Guía de cultivo de Calibrachoa (floración espectacular)

Quizá no te sea muy conocido el género de plantas Calibrachoa, aunque físicamente tengan un gran parecido con las petunias, pero sin pertenecer al mismo género botánico.

En este grupo de plantas, donde la especie más conocida es Calibrachoa x hybrida, encontramos una fantástica ornamental para decoración, con multitud de flores coloridas durante la primavera y verano y que se adapta perfectamente a ser cultivada en macetas.

En este artículo te damos a conocer las principales características del género de plantas Calibrachoa, así como una completa guía de sus cuidados.

Características del género de plantas Calibrachoa

El género Calibrachoa quizá no nos sea familiar, pero si te decimos que pertenece a la familia de las solanáceas (tomate, patata, berenjena, pimiento y un largo etcétera), la cosa cambia completamente.

Sin embargo, en Calibrachoa encontramos especies herbáceas destinadas al uso ornamental por la espectacularidad de su floración, donde en una misma planta podemos encontrar hasta 6 tonalidades diferentes.

Dado que esta planta no crece verticalmente en exceso, llegando máximo a los 20 cm de altura, a menudo se utiliza en macetas colgantes, ya que sus tallos caen sobre la maceta y crean un efecto muy atractivo en nuestro patio o terraza.

Otros nombres comunes: petunia calibrachoa, petunia mini y calibrachoa.

Hojas y flores

Cada planta produce un gran número de hojas y flores, hasta tal punto que no llegamos a ver el sustrato de la gran densidad de follaje que produce una planta sana. Dichas hojas son verdes oscuras y ovaladas, con un tacto peloso que puede llegar a ser pegajoso (algo parecido a lo que sucede en la petunia o en el geranio).

Sin embargo, el atractivo no se encuentra en las hojas sino en la floración, emitiendo un gran volumen de tallos florales al inicio de primavera y que, en buenas condiciones de cultivo y ambiente, pueden perdurar hasta bien entrado el otoño.

Dentro de todas las especies de calibrachoa podemos encontrar algunas que muestran una floración monocromática. Sin embargo, también hay variedades que pueden emitir flores de colores rojo, naranja, rosa, amarillo o violeta, todas a la vez.

La característica de estas flores es que tienen una morfología en forma de trompeta, pero mucho más abierta que, por ejemplo, la especie Brugmansia (flor de trompeta).

Otra particularidad positiva de Calibrachoa es que es una especie ornamental perenne, por lo que puedes disfrutarla durante todo el año en climas mediterráneos y entornos cálidos.

Principales variedades de Calibrachoa

  • C. calcina
  • C. eglandulata
  • C. caesia
  • C. dusenii
  • C. linearis
  • C. ericaefolia
  • C. heterophylla
  • C. excellens
  • C. hassleriana
  • C.  pygmaea
  • C. spathulata
  • C. sellowiana
  • C. rupestris

Maceta de calibrachoa

Cómo cultivar la planta Calibrachoa

A partir de este punto, conoceremos cuáles son las necesidades básicas para cultivar Calibrachoa directamente en el jardín o cultivada en macetas.

Ubicación y climatología

Este género de plantas de aspecto parecido a las petunias son bastante resistentes a un rango amplio de temperaturas, pero son especies de zonas cálidas, desarrollándose muy bien en primavera y verano y pasándolo bastante mal en los inviernos fríos.

Aun así, tolera temperaturas casi gélidas, pero ciertamente sufre daños por congelación y necesitaremos renovar los tallos con la poda para favorecer la futura brotación.

Iluminación

Necesitan buena disposición a la luz, incluso pueden ser cultivadas a pleno Sol. Este factor es muy importante si buscamos una buena floración en los meses de primavera y verano.

Si tienes cultivada tu calibrachoa en macetas, es muy importante ubicarla en un entorno muy iluminado, especialmente justo antes de la época de floración, para estimular la salida de yemas florales.

Tipo de suelo y sustrato

Se adapta muy bien a todo tipo de suelos, aunque es un requisito importante que el suelo o sustrato cuente con buen drenaje para evitar pudriciones con el exceso de lluvias. Para un mayor desarrollo vegetativo de la planta, se recomienda que la tierra sea ligeramente ácida. De esta forma reduciremos las clorosis habituales por falta de hierro, zinc o manganeso.

En el caso de que la cultives en maceta, puedes elegir un sustrato universal o alguno con propiedades ácidas, siendo recomendable mezclar al menos con un 20-30% de perlita o fibra de coco, para darle un extra de drenaje.

Calibrachoa x hybrida

Cómo regar nuestra calibrachoa

El riego es una operación delicada en la mayoría de especies ornamentales de flor, ya que muchas veces pecamos de aportar más agua de la que realmente necesita y se originan pudriciones en la raíz y el cuello de la planta.

En este caso, es recomendable moderar el riego bastante, regando únicamente cuando notemos el sustrato bastante seco. Si es cultivada en condiciones de buena iluminación, de forma aproximada regaremos 2 o 3 veces por semana durante la primavera y verano, y 1 vez por semana o cada 10 días en invierno.

Para regar una maceta, calcula 1/4 del volumen del recipiente y esa será la dosis de riego. Siempre es recomendable que se pierda por los agujeros inferiores un 10% del agua aportada, señal de que tiene buen drenaje y se consigue desplazar sales acumuladas por el abono o el agua de riego. 

Recomendaciones de abonado

La magnífica floración de primavera y verano se ve potenciada con el aporte al final de invierno de fertilizantes NPK con micronutrientes. En general, hay que buscar soluciones con una relación 3-1-2 de nitrógeno, fósforo y potasio. Lo más cómodo para este tipo de plantas ornamentales es usar fertilizantes líquidos en 1 de cada 2 riegos, a una dosis estándar de 1 ml/litro de agua o seguir la etiqueta del fabricante.

Si te resulta más cómodo, puedes utilizar fertilizantes granulados, aportando entre 10 y 20 gramos por maceta a inicio de primavera y reaplicando a mitad de verano.

Al final del artículo te hacemos algunas recomendaciones de fertilizantes para esta planta.

Multiplicación de plantas

La multiplicación de calibrachoa se realiza recolectando las semillas que la propia planta produce. Esto ocurre solo en las flores polinizadas, formando vainas que albergan las semillas en su interior.

Esta recolección se realiza al final del periodo de floración, en otoño, aunque dependerá de la variedad y las condiciones geográficas donde vivas.  Puedes guardarlas en condiciones secas y oscuras, como en un bote de cristal, o bien plantarlas en el mes de noviembre, ya que pueden tardar hasta 4 meses en germinar, en condiciones de temperatura controlada.

Para ello, la mejor forma de germinar estas semillas es en una bandeja de germinación con tapa, controlando la temperatura a una media de 20 ºC (interior de casa) y manteniendo la humedad constante (sin encharcar) en ella.

Recomendaciones de productos

Más para leer

Eguzkilore flor

Eguzkilore: un auténtico símbolo en el País Vasco

Por la Península Ibérica han pasado muchas civilizaciones que han dejado huella en la España actual que conocemos. Y en ...
Leer Más
Consejos plantas de interior

5 consejos básicos para cuidar tus plantas de interior

Las plantas de interior son un fantástico recurso de unión con la naturaleza en el hogar donde vivimos, y este ...
Leer Más
Plantas japonesas

9 plantas japonesas para tu casas y jardín

En Japón podemos encontrar una amplia variedad de plantas que se adaptan a la complicada topografía del país nipón y ...
Leer Más
Salix atrocinerea

Salix atrocinerea (sauce cenizo): un arbusto con propiedades terapéuticas

La Península Ibérica integra un gran catálogo de especies adaptadas al clima mediterráneo y continental del país. Si bien muchos ...
Leer Más
Planta rosario

Guía de cultivo de la planta rosario

Se conoce como planta rosario (nombre científico Senecio rowleyanus) y es una especie que en los últimos años ha granado ...
Leer Más
Cactus cola de rata

Cactus cola de rata: guía de cultivo

El cactus cola de rata (Aporocactus flagelliformis) es una especie habitual en jardinería ornamental procedente del suroeste de México y ...
Leer Más
Juniperus horizontalis

Juniperus horizontalis: guía de cultivo y consejos

Las coníferas son un gran recurso en cualquier jardín ornamental que se precie. Aunque siempre pensamos en árboles gigantes de ...
Leer Más
Arbusto Forsythia × intermedia

Forsythia: un espectacular arbusto amarillo

Forsythia es un tipo de arbusto altamente reconocible incluso para la gente inexperta en jardinería. Su valor ornamental caracterizado por ...
Leer Más

Deja un comentario