Tomillo limonero: cultivo y consejos de mantenimiento

Dentro de la denominación de una planta, tenemos variedades distintas que nos ofrecen alternativas fuera de lo habitual. Es el caso del tomillo limonero, una planta medicinal que puede cultivarse en el jardín o incluso en macetas en el interior de casa. Presenta diferencias notables con respecto al tomillo común o incluso el tomillo salsero (Thymus zygis), aunque los cuidados son muy parecidos.

En esta ficha de planta vamos a analizar el tomillo limonero y conocer sus principales características, así como algunos consejos sencillos para cultivarlo donde quieras.

Características del tomillo limonero

Se conoce como tomillo limonero o tomillo limón por el aroma cítrico que desprenden sus hojas, algo diferente al tomillo tradicional. En cuanto al aspecto, existe mucha semejanza, aunque podemos decir que este tiene un color algo más amarillento y un verde menos oscuro.

Tiene un comportamiento de arbusto, pero tolera muy bien la poda, requisito necesario para poder adaptarlo al cultivo en macetas. Se usa tradicionalmente en gastronomía, ya que sumado a todos los extractos aromáticos del tomillo habitual, hay que contar con el aroma y sabor cítrico.

Igualmente, sus usos están enfocados a aromatizar carnes, ya sea pollo, costillas o solomillos, aunque también se añade como complemento final en guisos que llevan carnes y aves.

Taxonomía

  • Familia: Lamiaceae
  • Género: Thymus
  • Especie: Thymus × citriodorus

Realmente el tomillo limonero y todas las especies del género Thymus son especies fáciles de cuidar. De hecho, uno de los mayores problemas que causa la muerte de la planta es el exceso de riego, por lo que vamos a prestar mucha atención en este aspecto.

Tenemos que tener en cuenta que existen muchas variedades de tomillo que crecen de forma espontánea y sin ayuda de nada en suelos del área mediterránea, con escasas lluvias, suelos pobres y pedregosos y mucha, eso sí, iluminación.

Tomillo limonero

Cuidados del tomillo limonero

Climatología

Nos encontramos con una planta rústica, de pocos cuidados y mantenimiento. La situación idílica es temperaturas por encima de los 10 ºC, baja humedad y mucha iluminación.

Temperatura

Como sucede con las otras variedades de tomillo, esta especie necesita temperaturas medias superiores a los 10 ºC durante el día para garantizar su crecimiento.

Sin embargo, soporta muy bien el frío y es necesario temperaturas bastante por debajo de los 0 ºC para que se hiele, por lo que podemos tenerla plantada en el jardín sin ningún problema.

Humedad

El tomillo limonero está habituado a zonas de baja humedad, aunque no es un requisito obligatorio y puede cultivarse en zonas costeras. El rango ideal está entre 60-80% de humedad relativa. No suele sufrir infecciones por hongos que necesitan humedad, por lo que lo hace resistente a diferentes entornos sin problemas.

Iluminación

Uno de los requisitos climatológicos esenciales para el desarrollo de esta planta es garantizar su iluminación. En el jardín, evitar zonas de sombra por otras plantas, vallas o paredes. Debe tener exposición lumínica total e incluso puede plantarse a pleno Sol.

En el interior de casa, si la cultivamos en macetas, buscaremos una zona cercana a la ventana o en la terraza o balcón.

La falta de luz provoca el amarillento y clorosis generalizada de la planta y debemos de evitarlo.

Suelo y sustrato

El tomillo limonero es una planta de suelos calcáreos (alto contenido en calcio) y pH alcalino. Su rango de pH ideal está comprendido entre 6,5 y 8. El requisito indispensable es tener un suelo con magnífico drenaje, por lo que la presencia de arenas mejora considerablemente la producción de raíces y su oxigenación.

La textura óptima de suelo es una mezcla entre suelo limoso y arenoso.

A sus raíces les gusta vivir en un entorno con una buena conservación de humedad (algo que no suele ocurrir cuando crece en el monte), y los sustratos de fibra de coco suelen ayudar, ya que sus fibras permiten conservar muy bien el agua, liberando el exceso que puede resultar perjudicial.

Sustrato ideal: 25% arena + 25% sustrato de fibra de coco + 50% sustrato universal

Riego del tomillo limonero

El riego es una de las principales preocupaciones de aquellos/as que tienen plantas, ya que es la primera causa de muerte en plantas de interior o cultivadas en macetas.

En el caso del tomillo limonero los riegos tienen que ser escasos y de baja cantidad.

  • Riego en invierno: 1 riego a pequeña dosis cada semana. Si está en la terraza y en periodo de lluvias, ninguno.
  • Riego en verano: 2 riegos moderados a a la semana.

Para calcular la dosis total de agua que necesita nuestra planta podemos recurrir a analizar el volumen de la maceta. El riego recomendado es el de 1/4 parte del volumen total. Si tenemos una maceta con un volumen de 4 L, podemos aportar 1 L de agua.

Fertilizantes

El tomillo recurre a los nutrientes que encuentra en el abono o que se aportan con el agua de riego (especialmente calcio y magnesio). Sin embargo, con la llegada de la primavera y la brotación, es recomendable aportar un balance completo de nutrientes y micronutrientes. Notarás en pocos días como la planta alarga los tallos y recupera su verdor original.

Para el tomillo limonero, podemos utilizar abonos líquidos (se mezclan con el agua) o fertilizantes sólidos. Éstos últimos pueden venir en forma granulada y se aportan alrededor del tallo principal, y van solubilizándose lentamente con la humedad ambiental y la del agua de riego.

Fertilizante granulado NPK 12-8-16 con magnesio y micronutrientes

Rebajas
Compo Abono Azul Universal 5 Kg [Ideal para Todo Tipo de Tierras, Granulado, Máxima Calidad Garantizada, Tecnología Novatec], 41 X 21 X 5.5 Cm
  • Idóneo para todo tipo de plantas ornamentales, plantas verdes, rosales, arbustos, setos, cítricos, etc
  • El cubo, envase moderno y práctico al momento de utilizar y guardar el producto
  • Fórmula mejorada, con menos fósforo; respeta el medio ambiente

Multiplicación

Aunque podemos comprar semillas de tomillo, una forma tradicional y sencilla es multiplicarlo mediante esquejes de tallos.

Para realizar esta operación, necesitamos elegir bien los brotes jóvenes,  con aspecto saludable. Buscaremos una longitud de 10 a 15 cm para estimular a la producción de nuevas raíces.

El primer tercio del tallo desde la base tiene que estar libre de hojas, solo el tallo desnudo. Esa parte la sumergiremos durante unos días en agua para estimular la salida de nuevas raíces.

Cuando veamos que se forman una especie de pelos blanquecinos diminutos, podremos realizar el trasplante a una maceta con mezcla de turba y fibra de coco. Es importante mantener la humedad de forma constante y evitar que se seque en algún momento, manteniendo la temperatura cálida y constante que nos proporciona el interior de casa.

Poda

El tomillo limonero se adapta muy bien a la poda. De hecho, es común tenerla cultivada en macetas e ir recortando algunos tallos con las tijeras para utilizarlos frescos en cocina. Al hacerlo, intentar dejar una forma circular o piramidal a la planta, para regular la estimulación futura de los nuevos brotes.

Los cortes hazlos lo más limpio posible, para evitar la entrada de hongos o bacterias.

La recolección de los brotes frescos de tomillo limonero se realiza durante todo el año, aunque los mejores son los tallos que se producen a partir de primavera.

Cuidados en maceta

El tomillo limonero, al igual que el tomillo común, se adapta perfectamente al cultivo en macetas y mesas de cultivo. No hay mucha variación con respecto a los consejos anteriores. Lo único que tienes que tener en cuenta es que los riegos deben hacerse con mayor frecuencia y en menor dosis, así como una disposición en zona luminosa como requisito importante.

Puedes ir recortando los tallos según vayas usando en la cocina, realizando cortes con ángulo de 45º y dándole una forma circular a la planta.

Propiedades medicinales

Las propiedades medicinales de todas las especies de tomillo (género Thymus), como pebrella,  han sido analizadas científicamente y se han obtenido conclusiones muy positivas. Estos efectos se deben, principalmente, a la presencia de aceites esenciales como timol, carvacrol, borneol, linalol, anetol, alfa-terpineol y gamma-terpineno, entre otros.

En especial, el timol y el carvacrol son los que mejores efectos han demostrado, tanto por su actividad expectorante, bactericida y fungicida y por su actividad anticarcinogénica (células del melanoma murino).

Habitualmente se utiliza en productos de limpieza, pastas dentífricas y colutorios.

Comprar la planta en maceta

Podemos comprar la planta en muchos sitios, incluido en hipermercados que a veces sacan promociones con este tipo de especies. Es bastante común su comercialización y es una planta bastante económica de comprar.

Una maceta pequeña, con unas dimensiones de 10 a 15 cm de diámetro cuesta entre 2 y 4 €.

Deja un comentario