8 puntos a conocer en el cultivo de Dipladenia

Home » Cultivos » Plantas de jardín » Dipladenia

En el mundo de la jardinería, tenemos un gran catálogo de plantas para escoger en nuestro jardín. Una de ellas, considerada como una especie ornamental, es el género Dipladenia o actualmente denominado MandevillaEn este género encontramos hasta 100 especies diferentes que se caracterizan por su asombrosa floración. Plantas de tripo trepador o parra que producen muchísimos brotes y gran número de flores de diversidad de colores.

En esta ficha de plantas de jardín vamos a comentar las principales características del género de plantas Dipladenia. Con estos consejos obtendrás suficiente información para conocer las tareas de mantenimiento de este tipo de plantas.

Científicamente son conocidas como Mandevilla, o al menos es el término más aceptado. Sin embargo, históricamente han sido conocidas como Dipladenia y forma parte de su sinonimia.

Una especie muy conocida dentro de este género es Mandevilla sanderi, conocida vulgarmente como jazmín brasileño o Dipladenia sanderi.

Características del género Dipladenia

El género dipladenia o Mandevilla está caracterizado por plantas herbáceas de porte trepador que producen un gran número de brotes y una espectacular floración, con diversidad de colores y gran número de flores.

Son especies de clima tropical o subtropical, propias del continente sudamericano. Sin embargo, han logrado adaptarse a diferentes ambientes, incluidos los más secos, pero guardando parte de sus requerimientos genéticos basados en suelos fértiles y humedad ambiental o en el suelo.

Taxonomía

  • Orden: Gentianales
  • Familia: Apocynaceae
  • Tribu: Mesechiteae
  • Género: Mandevilla (Dipladenia)

Entre sus representantes, tenemos planta famosas como Mandevilla sanderi, jazmín brasileño, o Mandevilla laxa, jazmín chino. Te puedes hacer una idea de que este tipo de plantas tienen un porte muy parecido al jazmín y todas las especies relacionadas.

Las dipladenias producen un gran número de hojas y tallos, con un aspecto coriáceo (ceroso o de porcelana) y brillante. Son especies perennes siempre que se encuentren en un rango de temperaturas adecuado.

Generalmente, las Dipladenias, tienen unas hojas de color verde brillante, coriáceas y persistentes. Su follaje es perenne por lo que el jardín en el que se encuentren se mantendrá verde durante todo el año, incluso en otoño e invierno.

dipladenia sanderi en macetas

Cuidados de Dipladenia

1. Climatología

Temperaturas

Dipladenia es un género de plantas de zonas tropicales, por lo que no soporta el frío en exceso. No es aconsejable su plantación en zonas propensas a heladas con con temperaturas medias en invierno inferiores a 5 ºC.

Por debajo de 10 ºC, detiene su crecimiento, aunque no afecta a la parte aérea de la planta.

Iluminación

Para su desarrollo, necesitan un ambiente muy luminoso, pero es aconsejable evitar el Sol directo, especialmente en verano, ya que puede producir quemaduras en hojas y flores.

Humedad

El rango de humedad ambiental está comprendo entre 60% y 80%, aunque le beneficia humedad alta. En zonas especialmente secas, es aconsejable su pulverización o el uso de métodos de aspersión o nebulización.

2. Suelo

Las condiciones naturales de crecimiento de Dipladenia en el continente sudamericano son propicias de suelos fértiles y con niveles altos en materia orgánica. Por tanto, como mínimo debemos aportar periódicamente estiércol o compost vegetal al suelo y en el hoyo de plantación antes de realizar el trasplante.

El rango de pH es ligeramente ácido, comprendido entre 5,5 y 7, donde se garantiza la mayor solubilidad de todos los macronutrientes y micronutrientes aportados (especialmente el hierro).

Suelos de textura limosa y arcillosa son los que mejor retienen la humedad, condición necesaria para Dipladenia.

Evitar suelos que retienen excesivamente la humedad o producen encharcamiento, ya que provocan asfixia radicular y pudrición de tallos. A su vez, favorece la aparición de hongos entomopatógenos de cuello, como Phytophthora.

Un consejo a la hora de plantar una Dipladenia que tenemos en maceta al suelo del jardín es, en el hoyo de plantación, aportar entre 2 y 3 kg de estiércol y mezclarlo bien con la tierra. A continuación, añadir un poco de quelato de hierro en polvo (10-20 gr/hoyo).

3. Riego de Dipladenia 

Los riegos deben ser frecuentes, garantizando una humedad estable y continua, especialmente en los meses de más calor, primavera y verano.

Riego en primavera y verano: en esta época de 3 a 4 veces por semana, manteniendo la capacidad de campo del suelo y evitando que se seque por completo.

Por planta, la colocación de 1 gotero de 4 L/h es suficiente para garantizar el suministro de agua, con un tiempo de entre 30 y 40 minutos para cada riego.

En invierno, con la llegada de las bajas temperaturas, el riego deberá mantenerse pero en mucha menor frecuencia y cantidad.

Riego en invierno: 1 a 2 riegos semanales (depende de pluviometría) con un tiempo de 20 a 30 minutos y gotero de 4 L/h por planta

4. Abonado

Las plantas del género Dipladenia son exigentes en cuanto a fertilización y niveles de materia orgánica. En primavera, su nivel de brotación y producción de flores es alto, por lo que se debe garantizar un suministro coninuo de nutrientes que tanto el suelo como el compost a veces no puede dar.

Por tanto, es recomendable en el primer mes de primavera, aportar un fertilizante granulado al suelo, de liberación lenta y que contenga todos los nutrientes que más necesita Dipladenia.

Fertilizante recomendado: NPK 12-8-16 (3 Mg y 23 SO3) y microelementos. Contiene inhibidor de nitrógeno para garantizar su lenta liberación.

Rebajas
Compo Abono Azul Universal 5 Kg [Ideal para Todo Tipo de Tierras, Granulado, Máxima Calidad Garantizada, Tecnología Novatec], 41 X 21 X 5.5 Cm
  • Idóneo para todo tipo de plantas ornamentales, plantas verdes, rosales, arbustos, setos, cítricos, etc
  • El cubo, envase moderno y práctico al momento de utilizar y guardar el producto
  • Fórmula mejorada, con menos fósforo; respeta el medio ambiente

Dosis utilizada:

CultivoDosificaciónNº de veces al año
Macizos de flor y especies trepadoras40 – 60 gr/m2 (antes de la floración)1-2

Atención especial al quelato de hierro, ya que es habitual en suelos calcáreos y de pH alto sufrir en primavera (con las nuevas brotaciones) clorosis de hierro, caracterizada por un amarilleamiento generalizado de las hojas jóvenes, respetando el color verde de los nervios.

La corrección más sencilla de la clorosis férrica se realiza con quelato de hierro, que lo puedes consultar en el catálogo de fertilizantes.

5. Plagas y enfermedades de Dipladenia

Plagas

Las especies de hojas coríaceas tienen cierta sensibilidad al ataque de insectos y ácaros como araña roja, pulgón y cochinillas. Estas plagas aparecen especialmente en entornos de baja humedad ambiental y climas cálidos.

En los brotes nuevos y las axilas pueden aparecer varios tipos de pulgones, aprovechando la llegada del buen tiempo y la brotación de la planta.

Por ello, la pulverización foliar de agua para aumentar la humedad de esta especie tropical reduce la proliferación de este tipo de plagas.

Tratamiento ecológico: añadir a un pulverizador 2 ml/L de vinagre (ácido acético alimentario) o 2 ml/L de jabón potásico y aplicar sobre la parte aérea de la planta. Repetir cada 3 días hasta eliminar la plaga.

Rebajas
Castalia - Jabón Potasico Eco - Solución Potasica K2O 1 L
  • Jabon Potasico Concentrado al 40%
  • Tratamiento Ecologico Fertilizante (pudiendose utilizar como Insecticida de contacto))
  • 100% de eficacia ante plagas como: mosca blanca, araña roja, trips, cochinillas y pulgones,..
  • Ayuda a la limpieza de melazas y manchas en las plantas, así como desinfectante y limpiador de máquinas y utensilios de trabajo
  • Utilizado como fertilizante en cultivos tanto en invernadero como exterior.

Enfermedades

Existe un gran número de hongos y bacterias que pueden afectar a la planta. La mayoría de ellas se desarrollan en condiciones de alta humedad, como hongos de cuello (Phytopthora) o manchas pardas irregulares en las hojas, causada por bacterias como Xanthomonas o Pseudomonas.

Para evitar los problemas relacionados con la presencia de hongos en el sustrato, debemos evitar acumulación de agua, favoreciendo el drenaje. También se puede aportar en el riego soluciones a base de cobre (gluconato de cobre, oxicloruro de cobre o cualquier otra forma soluble en agua).

Dipladenia trepadora

6. Poda

Cuando termina la floración, en otoño e inicios de primavera, es habitual eliminar tallos y brotes entrecruzados o excesivamente alargados. Se seleccionan las ramas principales y se podan recortando su longitud, dejando entre 3 y 4 nudos por tallo.

Ten en cuenta que Dipladenia brota con vigorosidad y se recuperará sin problemas cuando entre la primavera.

7. Multiplicación

Tras la floración, se pueden obtener semillas de la planta que podrán plantarse en maceta a inicios de primavera.

Otra forma habitual es seleccionar un esqueje de buena calidad en verano y estimular la producción de raíces. Esta operación se hace con temperaturas protegidas (interior de casa), seleccionando esquejes semi leñosos de 10 cm de longitud y eliminando las hojas de la parte inferior.

8. Problemas en el cultivo de Dipladenia

Hojas amarillas: el exceso de agua y encharcamiento del sustrato puede provocar un amarilleamiento generalizado de la planta. La forma de saber diferenciar esta clorosis de la falta de nutrientes (como el hierro), es que en caso de encharcamiento y asfixia radicular, los síntomas son visuales en todas las hojas (jóvenes y adultas), caso contrario de la falta de hierro (hojas nuevas).

Hojas caídas: la caída de hojas al suelo, aunque no estén envejecidas, puede deberse a dos casos. El primero, un exceso de agua que ocasiona estrés para la planta y producción en los ápices de etileno y ácido abscísico, que provoca la abscisión de la hoja prematuramente.

El segundo caso puede deberse a temperaturas muy bajas que afectan al desarrollo de la planta y se produce la caída de las mismas para evitar como consecuencia de una relación hormonal de estrés.

Problemas de floración: la falta de floración puede deberse como consecuencia a temperaturas bajas. En este caso, debemos dividir las dipladenias que no producen ninguna floración (condiciones de frío o trasplante reciente) o las que producen poca floración (necesidad de aportar un abono completo rico en fósforo y micronutrientes).

Deja un comentario