Iberis sempervirens: una fantástica floración para el jardín mediterráneo

Home » Cultivos » Plantas medicinales y aromáticas » Iberis sempervirens

Lo primero que podemos pensar del género de las crucíferas o Brassicaceae es la coliflor y el brócoli. Sin embargo, esta importante familia alberga un gran número de plantas (más de 3700 especies) entre las que se incluye el género Iberis y su principal representante: Iberis sempervirens.

Un grupo de plantas usadas como ornamental y que también han tenido su apogeo debido a los usos medicinales aplicados antiguamente.

Su capacidad para cultivarse tanto en suelo como en macetas, así como su buena resistencia a todo tipo de climas y, entre ellos, las zonas cálidas del mediterráneo, hacen de este grupo de plantas un importante representante del grupo de plantas ornamentales.

En este artículo queremos enseñarte cuáles son las principales características del género Iberis así como los consejos básicos para poder cultivarla en nuestro jardín como planta ornamental.

Planta Iberis

Características de Iberis 

Iberis sempervirens y todas las especies del género Iberis son un tipo de plantas perennes que conservan el follaje y las hojas durante todo el año (siempreverdes), con un porte de planta hortícola o arbusto pequeño y, de media, 30 cm de altura.

Su uso ornamental ha ganado adeptos debido a que produce un gran número de flores de pequeño tamaño y color blanco, que nacen agrupadas en pequeños racimos.

Esta especie empieza a emitir los primeros botones florales cuando se alejan las temperatura bajas y da comienzo la primavera, produciendo continuamente estas inflorescencias durante todo el verano. 

Plantas del género Iberis

  • Iberis amara
  • Iberis gibraltarica
  • Iberis odorata L.
  • Iberis pectinata
  • Iberis pruitii
  • Iberis sempervirens
  • Iberis tenoreana
  • Iberis umbellata

Una de las más conocidas dentro del género es Iberis sempervirens, a la que muchos conocen como Cestillo de plata o Carraspique.

Esta planta ha sido valorada históricamente por sus propiedades medicinales, aunque dada su impresionante floración, también se cultiva usualmente como planta ornamental.

Jardín de Iberis sempervirens

Principales cuidados

¿Dónde plantas Iberis o Carraspique?

Puedes cultivarla tanto en macetas como directamente en el suelo de tu jardín. El emplazamiento ideal será aquel con buena iluminación, incluso con Sol directo, ya que es considerada una planta resistente.

Temperaturas

Iberis sempervirens es muy resistente a altas temperaturas y Sol directo, pero sucede todo lo contrario con el frío y las bajas temperaturas. Por ello, conviene protegerla y evitar su cultivo en zonas con tendencia a heladas, especialmente cuando emite las primeras flores.

Características del suelo

Si decides cultivarla en el suelo, debes asegurar un buen drenaje. Los suelos arenosos están indicados para su cultivo, aunque la mezcla de materia orgánica en suelos pesados (arcillosos), también beneficia al desarrollo de sus raíces.

Cultivado en maceta, cualquier sustrato universal es recomendable para su cultivo, aunque puedes mezclarlo con tierra de jardín, arena o incluso fibra de coco.

Necesidades de agua

La mayoría de las especies de clima mediterráneo soportan estoicamente las altas temperaturas y la baja disponibilidad de agua. Es el caso de Iberis sempervirens, la cual está considerada una especie tolerante al estrés hídrico o falta de agua.

Por tanto, esta especie y todas sus «hermanas» son perfectas para un jardín xerófito, de bajas necesidades de agua o, como se conoce, jardín mediterráneo.

En invierno, se puede regar 1 vez por semana. En suelo, colocaremos un gotero de 4 L/h y regaremos entre 30 min y 1 hora.

En verano, necesitará alrededor de 3 riegos por semana, con un gotero de 4 L/h y un tiempo de 1 a 2 horas por riego.

Fertilización y abonado

Esta planta aprovecha muy bien los recursos del suelo y suele requerir muy poco abonado. Los primeros años de vida, es suficiente con aportar, alrededor del tallo, un abono complejo NPK con magnesio y micronutriente.

Para especies pequeñas, con aportar 200 gramos alrededor del tallo a inicios de primavera es más que suficiente. Un Iberis más desarrollado, podrá necesitar reaplicar a mitad de verano la misma cantidad de abono.

Fertilizante recomendado

Rebajas
Compo Novatec Abono Azul Universal, 10 kg, 1418508011
  • Abono complejo NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre, microelementeos, inhibidor de la nitrificación; adecuado para todo tipo de plantas ornamentales, arbustos, plantas verdes, rosales, cítricos
  • Tecnología profesional con el inhibidor de la nitrificación (DMPP) asegurando la estabilidad del nitrógeno en el suelo, garantiza el óptimo aprovechamiento de nurientes en las plantas y una floración más abundante; hasta 8 semanas de abono disponible
  • Fórmula optimizada, con menos fósforo; respetuosa con el medio ambiente
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta de COMPO; estrictos controles de calidad por parte de laboratorios e institutos independientes; las óptimas condiciones para el crecimiento saludable de las plantas
  • Contenido: 1 x COMPO Novatec Abono Azul Universal, 10 kg

Con el agua y la humedad de primeras horas de la mañana, el fertilizante irá liberándose poco a poco.

Poda y mantenimiento

En primavera y durante los meses de verano, Iberis produce un buen número de nuevos tallos y hojas, por lo que finalizada la floración, a mediados de otoño, podemos realizar una poda de mantenimiento.

Recortaremos aquellos tallos muy largos, limpiaremos flores secas y eliminaremos ramas cruzadas o partidas. Con ello fomentaremos una nueva salida de brotes y una mayor floración para la primavera siguiente.

Antes de plantación…

Es recomendable aplicar al inicio de cultivo una base de materia orgánica. Con 2 a 3 kg de compost o estiércol bien descompuesto (que no esté caliente) es más que suficiente para mejorar las propiedades del suelo y liberar nutrientes a las primeras raíces en formación.

Cada año, podemos reaplicar con 2 kg de materia orgánica alrededor del tallo principal. Con la lluvia o el riego se irá descomponiendo y liberando sus nutrientes.

Principales problemas

Aun siendo considerada una planta resistente para la zona mediterránea, el principal problema que tiene es el encharcamiento de suelo. Por ello, aquellas zonas pesadas y arcillosas que absorben poca agua puede producir condiciones de falta de oxígeno para las raíces, provocando asfixia radicular y podredumbre de raíz.

Multiplicación de Iberis sempervirens

Un ejemplar adulto adquirido en vivero resulta bastante económico. Además, no tiene problemas de trasplante cuando lo realizamos a inicios de primavera, fuera de las heladas.

Sin embargo, también tienes la opción de obtener una planta nueva mediante reproducción por semillas.

Siembra de Iberis

Para multiplicar nuestro Iberis mediante semillas, tendremos que seguir los siguientes pasos:

  1. Dejar las semillas sobre papel de periódico húmedo en la base y en la parte de arriba durante toda la noche.
  2. Preparar una bandeja de germinación o macetas con sustrato de turba y fibra de coco a partes iguales.
  3. Introducir las semillas a 0,5 cm y humedecer el sustrato con mucho cuidado de no desplazar las semillas.
  4. Situar en un entorno alejado del Sol pero con buena iluminación.
  5. Mantén una humedad constante regando con un pulverizador o regadera todos los días, pero poca cantidad.

Propiedades medicinales de Iberis sempervirens

La planta Iberis siempre se ha relacionado por sus propiedades medicinales. Se le han atribuido beneficios carminativos y digestivos.

La parte más aprovechada eran sus flores y semillas, preparando con ellas una infusión de 30 gramos por cada litro de agua, tomándolo después de comidas pesadas o con sensación de flatulencias.

Fotografía principal: paisajelibre.com

Deja un comentario