Guía y propiedades de consuelda rusa

La consuelda (Symphytum officinale) es una planta que lleva cultivándose miles de años y es valorada por sus propiedades medicinales. Sin embargo, hoy traemos una variación con la consuelda rusa (Symphytum × uplandicum).

Una planta de rápido crecimiento estupenda para cultivar en nuestro huerto, ya que no necesita muchas atenciones y es considerada como bastante rústica. Suele combinarse con plantas hortícolas y, de hecho, es una planta amiga que puede ayudar a repeler plagas y enfermedades.

Características de consuelda rusa

La consuelda tradicional y la consuelda rusa han sido plantas muy valoradas años atrás. Una planta de fácil cuidado y utilizada como abono verde o por sus propiedades medicinales.

Entre sus principios activos encontramos compuestos biológicamente interesantes para la medicina, como alantoína (con propiedades antiinflamatorias), alcaloides pirrolizidínicos, mucílagos y taninos.

Especialmente por los alcaloides y la alantoína, se ha utilizado históricamente en la medicina tradicional por sus propiedades cicatrizantes.

Características de consuelda rusa

Sin embargo, también hemos mencionado su uso en agricultura como abono verde.  El género Symphytum se cosidera una agrupación de especies rústicas, con gran desarrollo radicular y una magnífica capacidad para captar nutrientes y mejorar el suelo.

Por tanto, se utiliza para enriquecer nutricionalmente el compost, preparar fertilizantes ecológicos a partir de su fermentación (algo parecido a lo que se hace con el purín de ortigas) o atraer insectos auxiliares y cultivar junto con hortícolas de verano (melón, tomate, pimiento, etc.).

Taxonomía

  • Familia: Boraginaceae
  • Género: Symphytum
  • Especie: Symphytum × uplandicum

Cuidados principales de consuelda

La consuelda rusa no necesita reposición anual, como ocurre con muchas plantas hortícolas. Su ciclo de vida dura aproximadamente 4 años, donde se realizan varios cortes durante su desarrollo.

En invierno, queda en un estado de inactividad donde detiene su crecimiento. Sin embargo, a partir de la primavera, cuando las temperaturas empiezan a crecer, se inicia la brotación con vigorosidad.

Los primeros cortes de la planta, ya sea para preparar fertilizantes con sus extractos, utilizar por sus beneficios medicinales o cualquier otro aprovechamiento, deben ser a partir del 2º año. E primero es para que la planta se establezca, produzca raíces vigorosas y aumente su densidad foliar.

El cultivo está pensado para hacerse en el jardín o huerto, aunque en ocasiones especiales, con una maceta de gran volumen, también se puede cultivar. Ten en cuenta que puede superar los 2 metros de altura, con un potente sistema radicular.

Por su rusticidad, no es necesario aplicar fertilizantes, tan solo agua en los meses de primavera y verano.

Aprovechamiento de la planta

Purin para aplicación foliar

La gran concentración de taninos y alcaloides de consuelda rusa, especialmente a nivel de hoja, hace que pueda tener aprovechamiento en aplicación foliar para repeler, prevenir o controlar plagas de diferentes insectos.

Para ello, necesitamos fermentar las hojas en una solución líquida, donde poco a poco vaya liberando todos sus componentes, de la misma forma que también se hace con otras plantas.

Este caldo resultante, se filtra y a una dosis de entre 5-10 ml/L puede ser aplicado foliar en cultivos hortícolas para activar sus defensas naturales (producción de fitoalexinas) o repeler plagas presentes en cultivos hortícolas (pulgón, ácaros, trips, mosca blanca, etc).

El purín de consuelda rusa, además, tiene entre sus componentes nutrientes y micronutrientes que mejorarán la nutrición de otros cultivos. Si bien su concentración es bastante reducida en comparación con un fertilizante, es un valor añadido cuando buscamos proteger a nuestras plantas frente a insectos y ácaros.

[alert style=»yellow»]Para su preparación, en primavera y verano, macerar 1 kg de hojas frescas por cada 10 litros de agua, manteniendo la mezcla durante 1 mes y removiendo 1 vez cada semana. [/alert]

Creación de compost

El principal handicap de la mayoría de concentrados de compost, vermicompost o materia orgánica de origen animal es su bajo contenido nutricional. Si bien estos compuestos no han sido concebidos originalmente para aportar exclusivamente nutrientes sino para mejorar las propiedades físico-químicas del suelo, si van más enriquecidos siempre es un valor añadido.

Por ello, el aporte de elementos verdes como la consuelda rusa, rica en micronutrientes, nitrógeno orgánica y potasio, incrementan la concentración mineral durante el proceso de formación de compost vegetal.

Abono verde

La consuelda rusa tiene la capacidad de captar un gran número de nutrientes en el suelo, por lo que ofrece la ventaja de recuperarlos del suelo cuando puedan encontrarse en un estado de bloqueo o insolubilidad.

Posteriormente, los cortes o la planta entera es incorporada al suelo para la recuperación de los nutrientes.

Cicatrizante para la piel

A nivel medicinal, los extractos de la planta suelen utilizarse por su poder cicatrizante y antiinflamatorio. La alantoína (5-ureidohidantoina o glioxildiureida) presente actúa como un cicatrizante natural, ayudando a desprender células muertas y a regenerar tejido.

Sin embargo, no se recomienda su aplicación interna (aunque se menciona que reduce úlceras y diarreas), ya que los taninos y alcaloides puede provocar efectos secundarios indeseables si no controlamos la dosis y número de veces que la tomamos.

Deja un comentario