Cómo cultivar glicinia en tu jardín

La glicinia o glicina está relacionada con las plantas arbóreas de la familia de las leguminosas. En condiciones naturales, se pueden encontrar en zonas subtropicales. Se destacan entre el resto de las plantas por sus inflorescencias colgantes. La planta recibió su nombre latino en honor a Caspar Wistar.

La glicinia es una magnífica planta de hoja pinnada que es más apreciada por su follaje plumoso y delicado, así como por un largo período de floración. La belleza de esta planta simplemente sorprende al ojo gracias a su color lila exuberante. Esta planta es ideal para decorar porches y terrazas.

La glicina es una planta del este como Japón y China (donde las condiciones climáticas son adecuadas para su cultivo), también es una de las plantas más bonitas en jardinería. Se planta cerca de pérgolas y glorietas, frente a la casa, en la entrada y cerca de las paredes de la casa.

Características de la planta glicina

Este género combina 9 especies diferentes. Sin embargo, solo 2 de ellos son cultivados, a saber: glicinia japonesa (floración) y glicinia china. Durante el período de floración, esta bonita planta se cubre con racimos grandes y exuberantes de color morado o lila. En horticultura, se utilizan en todo el mundo.

Floración de glicinia

La glicinia es una enredadera muy frondosa de hasta 15 a 20 m de altura. Las hojas son grandes, pubescentes al principio, pero con el tiempo se vuelven suaves. El uso principal de las glicinas es la jardinería vertical. Ocupa un mínimo de espacio, pero al mismo tiempo puede trenzar toda la pared de un edificio.

Las flores aparecen en racimos sueltos de hasta 30 cm de largo. Florecen simultáneamente con la aparición del follaje. La floración continúa todo el verano o florece en oleadas, después de la primera floración se observa una floración secundaria de agosto a septiembre.

La glicinia china florece a la edad de tres años, la japonesa, a la edad de diez años, pero las variedades de jardín obtenidas por capas y esquejes florecen mucho antes. Las variedades chinas florecen desde abril en el sur. La glicinia japonesa florece de mayo a junio.

Después del trasplante, la planta puede tardar mucho tiempo en echar raíces en un lugar nuevo, y luego sorprender con flores al final del verano. El mismo efecto puede ser causado si el verano es fresco.

Crece rápidamente y cabe señalar que su soporte debe ser fuerte y confiable. El peso de una planta adulta es grande. Si el crecimiento de los brotes jóvenes se dirige horizontalmente, la fuerza de la base es un factor muy importante. El soporte débil simplemente se colapsa bajo el peso de brotes, flores y hojas.

Leer más: ver otras plantas para el jardín.

Cómo es el cuidado de la glicinia

Cuida las glicinias con un riego regular, pero no excesivo, de modo que el suelo esté ligeramente húmedo. Con el inicio del otoño, el riego se reduce gradualmente. No te olvides de los apósitos, especialmente durante la temporada de crecimiento. Como fertilizante, usa mezclas de minerales de la tienda o materia orgánica de fabricación propia.

Una vez por temporada, la glicina se riega con agua caliza. La poda adecuada es la clave para una exuberante glicina en flor:

  • A finales de primavera, poda los brotes de hasta 30 cm.
  • Corta ramas a los lados de 20-40 cm en pleno verano.
  • Corta las flores de las ramas viejas (las del año pasado) o en brotes cortos del año en curso.
  • Acorta el crecimiento de ramas viejas de 2-3 brotes después del invierno.

Para sembrar la glicina elige un lugar cálido y soleado, cuanto más caliente, mejor.  Las noches frías son desfavorables para esta planta. Si es posible, transfiere la planta a una habitación caliente con una temperatura del aire de 8-10 °C. Si esto es difícil de hacer, cubre las glicinas del exterior.

Para plantar glicinas debes elegir el lugar correcto, debe estar protegido del viento y lo suficientemente soleado. En cuanto a la tierra, a este respecto, la glicinia no es particularmente exigente y puede crecer en casi cualquier tierra. Pero aún crece mejor en suelos moderadamente húmedos, ligeros y ricos en nutrientes.

Después de plantar las glicinas, es muy importante sembrar la plántula por encima del collar de la raíz 10 cm, la turba y la hierba seca compostada serán adecuadas como abono. La capa de abono no debe eliminarse ni en verano ni en invierno. En el verano, evita que el cuello de la raíz y las raíces se sobrecalienten y se sequen.

Las plantas jóvenes se riegan después de la siembra. El poderoso sistema de raíces proporciona a las glicinias adultas la humedad de las capas profundas del suelo. La planta es resistente a diversas enfermedades y al rociar con herramientas especiales, si es necesario, se eliminarán los visitantes molestos. Para que crezca la glicina en su área, es importante cumplir con las reglas básicas de siembra y cuidado.

Cómo cultivar glicina o wisteria sinensis

Cómo cultivar glicinas en macetas

Las semillas de glicina deben plantarse en macetas planas en la primavera, a principios de marzo. El suelo para esto debe consistir en una parte de arena, tierra y una parte de tierra de césped. Las semillas de glicina germinan solo en completa oscuridad a una temperatura superior a 20 y 25 ºC.

Después de 3-4 semanas, verás los primeros brotes de glicina, y después de otras 1-2 semanas, ya puedes ponerlos en un lugar brillante. Al mismo tiempo, trata de protegerlos de la luz solar. Después de que aparezcan las plántulas de glicina en dos hojas fuertes, puedes cambiarlas con seguridad a una maceta con tierra, sin perturbar el sistema de raíces.

Aplica periódicamente fertilizantes a la planta, alternando entre aquellos de origen mineral y orgánicos. También necesitan una buena iluminación y un riego regular. Lo principal es evitar el exceso de humedad en las primeras etapas del desarrollo de la planta.

La glicinia es una enredadera muy expansiva y, al no tener soportes especiales, se aferrará a todos los objetos encontrados en el camino aplastándolas y destruyéndolas. Un árbol grande puede ser un soporte atractivo. Debido al gran tamaño que alcanza hasta 15 m de altura, la glicinia quedará mal en un pequeño jardín.

Productos recomendados

Más para leer

Eguzkilore flor

Eguzkilore: un auténtico símbolo en el País Vasco

Por la Península Ibérica han pasado muchas civilizaciones que han dejado huella en la España actual que conocemos. Y en ...
Leer Más
Consejos plantas de interior

5 consejos básicos para cuidar tus plantas de interior

Las plantas de interior son un fantástico recurso de unión con la naturaleza en el hogar donde vivimos, y este ...
Leer Más
Plantas japonesas

9 plantas japonesas para tu casas y jardín

En Japón podemos encontrar una amplia variedad de plantas que se adaptan a la complicada topografía del país nipón y ...
Leer Más
Salix atrocinerea

Salix atrocinerea (sauce cenizo): un arbusto con propiedades terapéuticas

La Península Ibérica integra un gran catálogo de especies adaptadas al clima mediterráneo y continental del país. Si bien muchos ...
Leer Más
Planta rosario

Guía de cultivo de la planta rosario

Se conoce como planta rosario (nombre científico Senecio rowleyanus) y es una especie que en los últimos años ha granado ...
Leer Más
Cactus cola de rata

Cactus cola de rata: guía de cultivo

El cactus cola de rata (Aporocactus flagelliformis) es una especie habitual en jardinería ornamental procedente del suroeste de México y ...
Leer Más
Juniperus horizontalis

Juniperus horizontalis: guía de cultivo y consejos

Las coníferas son un gran recurso en cualquier jardín ornamental que se precie. Aunque siempre pensamos en árboles gigantes de ...
Leer Más
Arbusto Forsythia × intermedia

Forsythia: un espectacular arbusto amarillo

Forsythia es un tipo de arbusto altamente reconocible incluso para la gente inexperta en jardinería. Su valor ornamental caracterizado por ...
Leer Más

Deja un comentario