Cómo utilizar el oxicloruro de cobre

Home » Plagas y enfermedades » Cómo utilizar el oxicloruro de cobre

Con las restricciones en el uso de materias activas de fungicidas, crecen en importancia el uso de alternativas viables y eficaces como el oxicloruro de cobre. Aun estando cualquier formulación de cobre también con uso restrictivo a nivel europeo, a nivel preventivo y curativo ofrece muy buenos resultados.

El cobre se utiliza como fungicida para multitud de hongos en desarrollo, y es aplicado tanto cultivos hortícolas, ornamentales y frutales.

El oxicloruro de cobre se ha convertido en una de las fórmulas más utilizadas y me mejor reconocimiento en el sector, tanto por su concentración como por la estabilidad y facilidad de aplicación.

En este artículo os vamos a comentar las principales características de este producto a base de cobre y las dosis utilizadas. Al ser utilizado como fungicida, se considera un fitosanitario y todos los productos deben estar registrados y con unas dosis específicas según la enfermedad a tratar.

Para qué sirve el oxicloruro de cobre en la agricultura?

El principal uso que ofrece el oxicloruro es como fungicida, aunque también está autorizado como bactericida.

Precisamente, para este último caso, el cobre es la única fuente de tratamiento, debido a que en agricultura está prohibido el uso de antibióticos. Su funcionalidad a nivel de bactericida es más limitada, pero también tiene cierta eficacia como única herramienta.

Sin embargo, el oxicloruro de cobre es ampliamente utilizado como fungicida, a nivel preventivo y curativo para todo tipo de enfermedades, con un listado muy amplio de tratamiento y diferentes naturalezas de aplicación (espolvoreo, aplicación foliar de soluciones líquidas, aplicación al suelo, etc.).

Otra ventaja que también ofrece este producto es su viabilidad para ser utilizado en agricultura ecológica. Por tanto, se convierte en una de las pocas fuentes autorizadas para combatir hongos en el sector ecológico.

Como también recordarás, existen otras fuentes de cobre, siendo una fórmula muy conocida también la del caldo bordelés.

Oxicloruro de cobre contra enfermedades

Enfermedades que pueden ser tratadas con el oxicloruro de cobre

El oxicloruro de cobre ofrece una elevada efectividad contra un amplio registro de enfermedades. Una de las ventajas que ofrece es puede actuar siempre con la misma eficacia, independientemente de la cepa, por lo que no ofrece resistencias.

Esto es interesante dado que existen cada vez más cepas resistentes a fungicidas, y los efectos curativos de los productos son cada vez más reducidos. De ahí que se recomiende seguir un manual de buenas prácticas, alternando materias activas y cumpliendo a rajatabla las exigencias de los fabricantes (nº máx de aplicaciones, dosis recomendada, plazo de seguridad, etc.).

Principales enfermedades tratadas con oxicloruro de cobre:

  • Phytophthora
  • Alternaria
  • Antracnosis
  • Bacteriosis
  • Cribado
  • Aguado
  • Abolladura
  • Mildiu
  • Chancro
  • Repilo (olivar)
  • Sarna
  • Abolladura o cribado
  • Monilia
  • Moteado
  • Aguado
  • Fomopsis

No existe una fórmula única de concentración, ya que podemos encontrar distintas opciones y no solo con base de oxicloruro de cobre. También hay registros autorizados donde se combina una materia activa con el cobre.

Por ejemplo, algunas de las fórmulas más utilizadas:

  • Azufre micronizado + cobre
  • Cimoxalino + cobre
  • Folpet + cobre
  • Mancozeb + cobre
  • Metalaxil + cobre
  • Tebuconazol + cobre

La principal función de la todas las formulaciones de cobre (sulfatos, hidróxidos y oxicloruros, entre otros) poseen principalmente acción preventiva, aunque en contacto directo con el hongo, reducen su desarrollo y causan la muerte.

El mayor inconveniente con el cobre metal es conseguir una movilidad alta en el interior de la planta, especialmente para atacar a hongos que se encuentran en el interior de las plantas, o el cambium.

De aquí el famoso concepto de los cobres sistémicos, aplicados en fertirrigación, para conseguir un efecto fungicida en toda la planta.

Concentraciones y dosis del oxicloruro a base de cobre

Actualmente existen casi 30 registros autorizados de uso de oxicloruro de cobre, ya sea como producto único o en mezcla con otras formulaciones. Es por ello que tenemos un amplio abanico de concentraciones en escala ascendente, o incluso mezclados con formas de azufre, para combatir distintos tipos de hongos que también se ven afectados por este elemento (como el oidio).

Por tanto, cada concentración tiene una dosis específica y unos cultivos autorizados, y no todo vale.

Os ponemos todas las formulaciones de este tipo de cobre existentes en la actualidad, con registro europeo.

OXICLORURO DE COBRE 25% (EXPR. EN CU) [WG] P/P

Dosis de aplicación: 0,3% (3 cc/L)

Cultivos y enfermedades: ajo (antracnosis, alternaria, mildiu, bacteriosis), berenjena (mildiu), cebolla (antracnosis, alternaria, mildiu y bacteriosis), chalota (antracnosis, alternaria, mildiu), cucurbitáceas de piel comestible (mildiu), cucurbitáceas de piel no comestible (mildiu), frutales de hueso (abolladura), frutales de pepita (moteado), olivar (repilo, antracnosis, tuberculosis), tomate (bacteriosis, mildiu).

OXICLORURO DE COBRE (Exp. en Cu) 52% [SC] P/V

Dosis de aplicación: 1,5-2,5 L/ha (formulación líquida)

Cultivos y enfermedades: berenjena (Phytophthora) lechuga (mildiu), manzano (chancro, sarna, bacteriosis), melocotonero (abolladura, cribado, bacteriosis, chancro), naranjo (Phytophthora), nectarino (abolladura, cribado, bacteriosis, chancro), olivar (Pseudomonas, repilo), patata (Phytophthora), peral (bacteriosis, chancro, sarna), pomelo (Phytophthora), tomate (Phytophthora).

OXICLORURO DE COBRE 50% (EXPR. EN CU) [WG] P/P

Dosis de aplicación: 1,5-2 kg/ha

Cultivos y enfermedades: alcachofa (mildiu, ascochytosis, alternaria, bacteriosis), almendro (abolladura, bacteriosis, cribado, monilia), avellano (bacteriosis), berenjena (alternaria, antracnosis, bacteriosis, mildiu), brócoli y coliflor (alternaria, mildiu, bacteriosis, antracnosis), cítricos (aguado, bacteriosis), cucurbitáceas (alternaria, mildiu, antracnosis, bacteriosis), fresa (antracnosis), frutales de hueso (abolladura, bacteriosis, cribado, monilia), frutales de pepita (bacteriosis, monilia, moteado), lechugas (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis), nogal (bacteriosis), olivo (tuberculosis, repilo), patata (mildiu, alternaria), pimiento (antracnosis), pistacho (bacteriosis), tomate (bacteriosis, alternaria, antracnosis. mildiu).

OXICLORURO DE COBRE 70% (EXPR. EN CU) [SC] P/V

Dosis de aplicación: 0,1-0,2% (1-2 cc/L)

Cultivos y enfermedades: alcachofa (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis), almendro (cribado), berenjena (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis), cítricos (fomopsis, aguado), cucurbitáceas (mildiu, bacteriosis, alternaria, antracnosis), fresal (antracnosis), frutales de hueso (moteado, lepra, monilia, cribado, bacteriosis), frutales de pepita (moteado, lepra, monilia), frutos secos (monilia, bacteriosis, moteado, lepra), hortalizas de bulbos (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis), brasicas (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis), lechuga (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis), nogal (monilia, bacteriosis, moteado, lepra), olivo (repilo, tuberculosis), patata (mildiu, alternaria), tomate (mildiu, alternaria, antracnosis, bacteriosis).

Cultivos y variedades sensibles al cobre

No todos los cultivos aceptan concentraciones igual de cobre en el interior de la planta a nivel celular. Recordar que este elemento, en volúmenes altos, puede causar fitotoxicidad (cada cultivo tiene su límite), que puede provocar una defoliación intensa.

Cultivos sensibles al cobre: manzanos (especialmente variedades tipo Golden, Starking, Reineta, Jonathan, etc), perales  tipo Blanquilla, Decana, Pasa Crassana, Willians, etc., melocotonero, cerezo (depende de las condiciones climáticas), cucurbitáceas, patata y zanahoria.

Además, se recomienda no realizar aplicaciones cuanto el ambiente está frío y muy húmedo. A su vez tampoco en los momentos de máximo calor en la época estival (temperaturas por encima de los 35 ºC).

Solución de caldo bordelés

Toxicidad del oxicloruro de cobre

Existe un auge en la aplicación de las distintas formas de cobre en prácticamente todos los cultivos. Esto ha provocado que, en la mayoría de las ocasiones, haya niveles elevados en hoja de este elemento metálico.

A su vez, aplicaciones frecuentes en el suelo limitan enormemente el desarrollo de la fauna microbiológica beneficiosa para el mismo, provocando desajustes nutricionales y el efecto rebote de hongos entomopatógenos.

La toxicidad por cobre es cada vez más habitual y es muy fácil de observar, ya que en concentraciones elevadas produce la defoliación intensa de la planta (un movimiento de la planta para eliminar el problema).

Un exceso de cobre en el suelo afecta al desarrollo radicular. La respuesta de la planta es el desarrollo excesivo de raíces superficiales (desarrollo lateral), buscando un entorno en el sustrato libre de este elemento.

El cobre provoca antagonismos con otros metales, especialmente el del hierro y el zinc, aunque también se han dado casos de carencia de molibdeno por alta presencia de cobre (Cu).

Cuanto más ácido sea el medio en el suelo, más respuesta y movilidad tendrá le cobre.

Exceso de cobre en berenjena
Concentración excesiva de cobre ne hoja de berenjena. Fotografía: Homo Agrícola

Descarga de ficha técnica

Ox. de cobre 25%

Ox. de cobre 35%

Ox. de cobre 50%

Ox. de cobre 70%

Recomendaciones de seguridad a la hora de aplicar cobre

Como materia activa que es, tanto el oxicloruro de cobre como otras formas de este elemento tienen unas condiciones especiales de almacenamiento y conservación. Resulta altamente tóxicos para peces, algas y medios de vida acuáticos, por lo que tiene condiciones de transporte ADR.

A la hora de efectuar su aplicación, se recomienda el uso de ropa de trabajo adecuada: mono de manga y pantalón largo en algodón (>300 g/m2) o poliéster (>200 g/m2) y calzado resistente a la humedad.

Hay que consultar cada ficha técnica del producto porque, según que cultivo, existe un plazo de seguridad por el cual no se puede realizar la cosecha del cultivo. A su vez, también existen plazos de reaplicación e incompatibilidades con fungicidas o productos nutricionales.

Productos recomendados

Deja un comentario