Cebolla de Figueras: el origen de su buena reputación

La cebolla de Figueras, también conocida como cebolla de Fuentes de Ebro o cebolla dulce de Figueras, tiene su origen en la localidad de Figueras, en la comarca del Alt Empordà, en la provincia de Girona, España. Figueras es una ciudad situada en la región de Cataluña, y es conocida por su tradición agrícola y hortícola.

La cebolla de Figueras se ha cultivado en esta región durante siglos y ha adquirido renombre por su sabor dulce y suave, lo que la diferencia de otras variedades de cebolla. Esta cebolla se adapta especialmente bien a las condiciones climáticas y del suelo de la zona, lo que ha contribuido a su reputación y su popularidad en la gastronomía local y más allá.

A lo largo de los años, los agricultores de Figueras han perfeccionado las técnicas de cultivo y han seleccionado cuidadosamente las semillas para preservar las características únicas de esta cebolla. Hoy en día, la cebolla de Figueras cuenta con una Denominación de Origen Protegida (DOP) que certifica su calidad y autenticidad.

La cebolla de Figueras se ha convertido en un producto emblemático de la región de Figueras y es valorada tanto a nivel nacional como internacional. Su sabor dulce y suave la ha llevado a ser utilizada en la gastronomía de alta cocina, así como en platos tradicionales y recetas locales.

En resumen, la cebolla de Figueras tiene su origen en la localidad de Figueras, en la región de Cataluña, España, donde se ha cultivado y perfeccionado a lo largo de los años para convertirse en una variedad reconocida por su sabor dulce y suave.

Características principales de la cebolla de Figueras

La cebolla de Figueras, también conocida como cebolla de Fuentes de Ebro o cebolla dulce de Figueras, es una variedad de cebolla de origen español que se destaca por sus características únicas. Aquí están algunas de sus principales características:

  1. Sabor dulce: la cebolla de Figueras es conocida por su sabor dulce y suave. Tiene un perfil de sabor más suave y menos picante en comparación con otras variedades de cebolla, lo que la hace ideal para consumir cruda en ensaladas y salsas.
  2. Tamaño y forma: esta cebolla tiene un tamaño medio a grande, con un diámetro que suele oscilar entre 8 y 15 centímetros. Su forma es redondeada o ligeramente achatada en la base, y presenta capas internas firmes y jugosas.
  3. Color: tiene una piel exterior de color marrón claro a dorado. Las capas interiores son de color blanco y ofrecen una textura crujiente y jugosa.
  4. Textura única: es conocida por su textura crujiente y su jugosidad. Sus capas son firmes pero tiernas al mismo tiempo, lo que la hace agradable de comer tanto cruda como cocida.
  5. Versatilidad culinaria: esta variedad de cebolla es muy versátil en la cocina. Se puede utilizar en una amplia variedad de platos, como ensaladas, salsas, guisos, sofritos, asados y más. Debido a su sabor suave, también es ideal para aquellos que prefieren un sabor menos intenso de cebolla.
  6. Conservación: tiene una magnífica capacidad de conservación. Puede mantenerse en condiciones adecuadas durante varios meses, lo que permite disfrutar de su sabor dulce durante un período prolongado.

La cebolla de Figueras es una variedad apreciada por su sabor dulce y su versatilidad en la cocina. Si tienes la oportunidad de probarla, te encontrarás con una cebolla deliciosa y distintiva que puede realzar tus platos con su sabor suave y agradable.

Semillas Batlle Cebolla Col.FIGUERES-AMPURDAN
  • Redonda, achatada , dulce, buena conservación. Buscar las fincas más fértiles y que no sean arcillosas
  • Preparar bien el suelo y con una capa superficial fina (2 cm
  • Forma de cultivo: en semillero hasta que la planta tenga cierto grosor. Después trasplantar a un marco de 40x10 cm
  • Siembra: de Septiembre a Febrero
  • Cosecha: a partir de 150 Días

Guía resumen de su cultivo

Aunque el calendario de plantación de la cebolla es amplio, la cebolla de Figueras históricamente se ha realizado entre diciembre y enero, aunque algunos años, según la climatología, se puede alargar al mes de febrero, en pleno invierno.

Algunos consejos sobre su cultivo:

  • Duración del cultivo: 4-5 meses
  • Marco de plantación: 15 x 40 cm o 15 x 20 cm. 
  • Rango de temperaturas en desarrollo: 10-20 ºC
  • Humedad ambiental: 50-65%
  • Tipo de suelo: suelto y con excelente drenaje
  • Riego: mantener humedad constante y cortar el riego 15 días antes de su recolección.

Artículos relacionados con el cultivo de cebolla

Imagen de portada: Paputx – Trabajo propio

Deja un comentario