Abrótano macho: usos, cultivo y propiedades

La planta abrótano macho siempre ha ido ligada a la medicina tradicional en muchos países occidentales.

Y es que, hoy en día, analizando química sus componentes, da pie a que todavía se emplea para algunos remedios, donde ha trascendido entre muchas personas la utilidad como producto para combatir la calvicie.

En este artículo queremos recorrer toda la historia y la evolución de la planta abrótano macho (Artemisia abrotanum), desde sus características principales, una guía de cultivo y todas las propiedades medicinales asociadas a ella.

Características de la planta abrótano macho

El abrótano macho es una especie originaria de la zona mediterránea de Europa, donde especialmente ha crecido en los países de España e Italia.

En ambos países ha sido bastante utilizada y cultivada por sus usos medicinales, y como es habitual en este tipo de plantas, se le asocian multitud de nombres comunes.

Abrótano, abrótano campestre,  alsuila, bálsamo verde, boja, brótano, escoba mujeriega, éter, hierba del éter, hierba lombriguera, planta lombricera, majo, mamecas, matocas, mesariegas, tomillo de cabezuela, tomillo perruno, toronjil.

Es considerada una planta herbácea, con una altura que puede superar el metro de altura y con un gran parecido a la planta aromática ajenjo.

Produce un gran número de tallos y hojas de aspecto verdoso, velludo y de tamaño pequeño. Sus flores son pequeñas y de color amarillo, empleadas también en la preparación de remedios naturales.

Hojas de abrótano macho

Historia de sus usos medicinales

Al abrótano macho (Artemisia abrotanum) se le han adjudicado multitud de beneficios desde que fue empleada por primera vez por sus aromáticos y medicinales.

Inicialmente era utilizada para ahuyentar insectos, especialmente polillas que buscaban la luz.

A nivel de infusión, aliviaba dolores musculares y relacionados con la ciática, reduciendo síntomas de inflamación y frente a infecciones.

Esta planta fue incluida en el manual de Carlomagno (Capitulare de villis vel curtis imperii) donde se reclamaba a los agricultores el cultivo de ciertas hierbas medicinales para la supervivencia de cada pueblo.

Cuidados y guía de cultivo

Existen pocas referencias en cuanto al cultivo de esta planta, ya que siempre se ha recogido en condiciones asilvestradas y creciendo naturalmente en prados y zonas extensivas.

Climatología

El abrótano macho es propia del clima mediterráneo. Veranos muy cálidos e inviernos suaves, creciendo en zonas de humedad y cerca de costa.

Es una planta resistente a la sequía y tolera bien las bajas temperaturas. Con la llegada de la primavera, la planta empieza la brotación y producción de nuevas hojas y flores.

Dónde crece Artemisia abrotanum

Crece en suelos calizos, con pH alcalino, secos, no necesariamente muy fértiles y con buen drenaje (contenido alto en arenas).

La materia orgánica le favorece, especialmente en la producción de tallos más largos y mayor intensidad de floración.

Riego

Riegos moderados y muy sostenidos en el tiempo. Puede desarrollarse únicamente con la pluviometría.

Las lluvias primaverales y la acumulación de humedad en las raíces favorece la brotación en los primeros meses de esta estación.

Está muy relacionada la acumulación de sus principios activos con el agua de riego disponible.

Recolección de flores

Para su uso como planta medicinal, siempre ha sido importante el periodo de recolección de flores del abrótano macho.

Las flores amarillas de esta planta medicinal son recolectadas justo antes de su marchitez, a finales de verano. En esta fase es donde más principios activos acumula.

Para preparar la planta para la siguiente campaña, a finales de verano se segaba, dejando tallos de máximo 30 cm del suelo, de forma que con la brotación primaveral se reactivaba de nuevo la salida de nuevas flores y brotes.

A partir del 2º o 3 año, podemos realizar una poda más intensa para rejuvenecer la planta y favorecer una mayor producción de flores.

Planta de Artemisia abrotanum

Usos medicinales del abrótano macho

Aunque hoy en día está mucho más tecnificado las recomendaciones de consumo y uso del abrótano macho (Artemisia abrotanum), sus principios activos le permite ofrecer beneficios para diversas dolencias, aunque siempre se recomienda consultar con especialistas.

Partes usadas del abrótano macho: tallos con hojas y flores.

Principios activos

  • Polifenoles: sustancias antioxidantes como ácido clorogénico, ácido caféico y flavonoides.
  • Alcaloides: abrotina, con propiedades químicas semejantes a la quitina.
  • Aceites esenciales: especial concentración en absintol y thuyona.
  • Derivados cumarínicos: umbeliferona, escopoletol e isofraxidina.
  • Propiedades terapéuticas reconocidas
  • Posee efecto antiespasmódico. Aplicado sobre la piel, reduce el dolor muscular causado por contracturas.
  • Tomado en infusión, favorece la eliminación de bilis y actúa como colerético.
  • Tratamiento habitual frente a parásitos intestinales.
  • Actividad antimicrobiana frente a heridas.
  • Tratamiento de dermatitis seborreica y alopecia.

Cómo preparar

Aplicar sobre la piel mediante infusión, tintura o decocción de flores y hojas frescas.

Tomar mediante infusión, a partir de una cucharada de flores por taza.

Precauciones y contraindicaciones

No debe usarse en mujeres embarazadas debido a que contiene principios activos que pueden causar aborto espontáneo.

Posee efectos estrogénicos, por lo que tampoco se recomienda su uso durante el periodo de lactancia.

Champú de abrótano macho

Es bastante usual encontrar diferentes marcas de champú que incluyen el abrótano macho entre sus componentes.

Y es que siempre se ha relacionado su capacidad para reducir la calvicie en base a la actividad antiseborreica.

Su uso frente a la dermatitis en el cuero cabelludo, junto con extractos de lavanda o caléndula son fórmulas interesantes utilizadas habitualmente por expertos en cosmética y fabricantes de geles.

Deja un comentario