Cómo cultivar oxalis triangularis

Home » Cultivos » Plantas de interior » Oxalis triangularis

Se conoce como Oxalis triangularis, aunque la forma común de denominarla es «planta mariposa». Para entender su nombre no hace falta consultar los anales botánicos, ya que la xuriosa forma y posición de sus hojas nos recuerda al de las mariposas cuando están posadas.

Tenemos ante nosotros una planta que puede cultivarse tanto en el jardín como en macetas, por lo que está adaptada a condiciones de interior y de exterior.

Con unos simples consejos, podremos tener una fantástica ornamental con una profunda coloración violácea en nuestra casa.

En este artículo os vamos a comentar las principales características del cultivo de la planta Oxalis triangularis o planta mariposa.

Características de Oxalis triangularis

Esta curiosa planta pertenece a la familia Oxalidaceae y tiene su origen en el continente americano, en la zona del sur.

Es una especie tropical, por lo que más adelante os descubriremos las condiciones que requiere de su cultivo, aunque ya anticipamos que son de humedad alta y zona de sombra.

Una característica principal y que diferencia a Oxalis triangularis del resto de plantas son sus originales hojas trifoliadas. Ésto, sumado a su intenso color púrpura, hace que se convierta en una espectacular planta de interior con fines ornamentales.

Cómo cuidar oxalis triangularis

Clasificación científica

  • Familia: Oxalidaceae
  • Género: Oxalis
  • Nombre: Oxalis triangularis

Esta planta también es denominada en algunas zonas como falso trébol, y además tiene la particularidad de que sus hojas son comestibles.

De hecho, goza de gran reputación en la gastronomía para realizar combinaciones de colores en ensaladas y platos que acompañan a carnes y pescados.

Cultivada en maceta o jardín, no suele crecer más de 50 cm de altura y lo mismo de ancho. De la base salen unos tallos alargados y de bajo grosor que terminan en una combinación trifoliada de hojas de color púrpura.

Otra curiosidad de O. triangularis es que sus hojas son muy sensibles a distintos niveles de luz. Cuando hay alta iluminación, sus hojas trifoliadas se abren al máximo para cubrir la mayor superficie posible.

En cambio, cuando los niveles lumínicos se reducen, las hojas reducen su tamaño y caen hacia abajo.

La planta Oxalis triangularis se cultiva en parques y jardines de varios países como Bolivia, Brasil, Paraguay o Argentina. En Estados Unidos también podemos encontrarla en los estados situados más al sur, como Louisiana o Florida.

Oxalis tiene mucha importancia dentro de la flora de Brasil

Principales cuidados de la planta mariposa

Climatología

El régimen de temperaturas de Oxalis triangularis es bastante específico, requiriendo temperaturas medias de 20 ºC sin mucha movilidad tanto para calor como para frío.

Es preferible buscar entornos con mayor humedad, ya que por debajo de 60% de humedad relativa constante, los bordes de sus hojas se resecan y pierden el brillo natural.

Por debajo de 10 ºC, el desarrollo y la producción de nuevos tallos se detiene, y lo mismo ocurre con temperaturas superiores a los 35 ºC.

Por tanto, este rango climatológico hace de Oxalis una planta perfecta para zona de interior.

En cuanto a iluminación, un factor muy a tener en cuenta en esta planta, requiere zona de buena luz pero sin Sol directo. Recordamos que es una especie de origen tropical en el continente sudamericano.

En España, salvo en zonas específicas de las Islas Canarias, donde prácticamente todo el año hay un régimen medio de temperaturas y humedad, lo más práctico es cultivarla en macetas.

Características de suelo y sustrato

La planta mariposa requiere un sustrato medio para maceta con buenos niveles de materia orgánica, fértil y buen drenaje.

Cualquiera de los sustratos comerciales garantizan estas condiciones, ya que suelen tener una buena relación entre sustrato, arena y humus.

Riego y fertilización de Oxalis triangularis

Falso trébol oxalis en maceta

O. triangularis produce a lo largo de los meses de primavera y verano un gran número de brotes nuevos y un mayor volumen de hojas.

Por ello, al ser una especie que requiere humedad, necesitaremos mantener con una hidratación estándar el sustrato.

Muchos de los sustratos universales actuales mezclan una parte de arena o perlita para favorecer el drenaje, mejorar la oxigenación del medio y facilitar el desarrollo de las raíces nuevas.

La forma ideal de mantener un sustrato en «tempero», como vulgarmente se conoce a la perfecta humectación del sustrato sin estar encharcado, regaremos 2 veces por semana nuestra maceta.

El cálculo de la dosificación de agua es muy sencillo, ya que aportaremos agua poco a poco hasta que veamos que la parte de abajo de la maceta empieza a gotear, de forma que habremos hidratado por completo el sustrato.

En plena producción de brotes y hojas nuevas, y tras haber reducido la carga de nutrientes del sustrato por lavado, es recomendable aplicar en 1 de cada 4 riegos un fertilizante NPK completo, que incluya algunos micronutrientes.

En tema de fertilización, tienes 2 formas de hacerlo. O bien comprar fertilizantes líquidos para añadir al agua de riego (máximo 1 ml/L para soluciones concentradas), o bien añadir unos 100 gramos de abono granulado y de liberación lenta cada 20 días.

Recomendación de fertilizante granulado: NPK 12-8-16 con microelementos

Ver más información del fertilizante.

También puedes complementar el abonado de Oxalis triangularis con micronutrientes, ácidos húmicos y bioestimulantes cuya información encontrarás en nuestro apartado de fertilizantes.

Multiplicación y desarrollo

Una nueva curiosidad de Oxalis es que necesita reposo invernal pasado el otoño. Su reproducción es mediante bulbos, por lo que con la llegada del frío, sus hojas irán marchitándose lentamente, quedando «vivo» el rizoma.

Este rizoma no tiene que ser regado, por lo que detendremos los riegos y esperaremos su nueva brotación con la llegada del calor primaveral, momento en el cual debemos realizar pequeños riegos para activar su «germinación».

La multiplicación de la planta mariposa se realiza por separación de rizomas. Es decir, antes de su brotación, cuando aun están en estado de latencia, es el momento ideal de separarlos y colocarlos en un nuevo sustrato.

Esta operación se podrá repetir anualmente tantas veces como queramos para obtener nuevas plantas de Oxalis triangularis.

Productos recomendados para su mantenimiento

Deja un comentario