Forsythia: un espectacular arbusto amarillo

Forsythia es un tipo de arbusto altamente reconocible incluso para la gente inexperta en jardinería. Su valor ornamental caracterizado por sus impresionantes flores amarillas hace de esta planta una gran alternativa frente a las especies más comunes y habituales de nuestra zona.

Sin embargo, Forsythia no es siempre la mejor alternativa dado que fuera del periodo de floración (que abarca tan solo entre 2 y 3 semanas) se convierte en un arbusto más de todos los comunes, por lo debemos de saber que no siempre se mantendrá con esas bellas tonalidades amarillas.

En cualquier caso, la forsitia es un agradable arbusto de fáciles cuidados durante todo el año que podremos emplear para crear grupos de plantas, setos y dar privacidad en vallas de separación frente a los vecinos.

En este artículo te contamos cuáles son las principales características del género Forsythia, representado principalmente por la especie híbrida Forsythia × intermedia, una de las más cultivadas en el mundo.

Características de Forsythia

El género Forsythia pertenece a la familia Oleaceae, donde también encontramos el olivo como principal representante. Dentro de Forsythia encontramos 11 especies de arbustos originarios del este de Asia y el sureste de Europa.

Tienen un comportamiento caducifolio en invierno, con bases muy ramificadas y ocupando un ancho considerable, con una altura de 2 a 3 metros de media. La geometría de sus hojas son ovaladas o un poco lanceoladas, de color verde oscuro y márgenes en forma de dientes.

Sin embargo, lo más característico de este arbusto es la espectacularidad de sus flores, pequeñas pero muy numerosas y con una tonalidad amarilla muy llamativa, apareciendo a principios de primavera pero con una escasa durabilidad, de apenas 15 a 20 días.

El cultivo de todas las especies representadas de Forsythia, y en especial Forsythia × intermedia es muy fácil y se adapta muy bien a climas mediterráneos y cualquier parte de la Península Ibérica.

Nombres comunes: Forsitia, Campanita china y Campanas doradas.

Forsythia floración

Variedades y subespecies

  • Forsythia europaea: habitual en los Balcanes en Albania, Kosovo.
  • Forsythia giraldiana: noroeste de China.
  • Forsythia togashii: Japón.
  • Forsythia mira: norte central de China.
  • Forsythia suspensa: este y centro de China.
  • Forsythia japonica: Japón
  • Forsythia likiangensis: sudoeste de China.
  • Forsythia mala-elengi.
  • Forsythia mandschurica: noreste de China.
  • Forsythia nakaii: Corea
  • Forsythia ovata: Corea
  • Forsythia scandens
  • Forsythia viridissima: este de China y Japón.

Los híbridos Forsythia × intermedia (F. suspensa × F. viridissima) y Forsythia × variabilis (F. ovata × F. suspensa) son los más conocidos a nivel ornamental, y son las que más vamos a hablar a lo largo del artículo, especialmente de sus cuidados.

Leer más: 15 arbustos con flores para tu jardín.

Principales cuidados de Forsythia × intermedia

Ubicación y clima en el jardín

Forsitia es considerada una planta bastante resistente a climas rústicos, con variedad de temperaturas entre invierno y verano. Su temperatura óptima está comprendida entre los 18 ºC y 25 ºC, habituales al inicio y mediados de primavera, cuando se produce su floración.

Ofrece buena resistencia a las heladas, ya que se comporta como un arbusto caducifolio.  Sin embargo, cuando las yemas se hayan hinchado o incluso veamos las primeras flores surgir, será el momento más sensible a las temperaturas frías.

Iluminación

Se cultiva a pleno Sol, aunque no importa si recibe sombra durante algunas horas del día. Cuanta más luz reciba más potenciaremos la floración de inicios de primavera.

Necesidades de humedad

No necesita condiciones especiales de humedad, pudiendo cultivarse en zonas costeras (humedad alta) y zonas más continentales (humedad baja).

Forsythia en seto

Sustrato y preparación

Forsitia puede cultivarse tanto en macetas como en el suelo definitivo del jardín. En este último caso, realizaremos un hoyo lo suficientemente grande para que quepa todas sus raíces, aportando una capa de materia orgánica bien mezclada con la tierra. Recomendamos entre 3 y 4 kg de materia orgánica (estiércol de oveja o compost vegetal) por hoyo, o bien aplicar un poco de abono granulado azul, rico en nitrógeno y fósforo.

Las condiciones de suelo son las habituales para los arbustos mediterráneos, bajo cualquier tipo de textura, buen drenaje y un mínimo de contenido en materia orgánica.

Época de plantación

Podemos plantar nuestra Forsythia en el jardín a finales de invierno o inicios de otoño, alejándonos de las bajas y altas temperaturas de invierno y verano.

Guía de riego de Forsythia

Los arbustos Forsitia ofrecen buena resistencia a la sequía, por lo que el aporte de riegos será el habitual para arbustos mediterráneos de hoja caduca.

Un plan de riegos frecuente para zonas mediterráneas y continentales con calor habitual en primavera y verano e inviernos fríos es el siguiente:

  • Riego en primavera y verano: de 3 a 4 riegos por semana, 4 a 5 litros por arbusto y riego.
  • Riego en otoño e invierno: 2 riegos por semana, de 2 a 3 litros por riego. En época de lluvias, no aportar riegos externos.

Es importante mantener buenas condiciones de drenaje en el suelo, evitando encharcamientos que activan grupos de hongos de humedad como Phytophthora.

Aplicación de fertilizantes

De manera orgánica, aportaremos materia orgánica o compost todos los años, a razón de 3 a 4 kg por arbusto adulto, a mediados de otoño, creando un mulching bien repartido por el tronco principal y alrededor de él.

A finales de invierno, para favorecer la espectacular floración, aportaremos 300 a 500 gramos de fertilizante granulado NPK, reaplicado 1 vez más durante la mitad del verano.

Rebajas
Compo Novatec Abono Azul Universal, 1 kg
  • Abono complejo NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre, microelementeos, inhibidor de la nitrificación; adecuado para todo tipo de plantas ornamentales, arbustos, plantas verdes, rosales, cítricos
  • Tecnología profesional con el inhibidor de la nitrificación (DMPP) asegurando la estabilidad del nitrógeno en el suelo, garantiza el óptimo aprovechamiento de nurientes en las plantas y una floración más abundante; hasta 8 semanas de abono disponible
  • Fórmula optimizada, con menos fósforo; respetuosa con el medio ambiente
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta de COMPO; estrictos controles de calidad por parte de laboratorios e institutos independientes; las óptimas condiciones para el crecimiento saludable de las plantas
  • Contenido: 1 x COMPO Novatec Abono Azul Universal, 1 kg

En el caso de que notemos una coloración amarilla en las hojas nuevas, manteniendo los nervios verdes, se trata de clorosis férrica, propia de suelos con pH alto y presencia de calizas. Corregiremos con quelato de hierro, aportando de 10 a 20 gramos por cubo de agua (10 litros).

Poda y mantenimiento

Forsitia es una planta de gran crecimiento y duración, existiendo ejemplares con muchos años a sus espaldas. Por ello, para fomentar una correcta recirculación energética y la salida de más flores para la siguiente primavera, es recomendable realizar podas de rejuvenecimiento.

Las flores del siguiente año salen de yemas de madera vieja, por lo que la poda siempre debe realizarse antes de la siguiente primavera.

Se pueden realizar podas generosas, recortando hasta 1/3 la longitud de todos los tallos anualmente. Las ramas inferiores que rocen con el suelo o se crucen entre ellas, conviene eliminarlas desde la base. De esta forma, penetrará con más facilidad la luz y fomentará una floración más abundante.

Época de poda

El recorte de ramas y la poda de formación de este arbusto se realizará durante el otoño. En zonas sin riesgo de heladas, podremos hacerla a finales de esta estación, adelantándonos en el caso de que vivamos en una zona más fría.

clorosis en forsitia
Inicio de clorosis en forsitia

Plagas y enfermedades

Este arbusto se considera bastante resistente a plagas y enfermedades. Puede recibir la visita de insectos chupadores, especialmente al inicio de primavera, con la brotación de las primeras hojas, más carnosas y fáciles de succionar. Hablamos principalmente de pulgones, que se pueden eliminar aplicando jabón potásico o cualquier piretrina directamente sobre la plaga.

En épocas de lluvias o en suelos con problemas de encharcamiento, el exceso de humedad puede causar pudrición de raíces. Notaremos la aparición de manchas marrones y blandas en las hojas, por lo que necesitaremos aplicar con cualquier formulado de cobre para evitar el avance de la enfermedad.

Propagación

Podremos obtener nuevas plantaciones de Forsythia a partir de esquejes semi leñosos del mismo año, obtenidos en verano y otoño. Estos esquejes de madera verde tendrán una longitud de 10 a 15 centímetros y los propagaremos en macetas con fibra de coco y hormonas enraizantes.

Deja un comentario