Guía para cultivar hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

Hypericum perforatum, conocida como hierba de San Juan, es considerada una planta medicinal fácilmente cultivable en nuestro jardín. Por su aspecto, puede ser interesante su cultivo como planta ornamental, aunque existen diferentes estudios científicos que avalan sus propiedades.

En esta guía queremos comentar las principales características de la planta hierba de San Juan o hipérico, así como las condiciones de cultivo y principales consejos para plantarla en el jardín.

Características de la hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

La hierba de San Juan es una planta herbácea de tipo perenne cuyo origen está establecido en Europa, aunque a día de hoy se pueden ver jardines en América e incluso Australia. Tiene una atractiva floración de color amarillo y no suele sobrepasar los 50 cm altura.

A pesar de sus reconocidas propiedades medicinales, no está tan bien considerada en Estados Unidos ni en Australia, donde está clasificada como una especie invasora.

Taxonomía

  • Orden: Malpighiales
  • Familia: Hypericaceae
  • Género: Hypericum
  • Especie: Hypericum perforatum

Nombres comunes: hipérico, hipericón, corazoncillo o hierba de San Juan.

La hierba de San Juan destaca por su característica floración de color amarillo, cuya floración se inicia en junio (de ahí que se llame hierba de San Juan, festividad del 24 de junio).

Floración hierba de San Juan

Cómo cultivar Hypericum perforatum (hierba de San Juan)

Climatología

La hierba de San Juan es considerada una planta resistente que soporta distintos ambientes de temperatura y zonas climáticas. Se puede cultivar en prácticamente todo el mundo, desarrollándose con más fuerza en los meses de primavera. Tiene buena resistencia al frío, pero no a heladas. Las flores son la parte más sensible a las temperaturas gélidas, pero suelen salir en primavera, alejado de las heladas.

Se puede cultivar a pleno Sol o en zonas de semi sombra, siendo un requisito importante que tenga acceso a la luz.

Soporta distintos ambientes de humedad, con un óptimo de desarrollo comprendido entre 60% y 80%.

Suelo

Esta planta se adapta a todo tipo de suelos que tengan buen drenaje y cantidad media de materia orgánica. Se adapta a un rango de pH entre 5,5 y 8.

Riego

La hierba de San Juan es una planta resistente a sequía, por lo que los riegos se adaptan a la frecuencia de de dejar secar la tierra.  En invierno, suele permanecer sin riego, salvo las precipitaciones.

Riego en primavera y verano: de 2 a 3 veces por semana, de 1 a 2 L/planta

Abonado

Mantener de forma constante los niveles de materia orgánica en el suelo. Aportar de 2 a 3 kg/m2 de superficie cada 2 o 3 años, pudiéndolo utilizar como mulching alrededor de la planta. No se suelen aplicar fertilizantes inorgánicos, salvo en producciones industriales.

Multiplicación por semillas

La forma más sencilla de conseguir plantas totalmente diferenciadas de la madre es mediante semillas. Las podemos adquirir fácilmente en tiendas especializadas o por internet.

Para germinarlas, las plantaremos en interior a finales de invierno, con sustrato universal y garantizando en todo momento riegos para conservar la humedad de forma constante. Suele tardar bastante en germinar, así que hay que tener paciencia y pulverizar al menos 3 veces por semana.

Una vez germine, continuamos dando los mismos riegos y aumentamos la exposición a la luz, pero sin Sol directo. Cuando la planta tenga las primeras hojas verdaderas, podremos realizar el trasplante a maceta o directamente al jardín, si hay buenas temperaturas primaverales.

Recolección de hipérico

La recolección del hipérico se suele realizar en la etapa de plena floración. Se realiza en los días soleados y sin humedad, para aumentar el tiempo de conservación de las partes recolectadas y evitar enfermedades relacionadas con la pudrición.

Dejar regar la última semana para aumentar la concentración de los componentes interesantes, si los vamos a utilizar con fines medicinales.

¿Qué propiedades tiene la hierba de San Juan?

La hierba de San Juan comparte muchas propiedades medicinales con otras plantas del mismo género (Hypericum). La distinción entre unas y otras se basa en distintos porcentajes de aceites esenciales o taninos.

El hipérico ha destacado en la medicina tradicional por tener una composición más homogénea que otras plantas parecidas. Sus beneficios ya eran utilizados en la época romana y griega, y aún hoy en día se siguen utilizando en algunos casos.

Componentes presentes en la planta

  • Aceites esenciales: cariofileno, cineol, pineno.
  • Ácidos: ascórbico (vitamina C), esteárico y palmítico.
  • Hiperforina: efectivo para el tratamiento de problemas depresivos y ansiedad.
  • Hipericina: aumenta los niveles de dopamina, un neurotransmisor.
  • Limoneno: presenta potencial antioxidante, también presente en los cítricos.
  • Quercetina: tiene efecto antioxidante, como el limoneno.
  • Rutina: con actividad antiinflamatoria.

En la flor podemos encontrar distintos flavonoides y taninos, los cuales tienen propiedades antioxidantes de reconocida funcionalidad. Algo a destacar de esta planta es su contenido en hipericina, un derivado medicinal que caracteriza las propiedades del hipérico.

Actividad antiinflamatoria

Debido a la concentración de flavonoides y diferentes terpenos, la hierba de San Juan ha sido investigada por sus propiedades antiinflamatorias. Entre ellos, el componente que más destaca es la hiperforina, que tiene actividad regulatoria del ciclooxigenasa tipo 2 (COX-2) en seres humanos. Esto hace que esté implicada en la reducción de procesos alérgicos y nos ayudaría a combatir ciertas enfermedades relacionadas.

Potencial antimicrobiano

La hiperforina también tiene propiedades antibacterianas, por lo que puede ser interesante su consumo para regular el crecimiento de microorganismos patógenos, como Helicobacter pylori en el tracto digestivo.

En general, se ha visto que ofrece buen actividad antibacteriana en bacterias gram positivas.

Problemas digestivos

Distintos aceites esenciales y terpenos del hipérico pueden utilizarse como refuerzo del sistema inmunitario. Para ello, el consumo recomendado es mediante infusiones. Puede aliviar desórdenes estomacales, reducir diarreas y mejorar el tránsito digestivo.

Cómo utilizar la planta hipérico

Tenemos distintas posibilidades para aprovecharnos de los beneficios de la hierba de San Juan o hipérico.

  • Mediante infusión: extracto de flores de 15 a 30 g/L, tomando de 3 a 4 tazas diarias.
  • Mediante decocción: utilizando una concentración al 5%  y una dosis de 1 a 2 cucharadas de café por cada taza, para posterior aplicación externa (en la piel).
  • Extracto líquido: podemos comprar el concentrado líquido, aplicando de 5 a 10 gotas, 3 veces al día, o bien seguir las recomendaciones del fabricante (ya que depende de la concentración).
  • Jugo fresco de hipérico:  tomar 2 cucharadas de café, de 2 a 3 veces al día, reduciendo la dosificación al 50% en la siguiente semana.
  • Mediante Tintura: 30 gotas, tres veces al día.
  • Aplicado en la piel: cremas y lociones de fabricantes para mejorar la hidratación de la piel.

Hipérico (Hierba de San Juan) Orgánico - 400 mg - 200 comprimidos
  • Hipérico sumidades floridas Orgánico (Hierba de San Juan) 400mg - 200 comprimidos
  • Hypericum perforatum
  • Productos de la agricultura ecológica
  • 1 comprimido por dia con un gran vaso de agua durante las comidas, como parte de una dieta equilibrada
  • 🍃 FORMULA ORGÁNICA

Posibles efectos secundarios

Como cualquier planta medicinal, la presencia de diferentes aceites, flavonoides y terpenos hace que se tenga que controlar la dosis de consumo. Cantidades elevadas pueden causar reacciones alérgicas y reducción en la absorción de minerales como el hierro, debido a la presencia de hipericina.

De forma general, se recomienda una dosis máxima de 600 mg al día, repartido en 2 o 3 tomas de 200 mg.

Los contenidos de naftodiantronas en de la hierba de San Juan podrían causar efectos de fotosensibilidad cuando es consumida. En otros casos también se han dado reacciones alérgicas leves, confusión, falta de sueño o sequedad en la boca.

Más para leer

Jardín francés

¿Cuáles son las características de un jardín francés?

Si estás buscando una forma impactante de añadir un toque de elegancia, formalidad y aspecto clásico al jardín de tu ...
Leer Más
Jardín italiano

Características de un jardín italiano

Ver un auténtico jardín italiano puede ser uno de los mayores placeres para los jardineros con interés para el diseño ...
Leer Más
Plantas de sombra

Plantas que puedes cultivar en zonas de sombra

Buscar plantas que crezcan en plena sombra es un trabajo lleno de desafíos. Los retos comienzan intentando interpretar cuáles son las ...
Leer Más
Uso de ozono para desinfección

Usos del ozono en agricultura

El oxígeno es uno de los mayores oxidantes gratuitos del mercado. Y si todavía lo enriquecemos más químicamente, como es ...
Leer Más
Estufas de leña

Estufas de leña: confort y ecología

Una casa de campo que se precie debe contar con elementos de confort para frío y calor, y uno de ...
Leer Más
Cultivo en maceteros

Consejos para cultivar plantas en maceteros

El uso de maceteros, jardineras y todo tipo de recipientes ha permitido traernos una pequeña parte del jardín a nuestras ...
Leer Más
Desbrozar un suelo

Desbrozar un suelo: claves y consejos

Los autores de esta web somos firmes defensores de mantener una cubierta vegetal mínima en el suelo, ya que ha ...
Leer Más
Guía de poda del naranjo

Guía de poda del naranjo

La poda se constituye como una tarea eficaz para renovar un árbol y conseguir el equilibrio idóneo en la distribución ...
Leer Más

Deja un comentario