Pelargonium citrodorum (anti-mosquitos): guía de cultivo

Pelargonium citrodorum es un gran representante de la familia al que pertenece el geranio, conocido como Geraniaceae, que alberga cerca de 250 especies. Esta planta es muy valorada tanto por su características floración como por su capacidad para ahuyentar mosquitos, típicos en verano. A nivel ornamental, Pelargonium citrodorum es una planta herbácea y perenne (no pierde sus hojas durante el invierno) con tallos de crecimiento recto, tubulares y ramificadas, con una densidad foliar bastante importante. Es una planta muy valorada también por el fantástico aroma a citronela que emite en las noches de primavera y verano.

En este artículo te contamos las características principales de Pelargonium citrodorum, conocido vulgarmente como geranio antimosquitos.

Características del geranio antimosquitos

En cuanto al aspecto Pelargonium citrodorum es una planta de hoja perenne de porte herbáceo, comprendida entre los 30 y 40 cm de altura y ancho similar. Su similitud con el geranio común es muy amplia, y quizá tenga como principal diferencia el aroma que desprende (de ahí su nombre de citrodoum). Esta especie se puede cultivar directamente en el jardín o, como suele ser más habitual, en macetas, muy elegida para decorar balcones y terrazas.

Pelargonium citrodorum es una de las plantas más vendidas en la zona del mediterráneo y, particularmente en primavera y verano, debido a que se la adjudicado su potencial para repeler mosquitos.

Aspecto de la planta

  • Hojas: de aspecto rugoso y con cierto grosor, presentan una forma ligeramente triangular color verdoso. Los bordes son dentados y poco uniformes. Al tacto y por la acción del viento emite un fuerte aroma característico a citronela (parecido al limón), que es lo que caracteriza a sus principios activos con actividad repelente de mosquitos.
  • Tallos: los tallos de esta planta son uniformes y verticales, con ángulo abierto y muy densos en hojas.
  • Flores: las flores se agrupan en inflorescencias, son de pequeño tamaño y color rosáceo o violáceo, con atractivo ornamental. Están formadas por 5 pétalos (3 pétalos en la parte inferior y 2 pétalos en la parte superior, de aspecto más redondo y mayor tamaño).

Pelargonium citrodorum no es citronela

No podemos continuar hablando de esta fantástica planta para los meses de primavera y verano sin decir que Pelargonium citrodorum no es exactamente la planta de citronela, aunque induce a error. Realmente, la que se conoce por citronela es la planta Cymbopogon nardus.

Propiedades de Pelargonium citrodorum frente a los mosquitos

Y aquí es donde entramos en materia en lo que respecta a su uso como ahuyentador de mosquitos, algo que incansablemente buscamos cuando queremos disfrutar de las noches de primavera y verano en la terraza de nuestra casa pero nos molestan los mosquitos.

Los productos antimosquitos son muchísimo más eficaces que cualquier planta natural que se precie, pero si buscamos alternativas más naturales, Pelargonium citrodorum ofrece una buena predisposición a evitar que los mosquitos se acerquen a nosotros. De hecho, existen productos a base del aceite esencial de citronela como repelentes de mosquitos, y este es el uso, con menor potencia, de esta planta aromática.

Esto nos lleva a pensar que Pelargonium citrodorum es eficaz como ahuyentador de mosquitos en condiciones donde la presencia de estos insectos no sea muy alta y existen otras alternativas cercanas de humanos o animales a los que sacar sangre. Por tanto, si estamos en una terraza aislados y con alta presencia de mosquitos, esta planta podrá ayudar a reducir el número de picaduras, pero siempre el premio de obtener nuestra sangre estará por encima del aroma que pueda emitir la planta.

¿Cuándo florece Pelargonium?

Pelargonium es una planta muy valorada, además de por su poder repelente, por su magnífica floración, al igual que los geranios. Esta floración aparece desde primavera hasta finales de verano, siempre que nos encontremos en una zona con temperaturas cálidas.

Como consejo de mantenimiento, una vez se sequen las flores y los pétalos comiencen a caer, es recomendable eliminarlos o cortarlos directamente con una tijera. Fomentaremos la aparición de nuevas flores y mejoraremos el estado sanitario de la planta.

¿Cómo se cuida un Pelargonium citrodorum?

AspectoDetalles
UbicaciónInterior o exterior; temperaturas de 15-25 ºC; sol directo o semi-sombra.
Suelo y SustratoVarios tipos, incluyendo calcáreos; sustrato universal con fibra de coco y humus de lombriz.
RiegoPoca agua; cada 3 días en primavera/verano; cada 7-10 días en otoño/invierno.
FertilizantesDurante primavera y verano; preferiblemente con NPK y micronutrientes.
PodaRegulares para hojas dañadas; poda profunda en otoño o final de invierno (max 50%).
TrasplanteCuando crece demasiado para su maceta, preferentemente en primavera.
MultiplicaciónMediante esquejes, excepto en invierno.
PlagasVigilancia y tratamiento contra plagas y enfermedades, especialmente por exceso de humedad.

Ubicación preferente

Pelargonium citrodorum puede cultivarse como planta de interior o colocarla en el exterior, cultivada en macetas, en los meses cálidos de primavera y verano. De hecho, es una planta muy conocida por decorar balcones y terrazas con su magnífica floración y por el aroma que emite.

Algunas de las condiciones ideales para su cultivo en macetas es el siguiente:

  • Temperaturas: tolera temperaturas cálidas, con exposición a pleno Sol o semi-sombra, y corrientes de aire. El rango ideal de temperatura se encuentra entre los 15-25 ºC, aunque soporta noches frías de hasta 5 ºC sin causar ningún problema en la planta.
  • Humedad: tolera diferentes niveles de humedad ambiental, incluido ambientes costeros, aunque lo ideal es que la humedad relativa no supera el 80% para evitar mayores problemas relacionados con enfermedades.
  • Luz: este factor es muy importante para garantizar una buena floración. De hecho, la calidad y cantidad de sus flores está determinada como factor principal por la luz.

Tipo de suelo y sustrato preferido

No existe un criterio específico de tierra o sustrato para Pelargonium citrodorum, ya que está acostumbrado a desarrollarse en todo tipo de suelos, incluido los calcáreos.

En cuanto al sustrato para cultivo en macetas, el sustrato universal puede funcionar perfectamente, aunque podemos mejorarlo incorporando un poco de fibra de coco y humus de lombriz, para aportar un extra de nutrientes y materia orgánica a la mezcla.

Cómo regar Pelargonium

En general, esta planta requiere baja dosificación de agua, volviendo a regar siempre que palpemos una notable reducción de humedad en el sustrato. En general, una frecuencia de riego media para un Pelargonium cultivado en maceta sería el siguiente:

  • Riegos en primavera y verano: regar cada 3 días
  • Riegos en otoño e invierno: regar cada 7-10 días

Conociendo la programación de los riegos de forma aproximada, toca mencionar que la dosis por riego debe estar comprendida entre 1/6 o 1/8 parte del volumen de la maceta. Es decir, para una maceta de 3 litros, regaremos entre 0,35-0,5 litros. Lo ideal es que haya una pequeña parte de agua (alrededor de un 10% del volumen total) que se pierda en el drenaje. Esto ayudará a reducir sales acumuladas en el tiempo que puedan perjudicar el desarrollo futuro de nuevas raíces.

Uso de fertilizantes

En el cultivo de Pelargonium citrodorum, recomendamos aportar fertilizantes (líquido o sólidos) solo durante el periodo de crecimiento, que coincide con los meses de primavera y verano.

En general, recomendaremos un abono completo compuesto por NPK y micronutrientes. El calcio y magnesio lo podrá aprovechar del agua del riego. Si utilizamos fertilizantes líquidos, la dosis viene recomendada por el fabricante, pero en caso de duda, aportar 1 ml de fertilizante por litro de agua. Aportaremos fertilizante en 1 de cada 3 riegos.

Si buscamos ganar en comodidad, también podemos utilizar fertilizante sólido granulado, siendo el recomendado por su completa composición el siguiente:

COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg
  • Abono complejo NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre + microelementeos + inhibidor de la nitrificación, Ideal para todo tipo de plantas ornamentales, arbustos, plantas verdes, rosales, cítricos, etc
  • Tecnología profesional con el inhibidor de la nitrificación (DMPP) asegurando la estabilidad del nitrógeno en el suelo, garantiza el máximo aprovechamiento de nurientes en las plantas y una floración más abundante. Hasta 8 semanas de abono disponible
  • Fórmula mejorada, con menos fósforo. Respetuosa con el medio ambiente
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta original de COMPO, Estrictos controles de calidad por parte de laboratorios e institutos independientes, Las mejores condiciones para el crecimiento saludable de las plantas
  • Contenido: 1 x COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg

Este fertilizante está compuesto por NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre + microelementos + inhibidor de la nitrificación. Para este tipo de plantas cultivadas en macetas, aportaremos una cucharada de café 1 vez al mes, bien repartida por toda la superficie del sustrato.

Cómo podar

La poda de Pelargonium citrodorum se puede realizar durante todo el año, pero hablando en términos de eliminar brotes u hojas malformadas, envejecidas y dañadas. Si hablamos de una poda más exhaustiva, lo recomendable es realizarla una vez haya pasado el verano, a inicios de otoño, justo en el periodo donde las temperaturas todavía no han comenzado a descender lo suficiente como para para la planta.

En el caso de que no hayamos podido realizar la poda de Pelargonium citrodorum en esta época, también podremos hacerla a final de invierno o inicios de primavera. Nunca elimines más del 50% de la parte aérea de la planta, ya que le costará mucho rebrotar y puedes afectar a la floración.

Aprovecha los tallos sanos cortados en la poda para propagar la planta y obtener nuevos ejemplares de Pelargonium citrodorum idénticos.

Trasplante

Cuando disponemos de un Pelargonium con un gran desarrollo y la maceta se haya quedado pequeña, es el momento de realizar un trasplante. Aunque podamos regular el tamaño de la planta con las podas, en el interior del sustrato puede existir un gran desarrollo de raíces totalmente apiñadas y rodeando la maceta, y eso no es conveniente para la salubridad de nuestra planta.

El momento ideal de realizar el trasplante de nuestro Pelargonium a una maceta de mayores dimensiones es a inicios de primavera. Sacaremos la planta de la maceta antigua, con mucho cuidado limpiaremos el sustrato pegado a las raíces y recortaremos con unas tijeras aquellas que sean excesivamente largas.

Renovaremos el sustrato y trasplantaremos nuestra planta a sus nuevas condiciones, realizando un riego generoso (doble de la cantidad recomendada en puntos anteriores) para favorecer la nueva formación de raíces. En general, para una planta adulta y bien formada, recomendamos una maceta de mínimo 30 cm de diámetro.

Multiplicación y propagación

Pelargonium se puede reproducir fácilmente por esquejes, realizados en cualquier época del año excepto en invierno. Para desarrollar esquejes de esta planta elegiremos partes de tallos con varias varias yemas de crecimiento, bien cortándolos de la planta o bien recuperando tallos cortados de la poda.

Para ello, eliminaremos las hojas inferiores de los esquejes y los introduciremos en un sustrato con humedad constante, introducir en ella un tercio de la base del esqueje para estimular la formación de nuevas raíces. Ubicaremos nuestra maceta con el esqueje en una zona sin mucha luz y temperatura constante, regando siempre de forma continuada pero escaso volumen para conservar la humedad en todo momento. En cuestión de 2 o 3 semanas, las raíces comenzarán a formarse.

Cuando notes que la parte aérea se mueve, es decir, comienza a formar nuevas hojas, será la señal indicativa de que las raíces ya están trabajando.

Plagas y enfermedades

Uno de los mayores quebraderos de cabeza de Pelargonium Citrodorum y muchos otros geranios es su gran sensibilidad a algunas plagas, especialmente el conocido taladro del geranio. Esta planta puede llegar a acabar lentamente con la planta entera creando galerías y dejando huecos a los tallos, los cuáles no pueden sobrevivir sin flujo constante de savia.

Desde mayo hasta octubre, con temperaturas que pueden superar los 20 ºC en las zonas más cálidas, la planta puede ser susceptible de verse atacada por esta plaga, por lo que tendremos que realizar una vigilancia completa y tratamientos preventivos cada vez que veamos la menor señal de afectación.

En cuanto a enfermedades, Pelargonium puede sufrir podredumbre basal causado por exceso de humedad en el sustrato o enfermedades en la parte aérea causadas por condiciones de alta humedad atmosférica. En este artículo sobre enfermedades del geranio podrás identificar cualquier problema que tu planta tenga.

Deja un comentario