Guía de cuidados de Sansevieria masoniana

El mundo de las plantas suculentas es absolutamente amplio, con especies de todo tipo, colores, flores y formas. Una de ellas, la cual nos ha llamado muchísimo la atención, es la conocida como Sansevieria masoniana (Dracaena masoniana), denominada vulgarmente como aleta de ballena.

Y es que este nombre se origina debido a la curiosa forma de su hoja, donde muchas veces encontramos una hoja por planta. Esta ornamental destaca por aportar un verde fantástico en una hoja grande, perfecta para cultivar como planta de interior (aunque también admite ser cultivada en el jardín).

Características de Sansevieria masoniana

A lo largo de los años, la Sansevieria masoniana ha sido valorada por su aspecto ornamental único y su facilidad de cuidado, lo que la ha hecho popular en la horticultura y el diseño de interiores. Además, como muchas otras especies de Sansevieria, se le atribuyen cualidades de purificación del aire, ya que según estudios puede ayudar a filtrar ciertas toxinas del aire interior.

Origen y distribución de Sansevieria masoniana

Sansevieria masoniana es nativa de la República Democrática del Congo y regiones circundantes. En su hábitat natural, esta planta crece en condiciones de suelo rocoso y climas cálidos, adaptándose bien a entornos áridos y semiáridos. Su capacidad para tolerar condiciones de sequía y su bajo requerimiento de agua la hacen popular en jardinería y como planta de interior en muchas partes del mundo.

Significado de su nombre y cómo es conocida

El nombre científico «Sansevieria masoniana» proviene de dos partes, cada una con su propio significado:

Sansevieria: este género lleva el nombre de Raimondo di Sangro (1710–1771), príncipe de San Severo, un noble italiano conocido por su interés en la horticultura y la botánica. La ortografía original era «Sanseveria», pero se cambió a «Sansevieria» debido a un error de transcripción. A lo largo de los años, el nombre se ha mantenido, y ahora el género es reconocido universalmente en el mundo botánico con esta grafía.

Masoniana: la segunda parte del nombre científico, «masoniana», es un epíteto específico que generalmente se da en honor a una persona o lugar asociado con la planta. En el caso de Sansevieria masoniana, se cree que el nombre honra a un colector de plantas o a una persona significativa relacionada con su descubrimiento o clasificación, aunque la información específica sobre el individuo «Mason» no es ampliamente conocida o clara.

Sansevieria masoniana es conocida por varios nombres comunes, que varían dependiendo de la región y la cultura. Algunos de los nombres comunes más populares asociados a esta planta son:

Lengua de ballena: este es quizás el nombre más común y hace referencia a la forma amplia y plana de sus hojas, que se asemejan a la lengua de una ballena.

Sansevieria Masoniana: a menudo, se utiliza el nombre científico como nombre común, especialmente en contextos de jardinería y horticultura.

Planta serpiente masoniana: derivado del nombre común de otras Sansevierias, que suelen llamarse «plantas serpiente» debido a la forma y el patrón de sus hojas.

Sansevieria de hoja ancha: Este nombre hace referencia al aspecto distintivo de las hojas anchas de la planta.

Se conoce como aleta de ballena debido a la particular forma de su hoja, con una ligera inclinación muy parecida a la de este animal marino.

Leer más: principales cuidados de la planta sansevieria.

Taxonomía

OrdenAsparagales
FamiliaAsparagaceae
GéneroDracaena
EspecieDracaena masoniana (Sansevieria masoniana)
Sansevieria masoniana en maceta
Fotografía: Mokkie

Aspecto de la planta

Sansevieria masoniana es una planta de porte sencillo, compuesta por una única hoja (hasta que se forman los hijos) y de porte pequeño, perfecta para colocar en una pequeña mesa o estantería de cualquier habitación.

Guía de cuidados de Sansevieria masoniana

Una vez ya has conocido las cualidades y características de esta planta Dracaena, vamos a enseñarte cuáles son los consejos de cuidado y mantenimiento.

En general, es fácil encontrar esta planta, tanto comprándola por internet como en algún vivero cerca de tu casa. Suele comercializarse en pequeñas macetas de 10 cm de diámetro.

Ubicación, temperatura, iluminación y humedad ambiental

Las plantas suculentas del género Dracaena requieren condiciones cálidas durante todo el año. Son cultivadas en zonas muy bien iluminadas (incluso con Sol directo), buena ventilación y humedad ambiental media.

Iluminación: aunque puede tolerar niveles bajos de luz, prospera mejor en condiciones de luz indirecta y brillante. Un lugar cerca de una ventana que reciba luz solar filtrada o indirecta es ideal. Evita la luz solar directa y constante, ya que puede quemar las hojas.

Temperaturas: Sansevieria masoniana, como muchas otras plantas del género Sansevieria, es bastante tolerante a una amplia gama de temperaturas, pero tiene un rango ideal en el que prospera mejor. El rango de temperatura ideal para la Sansevieria es generalmente entre 18°C y 30°C. Puede tolerar temperaturas nocturnas más bajas, pero no debe estar expuesta a temperaturas por debajo de 10°C.

Niveles óptimos de humedad ambiental: esta planta prefiere ambientes con humedad moderada, pero puede tolerar niveles bajos de humedad, lo que es común en muchos hogares y oficinas. Los niveles de humedad entre el 40% y el 60% son ideales, pero la planta se adaptará a niveles más bajos sin demasiados problemas.

Ubicación ideal en casa: si se cultiva en interior, en macetas, ubicaremos nuestra «aleta de ballena» en una zona cercana algún ventanal, con suficiente luz. Evita colocarla en rincones muy oscuros o áreas sin acceso a la luz natural durante largos períodos, ya que esto puede afectar su crecimiento y salud.

Preparación del sustrato

El sustrato preferido de Sansevieria masoniana es aquel que permita una buena oxigenación de sus raíces, ya que no destacan por poseer un sistema radicular vigoroso.

Por tanto, buscaremos un sustrato que contenga una parte de arenas, fibra de coco o perlita, dado que son tipos de sustrato que drenan muy bien el exceso de agua y ofrecen una buena respiración a las raíces de esta planta suculenta. La arila o arcilla expandida también es una buena alternativa, llegándose a utilizar cada vez más la corteza de pino, que acidifica el sustrato..

Como consejo, puedes partir de un sustrato universal al 50% y añadir alguno de los materiales anteriormente comentados.

Rebajas
Semillas Batlle Sustrato Vermiculita 5L, Color Amarillento-dorado
  • La vermiculita además de retención de agua fácilmente asimilable aporta una excelente relación de retención de nutrientes fácilmente asimilables
  • Componente ideal para espaciar las aplicaciones de fertilizantes
  • Vermiculita
  • Fabricado en España
  • Fuente de alimentación: CA

Cómo regar nuestra Sansevieria masoniana

Cualquier situación de encharcamiento va a ocasionar problemas graves en la planta, por lo que tendremos que moderar mucho los riegos.

Solo regaremos en condiciones de sustrato seco, una pequeña cantidad que permita hidratar ligeramente el sustrato. En resumen, regaremos 1 vez cada 10 o 15 días en pequeño volumen.

Recomendaciones de abonado

Sansevieria masoniana, al ser una planta de bajo mantenimiento, no requiere una fertilización intensiva. Sin embargo, para promover su salud y crecimiento, puedes seguir estas recomendaciones para fertilizarla cuando se cultiva en macetas.

Tipo de fertilizante: utiliza un fertilizante balanceado para plantas de interior. Los fertilizantes líquidos o solubles en agua son una buena opción, ya que se pueden diluir y aplicar fácilmente durante el riego.

Frecuencia de aplicación: fertiliza aproximadamente cada seis a ocho semanas durante la temporada de crecimiento (primavera y verano). En otoño e invierno, reduce la frecuencia a la mitad o suspende la fertilización, ya que el crecimiento de la planta disminuye en estos meses más fríos y con menos disponibilidad de horas luz.

Guía de multiplicación

Para conocer de primavera mano cómo multiplicar nuestra Sansevieria masoniana, lo ideal es ver un vídeo paso a paso realizando el proceso.

Ya adelantamos que la forma más fácil de obtener una nueva planta es mediante separación del rizoma, el bulbo que se encuentra en el sustrato y que es relativamente sencillo de dividir.


Multiplicar una Sansevieria es relativamente sencillo y puede hacerse de varias maneras. Las dos técnicas más comunes son la división de la planta y la propagación por hojas.

División de la Planta

  1. Tiempo Ideal: primavera es el mejor momento para dividir la planta, ya que es el inicio de su temporada de crecimiento activo.
  2. Preparación: riega la planta un día antes de la división para que la tierra y las raíces estén húmedas y manejables.
  3. Proceso de división: saca cuidadosamente la planta de su maceta. Usa tus manos o una herramienta limpia para separar las rosetas o grupos de hojas que tienen sus propios sistemas de raíces.
  4. Nuevas macetas: planta cada división en su propia maceta con un sustrato bien drenado, adecuado para suculentas o cactus.
  5. Cuidado post-transplante: riega ligeramente y coloca las nuevas plantas en un lugar con luz indirecta. Evita el riego excesivo en las primeras semanas para permitir que las raíces se establezcan.

Propagación por Hojas

  1. Selección de la hoja: elige una hoja saludable y robusta. Asegúrate de que sea una hoja madura, ya que las jóvenes pueden no tener suficiente energía para enraizar.
  2. Corte: con un cuchillo limpio y afilado, corta un segmento de la hoja. Puedes cortar la hoja en varios segmentos, cada uno de unos pocos centímetros de largo.
  3. Secado: deja los cortes de las hojas en un lugar seco y cálido durante unos días para que se forme un callo en el corte. Esto ayuda a prevenir la pudrición cuando se plantan.
  4. Plantación: planta los segmentos de hoja en un sustrato para suculentas o cactus. Asegúrate de que el extremo cortado esté hacia abajo en el suelo.
  5. Condiciones ideales: coloca las hojas en un lugar cálido con luz indirecta. Riega moderadamente, manteniendo el suelo ligeramente húmedo pero no empapado.
  6. Paciencia: la propagación por hojas puede tardar más tiempo en mostrar resultados. Las raíces y los brotes nuevos pueden tardar varias semanas o incluso meses en aparecer.
  7. Transplante: una vez que las hojas han enraizado y han comenzado a desarrollar sus propios brotes, puedes trasplantarlas a macetas individuales.

No te olvides de la importancia de las hormonas de enraizamiento para estimular la formación de nuevas raíces y que la propagación sea lo más exitosa posible.

Plagas y enfermedades

Aunque son plantas resistentes y presentan una hoja coriácea bastante endurecida, las cochinillas suelen tener preferencia por el género Sansevieria, ya que en su interior almacenan mucha agua.

Dentro de todas las especies de cochinillas, podemos considerar las de cuerpo duro, fáciles de identificar y de eliminar, y las de cuerpo blando, como la cochinilla algodonosa, también sencilla de limpiar con un trapo húmedo y un poco de alcohol empapado en él.

El jabón potásico también es una solución efectiva, aunque requiere paciencia y varias aplicaciones con pulverizador directamente sobre la plaga.

En cuanto a enfermedades, no es muy común las aéreas que afectan a las hojas, pero sí, en condiciones de alta humedad, las que afectan a la raíces y al cuello de la planta, como Phytophthora.

Aquí tienes una tabla resumen con otros agentes que afectan a este género de plantas.

Plaga/EnfermedadProblemas en el Cultivo
CochinillasForman colonias en las hojas y tallos, succionando la savia y debilitando la planta.
Ácaros Causan decoloración y manchas en las hojas, pueden provocar la caída de las hojas.
PulgonesSuccionan la savia de las hojas jóvenes y brotes, provocando deformaciones y crecimiento atrofiado.
Hongos del género FusariumCausan pudrición de raíces y tallos, amarillamiento de las hojas y marchitamiento general.
Pudrición blanda bacterianaProvoca una pudrición rápida y maloliente de las hojas y la base de la planta, a menudo resultando en la muerte de la planta.

Plantas Sanseviera más cultivadas

Dentro del género Sansevieria, que ahora se clasifica bajo el género Dracaena, hay muchas especies que están estrechamente relacionadas con la Sansevieria masoniana. Este género es conocido por su diversidad y la variedad de formas y tamaños de sus plantas. Algunas de las especies más notables relacionadas incluyen:

  1. Sansevieria trifasciata: quizás la más conocida, a menudo llamada «planta serpiente» o «lengua de suegra». Se caracteriza por sus hojas largas, verdes, con bandas horizontales de color verde claro y amarillo.
  2. Sansevieria cylindrica: conocida como «Sansevieria cilíndrica» o «cola de caballo», esta especie tiene hojas largas y cilíndricas que crecen rectas o pueden trenzarse en patrones decorativos.
  3. Sansevieria laurentii: una variedad de la Sansevieria trifasciata, conocida por los bordes amarillos o dorados en sus hojas.
  4. Sansevieria kirkii: Conocida por su patrón de manchas y su forma irregular, esta especie tiene hojas más anchas y cortas en comparación con la Sansevieria trifasciata.
  5. Sansevieria ehrenbergii: a menudo llamada «Sansevieria de la espada del samurái», tiene hojas gruesas y planas que crecen en un arreglo en forma de abanico.
  6. Sansevieria zeylanica: similar a la Sansevieria trifasciata, pero con un patrón de bandas más pronunciado y un color verde más oscuro.
  7. Sansevieria roxburghiana: conocida como «espada india», esta especie tiene hojas estrechas y puntiagudas con bandas transversales.
  8. Sansevieria ballyi: una especie enana con hojas cortas y puntiagudas, ideal para espacios pequeños o como planta de escritorio.
  9. Sansevieria moonshine: una variedad popular con hojas anchas, de color verde plateado, que le dan un aspecto único y atractivo.
  10. Sansevieria patens: distintiva por su forma retorcida y crecimiento en espiral, tiene un aspecto muy diferente en comparación con las típicas Sansevierias.

Beneficios de Sanseverias en el hogar

Sansevieria masoniana, como otras plantas del género Sansevieria o Dracaena, aporta varios beneficios al hogar, tanto estéticos como relacionados con la salud y el bienestar. Algunos de los beneficios más destacados incluyen:

  1. Purificación del aire: se cree que la Sansevieria masoniana ayuda a purificar el aire interior. Según estudios, incluido el famoso estudio de la NASA sobre plantas purificadoras de aire, las Sansevierias pueden filtrar y eliminar toxinas comunes del aire, como el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno.
  2. Mejora de la calidad del aire: además de filtrar toxinas, esta planta puede mejorar la calidad del aire liberando oxígeno. A diferencia de muchas plantas, la Sansevieria realiza la fotosíntesis utilizando un método llamado CAM (metabolismo ácido de las crasuláceas), liberando oxígeno principalmente por la noche, lo que puede mejorar la calidad del aire mientras duermes.
  3. Bajo mantenimiento: es una planta de interior ideal para aquellos que no tienen mucho tiempo para dedicar al cuidado de las plantas. Es resistente a la sequía y puede sobrevivir con riego mínimo y en condiciones de luz baja a moderada.
  4. Reducción del estrés y mejora del bienestar: como muchas plantas de interior, se cree que la presencia de Sansevierias en el hogar puede reducir los niveles de estrés, mejorar el estado de ánimo y aumentar la sensación de bienestar y confort.
  5. Estética y decoración: con sus hojas gruesas, anchas y de un verde intenso, la Sansevieria añade un toque moderno y natural a cualquier espacio interior. Su forma y tamaño únicos la hacen ideal para ser utilizada como pieza central decorativa.
  6. Humidificación natural: las plantas, incluyendo liberan humedad al aire a través del proceso de transpiración, lo cual puede ser beneficioso en ambientes interiores secos.

Guía de plantas relacionadas

Autor de la fotografía de portada: Mokkie

Deja un comentario