Sansevieria trifasciata: guía de cultivo y recomendaciones

Se conoce científicamente como Sansevieria trifasciata, aunque dentro de la jardinería doméstica también recibe el nombre de espada de San Jorge, claramente por la forma puntiaguda y semi afilada de sus bordes. Esta planta ha ganado adeptos dada que es una planta de muy fáciles cuidados, lento crecimiento y un aspecto exótico de gran interés para cultivar como planta de interior.

Realmente, esta planta se adapta a todo tipo de ambientes, incluso el jardín exterior, ya que un abanico muy amplio de temperaturas y condiciones de suelo, aunque siempre dentro de ambientes cálidos y zonas de bajas pluviometrías. En este artículo te contamos las principales característica de la conocida como Sansevieria trifasciata, donde ya te adelantamos que el término «trifasciata» viene por el borde amarillo que muestran sus hojas, ofreciendo 3 colores (trifasciata), dos idénticos, en cada «espada».

Características de Sansevieria trifasciata (espada de San Jorge)

Sansevieria trifasciata está clasificada como planta semisuculenta, adaptada tanto al cultivo en macetas en el interior como en jardines rocosos o xerófitos (de bajo consumo hídrico). El gran atractivo de la espada de San Jorge son sus hojas, puntiagudas, lanceoladas, agudas y muy rígidas al tacto, con una longitud media de 60 cm pero que puede superar el metro de altura con relativa facilidad.

Eso sí, hablaos de una planta de crecimiento lento, donde podemos encontrar diferentes subvariedades para hacer combinaciones muy atractivas en el jardín o combinaciones aleatorias en macetas. Aunque produce inflorescencias y semillas (una baya de aspecto anaranjado y pequeño tamaño), no son significativos desde el punto de vista ornamental.

Todo el género Sansevieria es altamente resistente a la sequía y, de hecho, es habitual encontrarla en ambientes muy cálidos, casi desérticos. Esto se debe a que tiene un sistema de intercambio de oxígeno y CO2 muy optimizado, conocido como CAM (metabolismo ácido de las crasuláceas), a la vez que las paredes de las hojas son extremadamente fuertes y rígidas, evitando la pérdida por evaporación de agua.

Todo esto te anticipa algo de información en lo que se refiere a aporte de agua a la planta. Ya te adelantamos que muy poca.

Origen: originaria del oeste de África tropical hasta Nigeria y al este de República Democrática del Congo.

Nombres comunes: espada de San Jorge, lengua de tigre (Colombia), lengua de suegra (latinoamérica), cola de serpiente (Argentina), sanseviera, Chucho, Serpentaria, orejas de burro (México).

Una planta purificadora del aire según la NASA

Una parte interesante que no queríamos dejar escapar en este artículo sobre Sansevieria trifasciata era su poder purificador de aire. La Nasa realizó hace bastantes años un estudio muy interesante sobre las propiedades de las plantas para filtrar y limpiar el aire en ambientes completamente sellados (naves y estaciones espaciales).

Este estudio, en combinación con Associated Landscape Contractors of America (ALCA), encontró en esta planta grandes propiedades para reducir la concentración de elementos tóxicos para el ser humano, como bencenos, tricoloetilenos, formaldehídos, xilenos, tolueno y Amoníaco. Solo para este último compuesto la planta no ejercía ningún efecto purificador, según la NASA Clean Air Study.

Los resultados los puedes comprobar a través de la siguiente tabla:

PlantaBencenoFormaldehídoTricloroetilenoXileno y toluenoAmoníaco
Sansevieria trifasciataSi (1,196 µg/h)Sí 1,304 (µg/h)Sí (405 µg/h)SiNo
Fuente: NASA Clean Air Study.

Eso sí, en un hogar bien ventilado, es extremadamente raro que se acumulen estos compuestos hasta el punto de llegar a ser tóxicos para ser humano y mascotas, pero está bien disponer de esta planta con fines ornamentales y que, además, tenga esta propiedad.

Clasificación

OrdenAsparagales
FamiliaAsparagaceae
GéneroSansevieria
EspecieSansevieria trifasciata
NOTA: en el 2017, a través de un estudio molecular de su filogenia, se ha introducido en el género Dracaena, por lo que también la podemos encontrar como Dracaena trifasciata.

Subespecies de Sansevieria trifasciata

Dentro de Sansevieria trifasciata encontramos varias subvariedades muy interesante para combinarlas entre sí, ya que el aspecto de su hoja puede ser completamente diferente.

Algunas de las más interesantes son las siguientes:

  • ‘Compacta’
  • ‘Goldiana’
  • ‘Hahnii’
  • ‘Bantel Sensation’
  • ‘Golden Hahni’
  • ‘Laurentii’
  • ‘Silbersee’
  • ‘Silver Hahnii’

Leer más: guía de cuidados de Sansevieria masoniana

La variedad Sansevieria trifasciata var. laurentii es una de las grandes triunfadoras y la planta más común.

Sansevieria trifasciata

Guía de cultivo de Sansevieria

Nos metemos de lleno en conocer las condiciones de cultivo de esta planta, que ya al inicio del artículo destacamos su facilidad para ser cultivada. Casi que nos podemos olvidar de ella y darle un poco de cariño una vez al mes. Sansevieria es una de las especies de menor mantenimiento que podemos disponer en casa, muy fáciles de cuidar y nos ofrecen un perfil exótico a nuestra casa que gana en calidad visual. Además, también hemos mencionado su capacidad para filtrar el aire.

Ubicación y climatología

Temperatura: Sansevieria trifasciata es relativamente sensible al frío, por lo que su ambiente ideal es un entorno cálido. La temperatura mínimo para que la espada de San Jorge no detenga su desarrollo es a partir de 10 ºC. Un rango ideal está comprendido entre 18-32 ºC, aunque con mayores temperaturas la planta se comporta de manera perfecta.

Humedad: prefiere ambientes secos, sin corrientes de aire. La humedad del hogar, entre 40-60% (excepto ambientes costeros) es el óptimo. Sin embargo, no hay problemas si se cultiva, incluso en el jardín, en zonas costeras con brisas marinas y una humedad anual muy superior a una zona continental.

Iluminación:  se adapta muy bien a todo tipo de ambientes de luz, incluso habitaciones muy sombrías (250 luxes de media). Sin embargo, donde muestra todo su potencial de crecimiento y el colorido de sus hojas es en zonas bien iluminadas. De hecho, la subvariedad ‘laurentii’ puede perder sus característicos bordes amarillos en las hojas recién formadas si no las condiciones de luz no son suficientes, aunque realmente no afecte al bienestar de la Sansevieria.

Mejor sustrato para Sansevieria trifasciata

A la hora de preparar una mezcla de sustratos y tierras, hay que pensar que esta planta vive en condiciones de suelo seco y necesita un drenaje muy alto, para evitar acumulación excesiva de agua.

Por ello, es habitual usar componentes como arenas y fibra de coco muy suelta. No es recomendable utilizar solo sustrato universal, y habría que aumentar la capacidad drenante del medio con este tipo de sustratos.

Cómo regar

El riego es uno de los principales enemigos de la planta. O, mejor dicho, el mal riego. Las necesidades de agua de Sansevieria trifasciata son muy bajas y con una frecuencia muy baja también. Esta especie es altamente tolerante a la sequía, lo que hace que sea perfecta para cultivar en el interior de casa. 

Como norma principal, hay que dejar que la humedad se seque entre riegos, y aportar una cantidad de agua muy reducida en comparación con otras plantas no suculentas.

Un perfil de riego recomendado para la espada de San Jorge sería el siguiente:

  • Riego en otoño-invierno: 1 vez al mes
  • Riego en primavera-verano: 1 vez cada 15 días.


La cantidad de agua debe ser muy baja. De forma general, una décima parte (1/10) del volumen de la maceta. Es decir, si el recipiente tiene una capacidad de 5 litros, recomendamos regar con 0,5 litros de agua con la frecuencia mencionada.

Una acumulación excesiva de agua conllevará la pudrición de las raíces, la pérdida de la rigidez y color original de sus hojas y un marchitamiento que acabará con la planta en cuestión de días. Si las hojas se vuelven amarillas blandas (especialmente en la base), es sinónimo característico de exceso de riego.

Cuándo abonar y cómo

Sansevieria trifasciata es una planta de crecimiento lento en primavera y verano y prácticamente nulo en invierno, por lo que las recomendaciones de abonado son muy bajas, recomendándose aplicar un fertilizante líquido o sólido únicamente durante la primavera y verano.

Para esta planta, es bastante cómodo aportar un poco de fertilizante granulado (una cucharada de café por maceta, bien repartido por todo el sustrato, sin enterrar). La humedad ambiental y los riegos espaciados irán liberando lentamente los nutrientes. Esta especie es demandante en nitrógeno, potasio e hierro. Una fórmula recomendada para esta planta sería la siguiente:

Semillas Batlle Fertilizante Universal Azul - Saco 4kg
  • El Fertilizante Universal Azul Batlle es un abono granulado complejo que contiene todos los nutrientes en cada grano fertilizante
  • Especialmente indicado para plantas de exterior, aporta los nutrientes necesarios para un óptimo desarrollo de especies hortícolas, árboles frutales y todo tipo de plantas ornamentales, árboles, arbustos y flores
  • Su composición pobre en cloruros, rica en micronutrientes y de alta solubilidad le proporciona unas cualidades óptimas para la nutrición de las plantas
  • Composición: Abono CE. Abono NPK 12-10-18 + 2MgO con micronutrientes
  • Dosis: Aplicar esparciendo de forma homogénea a razón de 40g/m2

Guía de trasplante

En situaciones donde veamos que hay muchas hojas en esta planta, se amontonan y no dejan paso a la luz a las pequeñas, es el momento de dividir la planta y reducir su tamaño. El trasplante se realiza a inicios de primavera, limpiando bien el sustrato de las raíces y dividiendo la planta con un cuchillo afilado desde las raíces, con mucha paciencia y cuidado.

Si divides la planta en 2 o 3 partes, podrás seguir utilizando la maceta original, renovando el sustrato con materiales drenantes y que garanticen una evacuación exitosa del agua de riego.

Propagación

Las Sansevierias se propagan con mucha facilidad por división de plantas. Las nuevas hojas de pequeño tamaño se puede trasplantar cuando alcanzan una altura de 5 cm a otra maceta, emitiendo raíces a partir del mes de vida.

La forma más fácil es la división de plantas, comentada en el punto anterior, lo cual también garantiza una salubridad a la planta mejor si no se amontonan las hojas en la misma maceta.

Posibles plagas y enfermedades

Es muy raro que Sansevieria trifasciata sufra el ataque de insectos en el interior de casa, siendo los más habituales la cochinilla acanalada y la cochinilla algodonosa. Ambas son fáciles de eliminar con un paño húmedo, frotando sin mucha fuerza sobre las hojas hasta limpiarlas por completo.

A nivel de enfermedades, cualquier situación de exceso de humedad en el sustrato conllevará la aparición de hongos que atacan a los vasos conductores de la planta desde la base y acaban rápidamente con la planta. De ahí la importancia de controlar muy bien los riegos.

Imagen de portada: plantsmith

Artículos relacionados

Deja un comentario