agricultura sostenible, el estiércol de oveja emerge como un protagonista silencioso, cuyos beneficios para el suelo y las plantas son a menudo subestimados. Este material orgánico, resultado directo de la crianza de ovejas, ha sido utilizado durante siglos como un enmienda natural para enriquecer la tierra. Sin embargo, en la era de la innovación agrícola y el auge de las prácticas sostenibles, el estiércol de oveja está siendo redescubierto y valorado no solo por su eficacia, sino también por su contribución a un ciclo agrícola más ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

La importancia de este recurso orgánico va más allá de su rol tradicional como fertilizante. Su capacidad para mejorar la estructura del suelo, aumentar la retención de humedad y promover la actividad biológica ofrece una solución integral para los retos contemporáneos de la agricultura. A medida que exploramos sus propiedades, dosis recomendadas y métodos de aplicación, es fundamental comprender el contexto en el que el estiércol de oveja se convierte no solo en un componente vital para el crecimiento saludable de las plantas, sino también en un pilar de las estrategias agrícolas que buscan armonizar la productividad con la preservación del entorno natural.

Leer más: estiércol de gallina: dosis y cómo utilizar.

Características principales del estiércol de oveja

El estiércol de oveja, con su proceso de formación único y sus ricas propiedades, se destaca en el mundo de los fertilizantes orgánicos por varias razones significativas. Este producto natural es el resultado de la digestión de ovejas, que se alimentan principalmente de pasto, hierbas y otros materiales vegetales. Gracias a su dieta, el estiércol que producen es excepcionalmente rico en nutrientes y materia orgánica, lo que lo convierte en un excelente recurso para enriquecer el suelo agrícola.

Una de las características distintivas del estiércol de oveja es su alta concentración de nitrógeno, potasio y fósforo, elementos vitales para el crecimiento saludable de las plantas. A diferencia de otros tipos de estiércol, como el de vaca o caballo, el estiércol de oveja tiene una textura más fina y se descompone más lentamente, lo que proporciona una liberación más controlada y sostenida de nutrientes al suelo. Esta característica lo hace particularmente valioso para cultivos que se benefician de una nutrición prolongada a lo largo de su ciclo de crecimiento.

Además, el estiércol de oveja mejora significativamente la estructura del suelo. Al agregar materia orgánica, aumenta la capacidad del suelo para retener agua, lo cual es esencial para la salud de las plantas, especialmente en regiones áridas o durante períodos de sequía. Este tipo de estiércol también promueve la actividad biológica en el suelo, incluyendo el crecimiento de microorganismos beneficiosos que ayudan a descomponer la materia orgánica, liberando aún más nutrientes disponibles para las plantas.

Otra ventaja notable del estiércol de oveja es su bajo contenido de semillas de malas hierbas en comparación con otros estiércoles. Esto se debe a la particularidad del sistema digestivo de las ovejas, que es capaz de destruir más semillas durante el proceso de digestión. Por lo tanto, su uso como fertilizante reduce el riesgo de propagar malas hierbas en las áreas tratadas, una preocupación común con otros tipos de estiércoles.

¿Qué aporta el estiércol de oveja?

Tabla de composición

Aunque la concentración mineral depende mucho del tipo de alimentación de la oveja, unos valores aproximados pueden ser estos. Principalmente el estiércol de oveja destaca por su alto contenido en nitrógeno, un pH que puede ser ligeramente ácido y una alta concentración de materia orgánica y elementos orgánicos.

ParámetroValor
Humedad35-40%
pH6,5-8,0
% Materia Orgánica45-50%
Relación C/N11-14
Carbono Orgánico20-25%
Nitrógeno2,0-3,0%
Fósforo0,2-0,4%
Potasio2,0-2,5%
Calcio3,0-5,0%
Magnesio1,5-2,0%

Dosis de usos y principales cultivos

Por el precio y el proceso de obtención, el estiércol de oveja se utiliza en dosis menores y concentradas en los cultivos. Si habitualmente otras fuentes, como el de vacuno o caballo se utilizan en dosis muy elevadas y repartidas por toda la superficie (aplicaciones de 30.000-40.000 kg/ha), la dosis del estiércol de bóvido suele ser mucho más concentrado y localizado, en dosis 10 veces inferiores.

Una dosis aproximada para diferentes cultivos sería ésta:

CultivoDosis Recomendada
Frutales de hueso y pepita2-3 Kg/árbol
Olivar5-10 Kg/árbol
Cítricos 2-4 Kg/árbol
Viña de Vinificación0,75-1 Kg/cepa
Uva de mesa (parral)2-3 Kg/cepa
Cebada, trigo, avena, arroz300-800 Kg/ha
Maíz800-1.500 Kg/ha
Césped50-100 gr/m2
Hortícolas al aire libre (Localizado)2.000-2.500 Kg/ha

Propiedades diferenciadoras de la oveja

El estiércol de oveja es considerado uno de los mejores estiércoles disponibles en el mercado por varias razones, especialmente para ciertos usos y aplicaciones en la agricultura y jardinería. Aquí hay algunos puntos clave que destacan su valor:

  1. Rico en Nutrientes: como se mencionó anteriormente, el estiércol de oveja es particularmente rico en nutrientes esenciales como nitrógeno, potasio y fósforo, que son cruciales para el crecimiento saludable de las plantas. Su composición nutricional lo hace superior a muchos otros tipos de estiércol en términos de fertilidad y efectividad.
  2. Descomposición Lenta: a diferencia de otros estiércoles que pueden liberar nutrientes demasiado rápido (y potencialmente quemar las plantas) o demasiado lento, el estiércol de oveja se descompone a un ritmo que proporciona una liberación constante de nutrientes, beneficiando las plantas a largo plazo sin el riesgo de sobrefertilización.
  3. Mejora la Estructura del Suelo: el estiércol de oveja no solo alimenta a las plantas, sino que también mejora la estructura del suelo. Aumenta la capacidad del suelo para retener agua y promueve la actividad de microorganismos beneficiosos, lo que puede mejorar la salud general del suelo a lo largo del tiempo.
  4. Bajo en Semillas de Malas Hierbas: gracias al sistema digestivo de las ovejas, su estiércol contiene menos semillas de malas hierbas en comparación con otros estiércoles, como el de caballo o vaca, reduciendo así el riesgo de invasión de malas hierbas en el área aplicada.
  5. Sostenibilidad y Beneficios Ecológicos: el uso de estiércol de oveja como fertilizante orgánico favorece prácticas agrícolas y de jardinería más sostenibles y ecológicas. Contribuye a cerrar el ciclo de nutrientes y reduce la dependencia de fertilizantes químicos, que pueden ser dañinos para el medio ambiente.

Dicho esto, es importante tener en cuenta que «el mejor» estiércol puede variar según las necesidades específicas del suelo, el cultivo y las condiciones ambientales. Mientras que el estiércol de oveja es excelente para muchas aplicaciones, otros tipos de estiércol o enmiendas orgánicas pueden ser más adecuados para situaciones específicas. Por ejemplo, para suelos que necesitan una corrección rápida de nutrientes, otros estiércoles que se descomponen más rápidamente o enmiendas específicas pueden ser preferibles. La elección del estiércol o fertilizante adecuado depende de una evaluación cuidadosa de las condiciones del suelo y las necesidades de las plantas.

Deja un comentario