Cultivo de Magnolia soulangeana

Cómo cultivar Magnolia soulangeana

Tenemos ante nosotros un fantástico árbol con grandes propiedades ornamentales, especialmente en la época de floración. Se conoce científicamente como Magnolia soulangeana pero tiene nombres comunes más fáciles de recordar como Magnolia tulípera.

En este artículo vamos a conocer las principales características de esta especie del género Magnolia y las condiciones de cultivo para ver las posibilidades de plantarlo en nuestro jardín.

Características de Magnolia soulangeana

Taxonomía

  • Orden: Magnoliales
  • Familia: Magnoliaceae
  • Género: Magnolia
  • Especie: Magnolia × soulangeana

Que en su denominación científica lleva una «x» significa que es un híbrido que proviene del cruzamiento de 2 especies. En concreto, del cruce de Magnolia denudata (Yulan)y Magnolia liliiflora (magnolia lirio).

No es muy alto en cuanto a porte y altura, ya que no suele superar los 5 metros de altura, por lo que está a caballo entre considerarse un árbol y un arbusto. Lo más característico de Magnolia tulípera es, sin lugar a dudas, su floración.

Produce flores de gran tamaño, con colores blanquecinos y rosados y muy olorosas. De hecho, debido a que la floración se produce en épocas tempranas, magnolia tulípera no se adapta bien a climas fríos, ya que pone en compromiso sus flores.

Cómo cultivar Magnolia soulangeana

El cultivo de magnolia tulípera se realiza en el jardín, ya que no suele adaptarse bien al cultivo en maceta. Para ello, la primera labor que tenemos que realizar es buscar el lugar idóneo cuando hemos comprado un plantón que no supera el metro de altura.

Condicionantes de temperatura

Magnolia x soulangeana soporta bien bajas temperaturas durante todo el año, con la excepción de los momentos de salida de botón floral y flores abiertas. Sus hojas son muy carnosas y es difícil que se hielen, por lo que tolera inviernos fríos, momento en el cual se encuentra en reposo.

Necesita un entorno con una humedad superior al 60%, por lo que le viene muy bien no plantarlo en un sitio solitario, alejado de la sombra que otras especies generen.

Lo ideal es colocarlo en una parte del jardín donde tenga buena iluminación y Sol directo durante unas horas al día, por lo que la situación ideal es zona de semi sombra.

Crecimiento de Magnolia soulangeana

Características del suelo

Algo importante a tener en cuenta en cuanto al sustrato de magnolia tulípera es buscar unas condiciones de ligera acidez del suelo. El mantillo de compost vegetal o la turba puede ayudarnos a reducir el pH en el entorno de las raíces.

Si no es el caso, hay que tener en cuenta que podremos tener carencia de micronutrientes, ya que tienen más problemas para ser absorbidos si el pH es superior a 8, concretamente hierro, manganeso y zinc.

Es recomendable mantener una humedad constante en el suelo, conocida como tempero, y el aporte de materia orgánica o alcolchado de hojas alrededor del tronco principal puede ayudarnos a mejorar la conservación de la misma.

Importante volver a mencionar lo del pH, ya que Magnolia soulangeana sufre mucho en condiciones alcalinas o en suelos calizos. Pérdida de vitalidad, hojas con clorosis, falta de floración, etc.

Tenemos varias alternativas para corrergir el pH en el entorno de las raíces de nuestro magnolia, como aportar como fuente de fósforo ácido fosfórico, corregir con ácido nítrico, aportar materia orgánica ácida, etc.

Fertilización de Magnolia soulangeana

En la época de brotación y aparición de yemas, resulta interesante aplicar al riego o inyectado directamente al suelo quelato de hierro EDDHA, con el objetivo de reducir la futura clorosis férrica.

En este mismo periodo, resulta aconsejable aportar fertilizantes granulados, ya que son de liberación lenta en función de la humedad ambiental y la aportada por el riego.

Para Magnolia soulangeana, es recomendable aportar un cóctel NPK 12-8-16, con magnesio, azufre y micronutrientes, a una cantidad de 0,5-1 kg/árbol.

Se recomienda aplicar este fertilizante de 1 a 2 veces por año. A inicios de primavera y a mediados de verano.

Productos recomendados para su mantenimiento

Características del riego

El riego más común para magnolia tulípera suele ser por goteo, ya que consigue un bulbo húmedo homogéneo alrededor del tronco principal.

Las especies jóvenes y recién plantadas necesitarán solo 1 goteo (de 4 L/h suele ser el más común), situado en torno a 10 cm del tronco principal. En verano regaremos de 3 a 4 veces por semana mínimo 1 hora de riego, y en invierno, dependiendo de la pluviometría, de 1 a 2 veces un mínimo de 30 min.

Ten en cuenta que estas recomendaciones son de carácter general y tendrás que ajustar frecuencia y cantidad dependiendo del calor en la época estival, si está situado en zona de sombra o a pleno Sol y la pluviometría de invierno.

Poda y manejo

Magnolia soulangeana no suele podarse, salvo daños mecánicos sufridos en alguna rama u hojas que se encuentre con problemas. En muchas variedades del género Magnolia, previo a la floración, realiza una purga de hojas, por lo que notarás que muchas de ellas se caen al suelo.

Si no observas ninguna mancha o pardeamiento en ellas, es una situación normal y brotarán nuevas más adelante.

Plagas y enfermedades

Dependiendo de las condiciones de humedad ambiental y los riesgos aplicados, un exceso puede provocar la aparición de enfermedades de cuello. Una de las más conocidas y temidas es Phytophthorapresente casi en la mayoría de los cultivos y con dificultad para su eliminación salvo por el uso de fungicidas profesionales.

No excederse con la humedad en el suelo es vital para reducir los ataques de este tipo de hongos y otros que requieren grandes dosis de humedad.

Solabiol - Fungicida/bactericida de cobre 100% orgánico (50% Oxicloruro de Cobre) con acción preventiva y curativa, formato de 500g
  • Fungicida polivalente de cobre; formato 500 g
  • Fungicida/bactericida de acción preventiva y curativa
  • Fungicida y bactericida cúprico preventivo en polvo mojarle
  • Indicado para enfermedades como: mildiu, alternaría, antracnosis, repillo, victoriosas
  • Su formulación otorga buena adherencia y prexistencia sobre la superficie vegetal

Es polvo mojable, por lo que se aplica como preventivo con mochila de tratamiento o pulverizador.

Aunque no es muy común, es posible que nos encontremos unos insectos de aspecto algodonoso en los brotes nuevos. Se conoce como cochinilla y, aunque carece de movimiento, succiona la savia y reduce la vitalidad del árbol.

Si Magnolia soulangeana es aún joven, puedes eliminar la cochinilla de manera manual. Para especies adultas, se puede aplicar jabón potásico o agua con jabón a una dosis de 2 ml/L de agua. Lo que haremos con este producto es ablandar el exoesqueleto y permitir que siga afectando al árbol.

Principales problemas en el cultivo de Magnolia soulangeana

Problemas de Magnolia soulangeana

Hojas de color amarillento y falta de crecimiento

Si las hojas muestran un color amarillo y clorótico, puede deberse a una falta de micronutrientes (hierro, zinc y manganeso entre los principales), o a una falta de nitrógeno. La diferencia entre ambos suele radicar en que si falta nitrógeno, las hojas tienen un tamaño pequeño, con toda la superficie de la hoja amarilla (incluido las nerviaduras).

En cualquier caso, hay que corregir con la aplicación de fertilizantes ricos en nitrógeno y un cóctel de micronutrientes en forma de quelato (para evitar su precipitación en pH alcalinos).

Pierde la floración antes de su apertura

Si Magnolia soulangeana pierde sus flores nos enfrentamos a un problema grave. Puede estar relacionado con una bajada de temperaturas que afecta a la fisiología de la flor, y cae o aborta, o bien por un problema en el sustrato. Generalmente, la caída de flores también está vinculado a un exceso de agua en el suelo.

Procura vigilar la humedad en el entorno radicular en esta etapa tan crítica, siendo mejor etapas de ligera sequía para la mayor calidad de la floración.

Manchas negras u oscuras en los bordes de la hoja

La presencia de un síntoma no siempre se debe atribuir a un solo problema. Por ejemplo, si la hojas de magnolia tulípera tienen los bordes necróticos, puede deberse a una carencia de potasio o a un exceso de sales. Lo primero se soluciona con la aplicación en riego de nitrato potásico (1 gramo por litro de agua) y también en aplicación foliar (misma dosis).

Lo 2º se soluciona con un lavado de sales aportando más agua de la frecuente y vigilando la conductividad de salida.

Manchas negras circulares en la hoja

Las manchas negras o pardas de tipo circular que no se encuentran solo en los bordes sino repartidas homogéneamente por toda la hoja, es un síntoma de posible hongo o bacteria como Cladosporium sp. o Coniothyrium sp. Tendremos que tratar, en aplicación foliar, con soluciones de cobre o aplicaciones en fertirrigación con fungicidas sistémicos de amplio espectro.

Mancha negra o parda que empieza en la punta y se extiende

Cuando observamos que en algunas hojas se empieza a extenderse una mancha negra o de color pardo, de aspecto blando, desde la punta hacia el interior, puede deberse a un hongo vascular conocido como Phytophthora, que antes hemos comentado.

Este hongo vive en condiciones de alta humedad, y se aprovecha de una debilidad inicial de magnolia para subir por el cambium vascular del árbol. La solución es dificultosa, ya que hay que utilizar fungicidas de uso profesional por el riego.

A nivel de prevención, hay que evitar excesos de humedad y encharcamientos.

Leave a Reply