Agave attenuata: cultivo y cuidados

Los Agaves son una agrupación de plantas de la familia Agavaceae con un gran aprovechamiento tanto a nivel ornamental como para la producción de la famosa bebida alcohólica tequila. De estas más de 300 especies, una muy conocida para cultivar en el jardín o en macetas es la conocida científicamente como Agave attenuata.

Una planta sin espinas, hojas duras, gran resistencia y de fácil cuidado que se puede utilizar como elemento decorativo en el jardín, llegando a crecer por encima del metro de altura.

En este artículo te contamos cuáles son las principales características del agave atenuado (Agave attenuata) y consejos prácticos para cultivarlo en el jardín.

Características de agave atenuado (Agave attenuata)

Los agaves son plantas suculentas acostumbradas a crecer en entornos hostiles, climas muy calurosos y casi sin disponibilidad de agua. Esto le ha llevado a crear defensas frente a agentes agresivos externos y a almacenar agua en sus hojas y tallos eficazmente.

Suele crecer con facilidad en varias partes de Centroamérica, aunque tiene predilección por el país mexicano y, específicamente, Jalisco, desarrollándose a partir de los 1.600-1.800 metros de altitud.

Sin embargo, a pesar de todas sus ventajas, dentro del género Agave no es la más numerosa de encontrar en estado salvaje, habiendo quedado relegada al cultivo ornamental en jardines xerófitos, con baja disponibilidad de agua.

Taxonomía

  • Orden: Asparagales
  • Familia: Agavaceae
  • Género: Agave
  • Especie: Agave attenuata

Nombres comunes: ágave atenuado, ágave del dragón o cuello de cisne.

Floración Agave attenuata

Floración

Uno de los elementos más atractivos de las especies de Agave es la exuberante floración que emiten una vez se inicia el desarrollo generativo. Agave attenuata produce un racimo largo que puede superar varios metros de altura, con tonalidades amarillentas y verdosas.

Ornamentalmente no es muy atractiva, pero la espectacularidad de la floración nace de ver cómo una planta tan pequeña es capaz de producir algo tan grande.

De ahí que siempre se considere que las especies de agaves mueren después de la floración, ya que prácticamente agotan toda su energía, poniendo en jaque su supervivencia. Sin embargo, en el caso de Agave attenuata no es lo habitual si recibe cuidados por nuestra parte, teniendo planta para largo a pesar de emitir una floración de varios metros de altura y que llega incluso a arrastrarse por el suelo.

El nombre de cuello de cisne es concebido dado que el racimo que produce la planta se curva por su propio peso, formando una geometría parecida a la que describe el animal.

Aspecto de las hojas

Lo más atractivo y particular de Agave attenuata para ser cultivada en el jardín es que sus hojas no tienen espinas ni superficies puntiagudas que puedan hacer daño si las rozamos.

Los tallos son lisos, con un color verde apagado y ligeramente curvados, parecidos al de la yuca u otras especies relacionadas. Sin embargo, suele estar tan ramificado que apenas se ve, salvo que podemos las hojas inferiores para aumentar su porte vertical.

En cuanto a las hojas, hablamos de una forma ancha, color verde apagado (tonalidades grises o azules), con gran densidad foliar y aspecto coriáceo. Tienen gran tamaño, superando los 50 cm de longitud o más, hasta los 15 cm de ancho.

Conforme Agave attenuata va ganando altura, las hojas inferiores se van curvando, siendo recomendable si se cultiva en maceta eliminarlas para conseguir un efecto más atractivo de la planta.

Zonas de crecimiento

Como es habitual en las especies de agave, su clima favorito es la calurosa zona mexicana de Jalisco y el este. Suele crecer de forma natural en zonas montañosas pedregosas y laderas, formando pequeños grupos. Sin embargo, cada vez es más raro ver crecer esta especie de forma salvaje.

Cultivo de Agave attenuata

Principales cuidados de Agave attenuata

La especie A. attenuata es elegida por muchos jardineros por su facilidad de cuidados, gran adaptación a clima medio y bajos cuidados. Dado que su crecimiento es lento y es una especie muy longeva, muchos optan por cultivarla en macetas, trasplantándola solo cuando sus raíces escapan por los agujeros inferiores.

Está especialmente adaptada al jardín xerófito o de rocalla, en bordes de paseos o zonas aisladas con buena iluminación.

Climatología y ubicación

El clima ideal para Agave attenuata es una zona cálida, con inviernos suaves y veranos calurosos. Aunque soporta heladas débiles, lo ideal es que no se exponga a temperaturas inferiores a los 0 ºC.

Se cultiva a pleno Sol o zonas de semi sombra, bien aireadas y sin mucha acumulación de humedad ambiental.

En los meses más calurosos, si la tenemos expuesta al Sol directo, sus hojas pueden ver un poco de tonalidad verde y volverse algo más amarillas, pero es un proceso normal que no afecta a la futura brotación de la planta.

Es frecuente ver especies de Agave attenuata en climas costeros y zonas de playa. Tolera la salinidad y se encuentra en un ambiente idóneo para su cultivo. 

Tipo de suelo

Las condiciones de cultivo de Agaves son suelos muy drenantes, tipo arenosos o pedregosos e incluso de fertilidad baja. Uno de los factores más sensibles de esta planta es vivir en un suelo encharcado, ya que tiene bastante facilidad por la pudrición.

Para mejorar su crecimiento, se puede incorporar materia orgánica en el hoyo de plantación, aunque no es un requisito indispensable ya que es una planta bastante austera en cuanto a fertilidad.

Crecen en suelos de pH alcalino, calizos y con baja presencia de arcillas.

Sustrato ideal para Agave

Si la vas a cultivar en macetas, elige un sustrato muy poroso, con muy buen drenaje, donde incorporaremos elementos como arena gruesa, grava o fibra de coco.

Necesidades de agua y abonado

Riego

El riego es uno de los factores más importantes a controlar en nuestra Agave attenuata. Es una especie nada exigente en cuanto a agua. De hecho, los excesos siempre pasan factura con la pudrición de sus raíces y el cuello de la planta, con difícil salvación una vez se inicia el problema.

Por tanto, riegos muy limitados y solo cuando el sustrato se encuentre completamente seco. En el jardín, regaremos 1 vez por semana en primavera y verano, poca cantidad y lo suficiente para hidratar sus raíces. En invierno, 1 vez cada 20 días en el caso de que no hayan lluvias.

Si se cultiva en macetas, solo regaremos aportando 1/5 parte del volumen de la maceta y únicamente cuando el sustrato lo notemos completamente seco. Ya sabes, la técnica de introducir el dedo en la tierra nunca falla.

Abonado

No es una especie muy exigente en abono, pero podemos estimular la brotación de primavera y verano aportando fertilizante líquido o granulado rico en nitrógeno y fósforo, especialmente.

Particularmente, en este tipo de especies preferimos el fertilizante granulado. Lo aportaremos a final de invierno y repetiremos la aplicación a mediados de verano, con una cantidad media de 10 gramos por maceta y especie adulta.

Rebajas
Compo Abono Azul Universal NovaTec 5 kg
  • Abono complejo NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre, microelementeos, inhibidor de la nitrificación; adecuado para todo tipo de plantas ornamentales, arbustos, plantas verdes, rosales, cítricos
  • Tecnología profesional con el inhibidor de la nitrificación (DMPP) asegurando la estabilidad del nitrógeno en el suelo, garantiza el óptimo aprovechamiento de nurientes en las plantas y una floración más abundante; hasta 8 semanas de abono disponible
  • Fórmula optimizada, con menos fósforo; respetuosa con el medio ambiente
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta de COMPO; estrictos controles de calidad por parte de laboratorios e institutos independientes; las óptimas condiciones para el crecimiento saludable de las plantas
  • Contenido: 1 x COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg

Multiplicación

Terminada la floración, es habitual la aparición de varios hijuelos que aparecen pegados al tronco principal. La separación de estos hijos es relativamente fácil, con la posibilidad de formar una planta totalmente independiente.

Otra técnica para reproducir Agave attenuata es a través de las semillas recogidas al final de la floración, pero con la condición de que debemos sembrarlas aún cuando están frescas, para evitar pérdidas de propagación.

Posibles plagas y enfermedades

Es bastante poco habitual que las más de 300 especies de Agave sufran el ataque de insectos, ya que sus hojas coriáceas y muy endurecidas no resultan apetecibles para la mayoría de especies chupadoras.

Sin embargo, el mayor enemigo de esta planta es el exceso de agua, por lo que un entorno encharcado y con baja disponibilidad de oxígeno en el sustrato causará pudrición de cuello y raíz con relativa facilidad.

Mucho cuidado con los riegos y moderar al máximo en este tipo de especies.

Cultivo de Agave attenuata en macetas

Por último, vamos a darte algunos consejos si has apostado por cultivar el agave atenuado en macetas, algo bastante frecuente y que nos permite mover la planta buscando el mejor entorno.

  • Ubicación: pleno Sol en otoño invierno y primavera, y semi sombra a partir de verano.
  • Iluminación: ubicar en zonas muy bien iluminadas.
  • Ventilación: entornos muy bien ventilados y secos.
  • Sustrato: muy poroso y drenante, añadiendo a la turba arena, grava o cualquier material filtrante (como perlita)
  • Riego: solo cuando el sustrato esté completamente seco, con un volumen de agua de 1/5 parte de la maceta.
  • Abonado: 10 gramos por maceta y planta adulta en primavera y repetimos la operación a mitad de verano.
  • Poda: podemos cortar las hojas muy curvadas hacia abajo, mostrando visible el tronco principal.

Fotografía principal: Phyzome

Más para leer

Eguzkilore flor

Eguzkilore: un auténtico símbolo en el País Vasco

Por la Península Ibérica han pasado muchas civilizaciones que han dejado huella en la España actual que conocemos. Y en ...
Leer Más
Consejos plantas de interior

5 consejos básicos para cuidar tus plantas de interior

Las plantas de interior son un fantástico recurso de unión con la naturaleza en el hogar donde vivimos, y este ...
Leer Más
Plantas japonesas

9 plantas japonesas para tu casas y jardín

En Japón podemos encontrar una amplia variedad de plantas que se adaptan a la complicada topografía del país nipón y ...
Leer Más
Salix atrocinerea

Salix atrocinerea (sauce cenizo): un arbusto con propiedades terapéuticas

La Península Ibérica integra un gran catálogo de especies adaptadas al clima mediterráneo y continental del país. Si bien muchos ...
Leer Más
Planta rosario

Guía de cultivo de la planta rosario

Se conoce como planta rosario (nombre científico Senecio rowleyanus) y es una especie que en los últimos años ha granado ...
Leer Más
Cactus cola de rata

Cactus cola de rata: guía de cultivo

El cactus cola de rata (Aporocactus flagelliformis) es una especie habitual en jardinería ornamental procedente del suroeste de México y ...
Leer Más
Juniperus horizontalis

Juniperus horizontalis: guía de cultivo y consejos

Las coníferas son un gran recurso en cualquier jardín ornamental que se precie. Aunque siempre pensamos en árboles gigantes de ...
Leer Más
Arbusto Forsythia × intermedia

Forsythia: un espectacular arbusto amarillo

Forsythia es un tipo de arbusto altamente reconocible incluso para la gente inexperta en jardinería. Su valor ornamental caracterizado por ...
Leer Más

Deja un comentario