Ombligo de Venus (Umbilicus rupestris): características y propiedades

No todas las fichas de plantas que analizamos pertenecen a especies de jardín, plantas de interior o para cultivar. En el caso de la conocida como ombligo de Venus (Umbilicus rupestris), hablamos de una especie de crecimiento espontáneo habitual en zonas pedregosas, muros y acantilados de Europa (España, Portugal y Gran Bretaña, entre otros).

Su curioso nombre viene por la disposición de sus hojas, con una geometría esférica, peltada y carnosa, cuyo aspecto es bastante parecido a las hojas de la planta del dinero, pero más circulares.

En España tiene varios nombres comunes, dependiendo de la zona donde crezca. Algunos de ellos son los siguientes: ombligo de Venus, acerón de culebra, ajos de las paredes, campanica de los tejados, oreja de monje.

Conoce la planta ombligo de Venus

Ombligo de Venus es una planta herbácea y suculenta, de aspecto rastrero, con hojas y tallos carnosos, que rara vez supera los 60 cm de altura (lo normal está entre los 10 y 15 cm). A su vez, desarrolla una inflorescencia que cubre todo el tallo principal, donde se desarrollan las flores y posteriormente las semillas.

Por su forma, no tiene ninguna cualidad como planta ornamental ni es cultivada, a pesar de que se han estudiado algunas propiedades medicinales. Su floración se produce a mediados de primavera (abril) y se prolonga hasta la mitad de verano (agosto).

Taxonomía

  • Orden: Saxifragales
  • Familia: Crassulaceae
  • Género: Umbilicus
  • Especie: Umbilicus rupestris

La familia de las crasuláceas, a la que pertenecen muchas especies de hojas carnosas relacionadas con los cactus, suelen estar acostumbradas a desarrollarse en zonas de clima cálido y entornos secos y calurosos.

En esta familia bastante numerosa, encontramos alrededor de 1400 especies, de la cuales una de ellas es la denominada ombligo de Venus.

Umbilicus rupestris aprovecha zonas pedregosas, huecos en la pared y acantilados o bordes para crecer, ya que entre las rocas encuentra unas condiciones apropiadas de humedad para el desarrollo de sus raíces.

Es, por tanto, una especie bastante rústica, con buena propagación mediante semillas y una gran superviviente en entornos difíciles.

Ombligo de Venus creciendo en entornos pedregosos

Ecología

La planta tiene un hábito de crecimiento rústico, no necesitando mucha humedad y fertilidad del suelo para crecer. Aprovecha cualquier recoveco entre piedras para desarrollarse. Soporta un rango climático muy alto, contando que se desarrolla en el amplio abanico climático entre España, Portugal y las zonas frías de Gran Bretaña.

Ombligo de Venus puede resistir heladas de hasta-15 °C, aunque durante cortos periodos de tiempo. Las partes afectadas rebrotan con facilidad cuando mejoran las temperaturas.

En cuanto a enfermedades, puede sufrir las habituales de algunas plantas crasas, especialmente hongos como roya o antracnosis.

Propagación de la planta

Una de las formas más habituales y naturales que tiene la planta es distribución mediante semillas. Ombligo de Venus produce una gran cantidad en primavera y verano, que se diseminan por la acción del viento (anemófila) y obtienen un gran porcentaje de germinación.

Propiedades del ombligo de Venus

Existen algunas referencias en libros donde antiguamente se utilizaban las hojas de ombligo de Venus con propiedades medicinales. Se le atribuía la capacidad de acelerar la cicatrización de heridas. Su jugo, mezclado con agua, también era utilizado para reducir la inflamación estomacal, incluso se habla de usos para romper piedras en el riñón.

Sus hojas se consideran comestibles, con un sabor suave, ligeramente amargo (presencia de algunos taninos).

Algunos usos antiguos son los siguientes:

  • Analgésico
  • Diurético
  • Cicatrizante

No existen muchas referencias medicinales de la planta para curar enfermedades y lesiones, pero sí hay estudios que valoran su potencial nutricional, especialmente el consumo de sus hojas en ensaladas.

Ombligo de Venus en maceta

De los ensayos actuales se han obtenido, a nivel nutricional, las siguientes conclusiones de Umbilicus rupestris.

  • Ombligo de Venus es una fuente de nutrientes y propiedades bioactivas, con presencia de polifenoles (miricetina, O glucurósido y O hexósido), ácidos grasos poliinsaturados (omega-3) y flavonoides.
  • Ombligo de Venus promueve la eliminación de radicales libres y la inhibición de la peroxidación lipídica.
  • Ombligo de Venus inhibió el crecimiento de diferentes bacterias multirresistentes, por lo que es interesante su uso por su acción cicatrizante.
  • No se evidenció citotoxicidad en las concentraciones ensayadas.

Referencias

  • DE Allen y G. Hatfield, Plantas medicinales en la tradición popular , 2004.
  • LEB-CORMO: Portal de Datos de GBIF, www.gbif.net. 28-07-2009. Herbario de la Universidad de León.
  • H. Clare, Running for the Hills , 2006: 104.
  • Composición nutricional y bioactividad de Umbilicus rupestris. Food Chemistry.

Deja un comentario