Guía de cuidados del romero rastrero

El romero rastrero es una alternativa al romero tradicional, con un porte mucho más bajo y que puede funcionar muy bien como especie tapizante. Sin embargo, a pesar de estas diferencias físicas, su cultivo se hace de forma idéntica.

De hecho, su nombre científico es igual, salvo que se le añade una coletilla al cultivar o subespecie, de forma que queda como Rosmarinus officinalis ‘Prostratus’.

Su aspecto rastrero ofrece muchas ventajas si la cultivamos en macetas, ya que nos ofrece la posibilidad de utilizarla como planta colgante. Además, es habitual su uso en jardines de rocalla o muros de piedra, por ejemplo.

En este artículo nos enfocamos en contarte las principales características y la guía de cultivo del romero rastrero, una alternativa muy interesante frente al romero tradicional utilizado como arbusto.

Características del romero rastrero

Si el romero (Rosmarinus officinalis) es considerado un arbusto que puede superar el metro de altura, el cultivar Rosmarinus officinalis ‘Postratus’ es una opción a considerar cuando buscamos plantas aromáticas de porte bajo. El romero rastrero no suele superar los 30 cm de altura, y llegado el caso, se puede podar y adaptar su crecimiento según lo que busquemos.

Su desarrollo se produce con mayor tendencia hacia crecimiento vertical, desarrollando tallos con una longitud que pueden superar el metro de distancia.

Sus hojas, aspecto y floración es muy parecida a la del romero común. Tallos muy olorosos, especialmente en primavera y verano, y una floración muy llamativa y ornamental que permanece durante todo el verano en el clima mediterráneo, de donde es originario.

¿Cuándo se planta el romero rastrero?

Si hemos comprado en vivero una planta de romero originalmente en maceta, las mejores épocas para realizar el trasplante es en primavera y en otoño. De esta forma evitamos que en la época más cálida sufra un gran estrés post trasplante.

Si queremos formar un manto tapizante con especies de romero rastrero y otras plantas aromáticas lo recomendable es plantarlas a 50 cm entre ellas, de forma que poco a poco irán cubriendo los espacios vacíos.

Floración del romero

La floración se produce durante toda la primavera, pudiéndose alargar durante todo el verano en las zonas habituales donde se desarrolla. Cuanta mejor temperatura, más tiempo perdura la floración.

Romero rastrero en jardín

¿Es comestible y utilizable en gastronomía?

No existen diferencias de uso entre el romero común y el cultivar ‘Postrarus’, por lo que se puede utilizar como planta aromática en la cocina, tanto para decorar como para aromatizar carnes, patatas y cualquier condimento que se precie.

Principales cuidados del romero rastrero

Vamos a pasar a comentar cuáles son los cuidados del romero rastrero. Esta guía es válida tanto para cultivar en el jardín como si apostamos por tener una maceta con esta planta en nuestra terraza o balcón.

Ubicación y climatología

No existen diferencias con respecto a los tipos de romeros que podemos encontrar. Hablamos de plantas que crecen de forma óptima en el clima mediterráneo, con temperaturas muy cálidas en verano e inviernos suaves, casi sin heladas.

Se cultiva a pleno Sol y es especialmente exigente en cuanto a iluminación.

Su temperatura óptima está comprendida entre los 15-25 ºC, pero soporta estoicamente heladas invernales siempre y cuando no se encuentre en periodo de floración, la parte más sensible de la planta.

El romero rastrero crece de forma espontánea en montes con suelos poco fértiles, resistiendo muy bien la sequía y la humedad ambiental baja.

Tipo de suelo

Aunque las especies de romero y plantas aromáticas mediterráneas están adaptadas a entornos poco fértiles, le sientan muy bien un suelo mullido, acolchado y suelo, con una fertilidad buena.

Soporta todo tipo de texturas de suelo, por lo que no tendremos ningún problema al plantarlo en nuestro jardín. Evitar, en la medida de lo posible, los suelos muy arcillosos o con tendencia al encharcamiento.

El romero es muy sensible al exceso de agua en el sustrato. El resultado de una asfixia radicular es la seca completa de la parte aérea. Parecerá que le falta agua, ya que las hojas se vuelven marrones, pero está ocurriendo justamente lo contrario.

En cuanto el tipo de pH, se desarrolla en suelos calizos, de pH alcalino y alta presencia de calcios y magnesios. El ideal sería ligeramente ácido, pero no tendremos mayores problemas y se adapta perfectamente.

Sustrato para macetas

Si plantamos nuestro romero rastrero en macetas, elegiremos un sustrato con unas condiciones idóneas de drenaje. Por tanto, al sustrato universal que encontramos en muchas tiendas, mezclaremos a partes iguales (50% – 50%) con sustratos mucho más porosos y drenantes.

Nos puede valer cualquier de estos:

Recuerda que siempre que reguemos, parte del agua aportada debe de salir por el fondo de la maceta, por lo que hay que ser generosos con los agujeros que se hagan en el recipiente.

Un drenaje óptimo para la cantidad de agua que recomendamos (ver el siguiente punto) sería un 10% del riego total. De esta manera también eliminamos sales que no nos interesa conservar en el sustrato.

Leer más: selección de sustratos para todo tipo de plantas

Cada cuanto se riega el romero rastrero

Los riegos de Rosmarinus officinalis ‘Postratus’ deben ser moderados. Hablamos de un sistema radicular y unas hojas acostumbradas a entornos muy cálidos y con pluviometrías inferiores a los 300 mm por año.

Plantado en el jardín, se suele regar mediante sistema de goteo, colocando un emisor por planta. Una frecuencia adecuada de aporte de agua para el romero rastrero es la siguiente:

  • Riegos en primavera y verano: 1 a 2 riegos por semana, con un tiempo de riego de 40-50 minutos.
  • Riegos en otoño e invierno: 1 riego cada 12-15 días, cortando los riegos en caso de pluviometría.

Si tenemos nuestro romero cultivado en macetas, la frecuencia de riego es prácticamente la misma, pero con la facilidad de que podemos comprobar la humedad del sustrato con los dedos, conociendo de forma óptima cuándo debemos regar.

El volumen de aporte de agua viene definido por 1/4 parte del volumen del recipiente. Si, por ejemplo, tenemos nuestro romero de tipo rastrero en una maceta de 4 litros de volumen, aportaremos 1 litro de agua.

Romero rastrero en macetas

Abonado

Aunque está acostumbrado a crecer en entornos hostiles con suelos poco fértiles y baja disponibilidad de materia orgánica, es recomendable jugar tanto con el aporte de compost orgánico como con fertilizantes minerales.

En otoño, antes de la llegada del invierno, aportaremos entre 2 y 3 kg por romero rastrero de materia orgánica, bien repartido alrededor del tronco principal y creando un mulching con propiedades beneficiosas para el suelo (microbiología, retención de humedad, disponibilidad de nutrientes, etc.).

En primavera, coincidiendo con el periodo de mayor brotación del romero rastrero, aportaremos fertilizantes minerales. Si no dispones de un inyector o abonadora, puedes utilizar fertilizantes sólidos en forma de gránulo. Para este tipo de plantas aromáticas, una fórmula que funciona muy bien es el NPK 12-8-16 con magnesio y micronutrientes.

Aportaremos entre 50 y 100 gramos por romero a inicios de primavera, dependiendo de si es un arbusto más o menos grande.

Multiplicación

La reproducción del romero rastrero es semejante a la del romero común. Se puede hacer tanto por semillas como por esquejes.

Semillas

Lo más recomendable es sembrar las semillas en macetas previamente preparadas con sustrato, mitad universal mitad material drenante (perlita, vermiculita, fibra de coco, arenas, etc.)

Sembramos unas cuantas semillas por cada maceta, introduciéndolas no más de 1 cm de profundidad. Mantenemos la humedad constante del sustrato, pero siempre sin encharcar. La forma más óptima de regar es mediante pulverizador, ya que de esta manera evitamos que las semillas se desplacen hacia el fondo de la maceta por el peso del agua.

La germinación ocurre tras 15-25 días desde la siembra. Según vaya creciendo, esperaremos entre 2 y 3 meses antes de trasplantar al jardín, en el caso de que queramos hacerlo.

Esquejes

Esquejes de romero

La multiplicación por esquejes es una forma sencilla para conseguir características idénticas a la planta madre donde hemos cogido el tallo. A su vez, aceleramos el tiempo de desarrollo de la planta varios meses.

Para ello, seleccionaremos un tallo sano en primavera u otoño de unos 15 cm de longitud. Eliminamos las hojas de la base y plantaremos en un sustrato con las mismas condiciones que para la multiplicación por semillas.

En cualquier esqueje, siempre es recomendable impregnar la base por donde queremos que salgan las raíces con hormonas de enraizamiento. No son muy caras y se consiguen mejores resultados frente a no utilizarlas.

Poda del romero rastrero

El romero es una planta que se presta muy bien a las podas de formación. Esta operación la podemos realizar en otoño o a inicio de primavera. Durante el verano no es recomendable por el exceso de calor y el estrés que podemos causar a la planta, así como por coincidir con la etapa de floración.

Eliminaremos tallos demasiado largos, enfermos o quebradizos. Admite muy bien los recortes y brota con fuerza en la siguiente primavera.

Más para leer

Guía de poda del naranjo

Guía de poda del naranjo

La poda se constituye como una tarea eficaz para renovar un árbol y conseguir el equilibrio idóneo en la distribución ...
Leer Más
Juniperus sabina

Juniperus sabina: un arbusto de gran resistencia

Las coníferas como Juniperus sabina son una gran alternativa en todo tipo de jardines donde buscamos disponer de espacios diferenciados, ...
Leer Más
Fertirrigación olivar

Balam Agriculture: la fusión entre Galpagro y CBH

La colaboración entre las empresas Galpagro y CBH, ambas especializadas y con muchos años a sus espaldas en el sector ...
Leer Más
Germinación de semillas de cannabis

Guía de germinación de semillas de cáñamo

Continuando con la temática del cannabis, donde anteriormente comentamos que el cultivo de cáñamo para aprovechamiento medicinal de CBD (cannabidiol) ...
Leer Más
Agave attenuata

Agave attenuata: cultivo y cuidados

Los Agaves son una agrupación de plantas de la familia Agavaceae con un gran aprovechamiento tanto a nivel ornamental como para ...
Leer Más
Cultivo de calibrachoa

Guía de cultivo de Calibrachoa (floración espectacular)

Quizá no te sea muy conocido el género de plantas Calibrachoa, aunque físicamente tengan un gran parecido con las petunias, ...
Leer Más
Historia del cannabis

Historia y evolución del cannabis

El cannabis siempre ha estado relacionado con una temática complicada, drogadicción y problemas legales. Sin embargo, si nos alejamos del ...
Leer Más
Conífera Tetraclinis articulata

Cultivo de Tetraclinis articulata o ciprés de Cartagena

Dentro de las especies coníferas encontramos un auténtico mundo de variedades, muchas de ellas adaptadas a climas continentales y fríos ...
Leer Más

Deja un comentario