Cómo secar una rosa con los materiales más simples

Las flores nos evocan momentos especiales, como aquella cita que no queremos que acabe o el ramo de flores que nos regalaron por nuestros cumpleaños. La duración de las rosas suele ser efímera, no supera una semana en perfecto estado, y rara vez supera las dos semanas sin marchitarse y caerse sus hojas.

En este artículo se va a mostrar cómo secar una rosa de la manera más fácil, y hacer de ellas un recuerdo para toda la vida.

Las rosas secas se pueden utilizar para múltiples funciones, algunos las usan simplemente como decoración, otros guardan un bonito recuerdo del momento en el que se las pudieron regalar y quieren que dure para siempre.

Lo cierto, muchas personas hasta ven un lado funcional en ellas, pueden servir como marcapáginas, enmarcarse, o incluso se pueden secar sus pétalos por separado de manera decorativa y usarse en alguna situación romántica.

Leer más: cuidados y mantenimiento del brezo rosa

Pasos previos para disecar correctamente una rosa:

Para que el resultado final sea el adecuado, hay que tener en cuenta una serie de factores que podrán ser determinantes.

Lo más importante es que hay que esperar a que el botón floral de la rosa, es decir, el conjunto de pétalos que se encuentran en el capullo, se abra completamente.

Para evitar que la parte exterior tenga un tono amarillento o verdoso, un consejo sería eliminar las hojas exteriores con peor aspecto o las dañadas del tallo.

El último consejo, se debe elegir un espacio con poca luz natural para cortar su proceso de vida, no debe haber excesiva humedad, pero sí un poco de ventilación.

Cómo secar una rosa en un libro

¿Cómo disecar una rosa?

Cuando hablamos de cómo secar una rosa, lo que nos viene primero a la mente es aprisionarla con un libro y esperar, pero hay múltiples formas que pueden ser igual o más efectivas que esa.

A continuación, se destacan las más fáciles y efectivas, todas ellas se pueden hacer en casa con objetos que todos tenemos a mano y con la menor dificultad.

Leer más: cómo cultivar rosa canina en el jardín

Cómo secar una rosa con un libro

Como se ha explicado anteriormente, este es el procedimiento más sencillo. Esto se debe a que solo necesitas tener un libro o algo que pese y te sirva de prensa, y mucha mucha paciencia, puesto que la espera será bastante larga.

También venden prensas para disecar flores en casa de forma profesional que agilizan el proceso, pero no vale la pena siendo que cualquiera tiene un libro, ladrillo o baldosa que pese, y el resultado va a ser idéntico.

En el caso de hacerlo con un libro, antes de prensar la rosa hay que elegir un libro viejo que no importe que se mache o sufra daños, la humedad de las flores podría dejar marcas que mancharán sus páginas.

Suele ser mucho más fácil prensarlas usando enciclopedias que ya no usemos o diccionarios.

Con esto listo, tan solo hay que abrir el libro y colocar la rosa entre dos hojas de papel, si es papel especial para prensar mejor, pero no es algo trascendental en el proceso.

Se empiezan a poner las flores naturales dentro del libro, a ser posible lo más en el centro que se pueda para que queden alineadas. Por último, se cierra el libro.

Lo importante en este proceso es que la rosa se quede aplastada por el propio peso, por ello al peso del libro le puedes añadir más peso, puedes colocar otros libros encima o cualquier otra cosa pesada.

En cuanto al tiempo, tendrás que esperar entre un par de semanas y un mes hasta que la rosa esté completamente disecada. Entre tanto puedes ir cambiando el papel para que no acumule excesiva humedad y ralentice el proceso.

Secar las flores manteniendo todo su volumen

Si lo que quieres no es prensarlas sino enmarcarlas o usarlas de marcapáginas, sino que quieres que mantengan su volumen original, esta es la mejor opción.

El proceso el ligeramente más complejo, pero se puede realizar en casa de la siguiente manera.

  1. Ata las rosas que quieras disecar boca abajo con una cuerda, y déjalas suspendidas en el aire con la cabeza hacia abajo.
  2. A continuación, debes colocarlas en un lugar seguro como un tendedero o un estante con una percha.
  3. Después de unas tres semanas, la rosa debería ir perdiendo la humedad y secándose poco a poco.
  4. Una vez que ese haya secado por completo, es el momento de aplicar laca para que quede en esa forma para siempre.
  5. Una vez que les haya echado una considerable cantidad de laca, sigue con ellas en la misma posición durante tres días más.
  6. Repite el paso anterior, en caso de que veas que aún no están vuelve a hacerlo una vez más.

Este, al igual que el anterior método, es totalmente pasivo, el resultado será impecable y con cero esfuerzo.

métodos para secar una rosa

Cómo secar una rosa en el horno

Esta opción puede ser una variante de la anterior, el horno hará que el proceso de secado sea mucho más rápido, sin afectar a su resultado.

Para secar las rosas en el horno hay que utilizar un soporte para colocarlas de manera vertical, puede ser de repostería o cualquiera que tengamos por casa que nos asegure que las rosas no se caerán a mitad de proceso.

Después de colocar de manera vertical todas las rosas, se meten al horno y se mantiene una temperatura baja durante 3h. La temperatura nunca debe exceder los 40 ºC grados puesto que esto podría hacer que se agrietasen y es resultado final fuese un desastre.

Las rosas son muy frágiles y la alta temperatura podría destrozarlas. Cuando haya terminado, hay que esperara a que se enfríen para poder manipularlas, después se recomienda aplicar laca para que no sean tan frágiles.

Todos estos consejos harán que tu rosa sea eterna, podrás guardar un recuerdo de ese momento durante toda tu vida. Y, lo mejor, todos ellos se realizan de manera fácil con materiales que todos tenemos en casa.

Si se sigue al pie de la letrea todos los pasos, el resultado no va a decepcionar a nadie.

Más para leer

Eguzkilore flor

Eguzkilore: un auténtico símbolo en el País Vasco

Por la Península Ibérica han pasado muchas civilizaciones que han dejado huella en la España actual que conocemos. Y en ...
Leer Más
Consejos plantas de interior

5 consejos básicos para cuidar tus plantas de interior

Las plantas de interior son un fantástico recurso de unión con la naturaleza en el hogar donde vivimos, y este ...
Leer Más
Plantas japonesas

9 plantas japonesas para tu casas y jardín

En Japón podemos encontrar una amplia variedad de plantas que se adaptan a la complicada topografía del país nipón y ...
Leer Más
Salix atrocinerea

Salix atrocinerea (sauce cenizo): un arbusto con propiedades terapéuticas

La Península Ibérica integra un gran catálogo de especies adaptadas al clima mediterráneo y continental del país. Si bien muchos ...
Leer Más
Planta rosario

Guía de cultivo de la planta rosario

Se conoce como planta rosario (nombre científico Senecio rowleyanus) y es una especie que en los últimos años ha granado ...
Leer Más
Cactus cola de rata

Cactus cola de rata: guía de cultivo

El cactus cola de rata (Aporocactus flagelliformis) es una especie habitual en jardinería ornamental procedente del suroeste de México y ...
Leer Más
Juniperus horizontalis

Juniperus horizontalis: guía de cultivo y consejos

Las coníferas son un gran recurso en cualquier jardín ornamental que se precie. Aunque siempre pensamos en árboles gigantes de ...
Leer Más
Arbusto Forsythia × intermedia

Forsythia: un espectacular arbusto amarillo

Forsythia es un tipo de arbusto altamente reconocible incluso para la gente inexperta en jardinería. Su valor ornamental caracterizado por ...
Leer Más

Deja un comentario