Nesidiocoris tenuis: tu aliado frente a plagas

Home » Plagas y enfermedades » Nesidiocoris tenuis: tu aliado frente a plagas

El uso de fauna auxiliar para combatir diversas plagas en los cultivos es cada vez más una opción interesante y ecológica, de nulo impacto medioambiental. Por ello, hemos querido dedicarle esta entrada a uno de los organismos más interesantes frente al desarrollo de mosca blanca, araña y trips en cultivos hortícolas, Nesidiocoris tenuis.

En este artículo te enseñaremos cómo es esta chinche de la familia de los míridos, los consejos de su instalación y claves de manejo integrado contra distintas plagas.

Cómo es Nesidiocoris tenuis

Nesidiocoris tenuis es una chinche perteneciente a la familia de los míridos. A día de hoy, es uno de los principales componentes de la lucha integrada contra plagas en cultivos de la familia Solanaceae, como el pimiento, la berenjena o el tomate.

Este insecto usado en lucha biológica es un depredador generalista que puede actuar contra las siguientes plagas:

  • Araña roja y otros ácaros.
  • Trips
  • Mosca blanca de los invernaderos y mosca blanca del tabaco
  • Pulgones
  • Minadores de hojas
  • Huevos y primeros estadios larvarios de lepidópteros (como Tuta absoluta).

Sin embargo, Nesidiocoris tenuis tiene una desventaja, y es que cuando no encuentra fuentes vivas para depredar, puede alimentarse del cultivo, causando daños característicos. Por ello, es fundamental introducir esta chinche cuando hay suficiente plaga.

Ciclo biológico

La hembra de Nesidiocoris tenuis realiza la puesta de huevos en los brotes tiernos de la planta. Cuando la población de la chinche aumenta, se pueden observar distintos estados en la zona media y baja de la planta, buscando presas para su alimentación.

A partir del huevo, eclosiona el primer estadio ninfal que en próximas mudas se transforma en adulto.

Su ciclo biológico pasa por cinco estadios ninfales. Las ninfas son de color verde y no tienen el anillo de la cabeza ni manchas negra. La duración de su ciclo biológico es de 3 semanas (21 días) cuando la temperatura es estable a a 25 °C. El ciclo, por tanto, se alarga en campaña de otoño-invierno.

nesidiocoris tenuis

Características de identificación

EstadoTamañoCaracterísticas
Larva< 3,5-4 mmMuy parecido al adulto, pero sin alas. En esta especie están bien identificados los segmentos abdominales y el primer artejo de las antenas tiene una banda central negra.
Adulto3,5-4 mmDe color verde claro y con manchas negras. Se distingue por tener el borde posterior de la cabeza negro.

En el muy poco probable caso de que la población del mírido aumentase hasta provocar daños al cultivo por ausencia de presas, se puede dar un tratamiento para regular sus poblaciones. Hay que tener en cuenta la época del año, ya que a partir de octubre, con la llegada del frío, sus poblaciones descienden y no vuelven a aumentar hasta la próxima primavera. La materia activa a escoger dependerá del grado de los daños, aunque la recomendación es aplicar un tratamiento suave a base de aceite de parafina (no se puede utilizar si se ha aplicado azufre días antes), y siempre dejando alrededor de un 10-20% de plantas sin tratar para no erradicar la población y dar la posibilidad al chinche de recuperarse.

Instalación de Nesidiocoris tenuis

Para la correcta instalación del insecto en el cultivo, es necesario un mínimo de temperaturas y un volumen suficiente de presas. En el caso de que la instalación se haga al principio del cultivo y no haya un mínimo de plagas para depredar, se pueden introducir de Ephestia kuehniella.

Nesidiocoris tenuis se compra y comercializa envasado en botes de plástico. Se libera en el cultivo a partir de 30 días desde el trasplante, a una dosis de uso de 10.000-20.000 individuos/ha, correctamente repartido en dos sueltas.

Nesidiocoris tenuisUso preventivoCurativo leveCurativo intenso
Dosis0.5/m²1/m²5/m²
m²/unidad1 000500100
Intervalo (días)7-147-147-14
Frecuencia1-2x1-2x2x
ObservacionesSolo en áreas infectadas

Uso de Nesidiocoris en semillero 

En muchas zonas de España y Holanda, el tomate es el que más problemas tiene de adaptación a la fauna auxiliar, ya que Amblyeius swirskii no se instala correctamente. Por ello, resulta mucho más complicado que en otros cultivos, como el pimiento,  así que es más difícil controlar la mosca blanca.

Todo ello empeora ya que la mosca blanca en tomate es capaz de transmitir el virus de la cuchara (TYLCV). A su vez, existen problemas de control de Tuta absoluta y vasate (Aculops lycopersici), especialmente en agricultura ecológica.

Todo esto hace que no sea del todo óptimo esperar a introducir la plaga 15 días desde el trasplante y su puesta en marcha 10 días después. Empresas como KOPPERT  han experimentado la introducción de Nesidiocoris tenuis desde el semillero, con resultados positivos. 

Consideraciones importantes:

En semillero, el volumen de plagas es muy reducido, algo que puede ocasionar problema para Nesidiocoris tenuis, ya que ante la falta de insectos, puede alimentarse de la planta. esto hace que sea necesario introducir «comida» en forma de huevos esterilizados de EphestiaSitotroga.

Los tratamientos fitosanitarios contra plagas aplicados en semillero deben de ser completamente respetuosos con Nesidiocoris tenuis.

Se debe de planificar la etapa exacta para realizar la suelta de Nesidiocoris tenuis, de forma que se consiga la eclosión de los huevos justo en el momento en el que las ninfas empiezan a alimentarse. 

Las sueltas de Nesidiocoris tenuis en semillero se realizan a dosis más bajas de las estipuladas para una situación normal. Hablamos de 0,25 a 1 individuos por planta, cuando en una situación normal hablamos de 1 a 2 individuos por m2 (10.000-20.000/ha).

Deja un comentario