9 lecciones sobre el cultivo de chile jalapeño

El cultivo de chiles se ha estandarizado a casi todo el mundo, siendo una de las opciones más sencillas de cultivar, tanto a nivel de principiante como en agricultura intensiva. El jalapeño es considerado como un chile de poco picante en comparación con otras variedades, pero con un sabor muy agradable y reconocido por el consumidor.

A partir de él existen una gran cantidad de salsas y platos, no solo mexicanos, por lo que su cultivo ha ido creciendo en adeptos, especialmente en la horticultura urbana.

En este artículo queremos mostrarte 9 puntos interesantes del cultivo de chile jalapeño para que no se te escape nada durante su cuidado. Ten en cuenta que estos consejos los puedes extrapolar fácilmente a otros cultivos de variedades de pimiento (dulce y picante).

1. Climatología

El rango óptimo de desarrollo del chile jalapeño está muy estudiado y es  necesario conocer los valores, tanto máximos como mínimos, por encima y debajo de los cuales su desarrollo se puede ver perjudicado. De este modo y en la medida de lo posible, se intentará adaptar el calendario de cultivo o buscar otras ubicaciones más cómodas para su desarrollo.

Temperatura

El chile jalapeño es una planta con sensibilidad al frío, ya que necesita temperaturas más elevadas que otros cultivos, como por ejemplo el cultivo de tomate.

Es especialmente sensible durante el desarrollo del botón floral, ya que existen diferencias entre las flores producidas a altas temperaturas, y pueden presentar algunos problemas en su desarrollo y viabilidad del polen para el futuro cuajado.

  • Reducción de la longitud de estambres y pistilo.
  • Engrosamiento del ovario y pistilo.
  • Fusión de anteras.
  • Curvado de los pétalos o malformación.
  • Formación de ovarios adicionales que pueden originar pequeños frutos alrededor principal.

Existe riesgo de helada por debajo de los 0 ºC y detenimiento del crecimiento por debajo de los 10 ºC. El desarrollo es anormal por debajo de 15 ºC o, al menos, no alcanza su óptimo.

La temperatura ideal para el desarrollo del chile jalapeño es de 20 ºC a 25 ºC durante el día y 16 ºC a 18 ºC por la noche. La floración ofrece mejores resultados con temperaturas nocturnas ligeramente menores a las comentadas. Con temperaturas nocturnas entre 8 ºC – 10 ºC el polen no es fértil para la fecundación, por lo que hay que adaptar el cultivo fuera de los meses de frío.

Humedad

El chile jalapeño admite más humedad ambiental que otros cultivos como el tomate. El óptimo de humedad relativa está comprendido entre el 50% -70%.

Con humedad ambiental más alta, existe un mayor desarrollo vegetativo y mayor riesgo de ataque por hongos como botritis y otras enfermedades blandas. Si la humedad es baja y la temperatura alta, puede causar pérdida de flores y frutos recién cuajados.

Luz

Cualquier planta del género Solanaceae es exigente en luz, ya sea en el crecimiento de la planta como en floración. De hecho, el jalapeño admite una mayor temperatura si hay más luz, algo que sucede muy a menudo en verano.

En cambio, cono poca luz (días nublados), los entrenudos de los tallos de pimiento se alargan en exceso y se reduce la producción de frutos cuajados.

Chile jalapeño al aire libre

2. Suelo

Para el cultivo del chile jalapeño, el suelo ideal es una mezcla entre arenoso y limoso. No le benefician los suelos arcillosos, por retener en exceso la humedad. El jalapeño odia los suelos húmedos, exigiendo un buen drenaje de los mismos.

El pH óptimo de esta planta se encuentra en un rango entre  6,5 y 7,5.

El jalapeño es algo menos resistente a la salinidad del suelo en comparación con el tomate, ya que afecta al tamaño de sus frutos y a la  producción total.

Materia orgánica

En cultivos en suelo, se suele aportar estiércol o cualquier otro tipo de materia orgánica entre 40 y 50 m3/ha, siendo el calendario ideal aportarlo de 15 a 20 días antes de realizar el trasplante.

Posteriormente, es habitual añadir un abonado mineral de fondo para completar las necesidades nutricionales del jalapeño, aunque lo ideal es realizar un análisis de suelo para ver qué tenemos, qué sobra y qué falta.

Durante el desarrollo del cultivo del jalapeño, también es habitual utilizar ácidos húmicos y fúlvicos para mejorar el desarrollo de microorganismos y la asimilación de nutrientes.

3. Siembra

La semilla de jalapeño requiere una temperatura óptima de germinación entre los 25 ºC y 30 ºC. Bajo ningún concepto debe ser inferior a 15 ºC o superar los 40 ºC.

En condiciones normales, la semilla necesita tarda en germinar alrededor de 7 días en los meses de verano y algo más, entre 10 y 14 días en invierno, en cultivo protegido.

Marcos de plantación habituales

  • 1 m x 0,50 m: 20.000 plantas por hectárea.
  • 1 m x 0,33 m: 30.000 plantas por hectárea.
  • 2 m x 0,50 m: son 10.000 plantas hectárea. El doble si se planta a doble líneo.
  • 1,5 m x 0,5 m: 13333 plantas por hectárea. El doble si se planta a doble líneo.
  • 2  mx 0,4 m: 12500 plantas por hectárea. El doble si se planta a doble líneo.

4. Abonado

Solución nutritiva estándar

mmol/LNO3–H2PO4–SO42-K+Ca2+Mg2+
Chile jalapeño121,51,5652

Abonado habitual para un riego de entre 40 y 60 m3/ha:

  • 30-35 kg/ha nitrato potásico
  • 30-35 kg/ha nitrato cálcico
  • 5-6 L/ha ácido fosfórico
  • 5-6 kg/ha sulfato de magnesio

A nivel de micronutrientes, se debe aportar de manera constante la siguiente relación de ellos, medido en mg/L o ppm (partes por millón):

ElementosFeMnCuZnBMo
ppm (mg/L)1,5-20,80,060,150,40,05

4. Riego

Riego de plantación

El riego de inicio, antes de realizar el trasplante del jalapeño es muy importante. Se realiza uno o dos días antes de la plantación y sirve para almacenar suficiente humedad en el suelo y  para eliminar restos de sales que hayan quedado en el sustrato. La cantidad de agua a aportar en depende de la textura del suelo y de su capacidad de drenaje.

Inmediatamente después del trasplante, se aporta un riego generoso de plantación, con el fin de estimular el desarrollo de las primeras raíces, pero siempre lo suficientemente corto para evitar formación de agua estancada o asfixia radicular.

Riego de mantenimiento

El riego posterior, en producción, será de 2 o 3 veces por semana, con una cantidad de entre 20 y 30 m3/ha

Resumen de riegos según desarrollo del jalapeño:

  • Primeros 50 días: gasto de agua de 60 m3/ha y semana
  • A partir de 4 meses: riegos de 180-230 m3/ha y semana.

El abono aportado al jalapeño irá en proporción a la cantidad de agua aportada en cada momento.

Planta de jalapeño

5. Poda

La poda del jalapeño es una operación interesante según la productividad que queramos obtener. Consiste en reducir el volumen de hojas y brotes secundarios que sobresalgan del tallo principal, específicamente por debajo de la cruz.

Los brotes se eliminan cuando se observa que el jalapeño tiene suficiente número de tallos y no se encuentra «desnuda», pero nunca se realizará antes del desarrollo de las primeras ramas en la cruz.

Habrá que tener en cuenta que si se eliminan en exceso los brotes secundarios del tallo principal con la planta joven, el tallo principal puede quedar debilitado.

En cualquier caso la poda del chile jalapeño debe ser reducida y nunca demasiado severa, porque se pueden crear quemaduras en los frutos cuando les da el Sol directo.

A modo de resumen, con la poda se obtiene una mayor entrada de luz y un color de fruto más uniforme.

  • Mejor formación del fruto y más uniforme en cuanto a tamaño.
  • Los tratamientos foliares serán más eficaces.
  • La mano de obra de la recolección es más veloz y barata.
  • Las enfermedades que necesitan de humedad se reducirán al existir mayor aireación.

6. Multiplicación

La multiplicación del pimiento se hace casi exclusivamente por semillas, ya que es una forma fácil y sencilla de obtener plantas. Además, en el mercado podemos encontrar una gran cantidad de variedades y opciones diferentes de todo tipo de pimientos dulces y picantes (chile jalapeño, chile serrano, habanero, Carolina Reaper, etc.)

Semillas Hortícolas - Pimiento Jalapeño - Batlle
  • Variedad de pimiento picante
  • Color verde
  • Carnoso, de forma alargada

En los consejos de siembra (punto 3) tienen todo lo que necesitas saber para su germinación.

7. Entutorado

El entutorado es una operación habitual en todo tipo de pimientos, tomate y hortícolas de crecimiento vertical. La técnica más habitual es la colocación de hilos, aunque como ocurre en el tomate, también pueden servir el uso de cañas.

Entutorado tradicional

Este entutorado consiste en formar una red con hilos verticales (1,5-2 m de espacio) y horizontales (20-25 cm) que sujeten bien las plantas. La primera cuerda horizontal se coloca por debajo de la cruz y el resto a la distancia comentada.

8. Calendario

Cultivado al aire libre: necesita de meses primaveras y verano para alcanzar un mínimo de temperatura.

EFMAMJJASOND
CLIMA TEMPLADOXXXX
CLIMA FRÍOXXX

Cultivado en invernadero: se planta en julio o agosto y se recolecta durante los siguientes 3 meses hasta final de ciclo (marzo-abril). Este ciclo va de más calor a más frío.

Otro ciclo es el invertido, plantándose en enero y recolectándose tres meses después hasta agosto-septiembre.

9. Plagas y enfermedades

Principales plagas

  • Trips: Frankliniella Occidentalis
  • Pulgones: el más frecuente es Myzus persicae.
  • Ácaros: araña roja (Tetranichus urticae) y araña blanca (Polyphagotarsonemus latus).
  • Orugas: Spodoptera exigua, Heliothis armigera, Chrysodeixis, Autographa gamma.
  • Mosca blanca: Bemisia tabaci y Trialeurodes vaporariorum.
  • Nematodos: el género más extendido en el chile jalapeño y las Solanáceas es el Meloidogine.

Principales enfermedades

  • Phytoptora capsici
  • Botritis y sclerotinia
  • Oidiopsis (Leveiulla taurica)
  • Bacteriosis: causado por las bacterias Xantomonas campestris, Clavibacter michiganensis y Erwinia caratovora.

 

Deja un comentario