Cultivo del espino de fuego (Pyracantha)

Acostumbrados a utilizar en el jardín árboles de gran altura, hortícolas y tapizantes, también tenemos la opción de escoger entre un gran abanico de arbustos aislados de gran porte ornamental, como el conocido como espino de fuego (Pyracantha coccinea).

Su aspecto nos recuerda al famoso Cotoneaster, del que presenta pocas diferencias. Según la climatología donde se plante, tiene un comportamiento de hoja perenne, aunque en condiciones de excesivo frío, las pierda para brotarlas de nuevo en primavera.

El espino de fuego es una opción interesante en el jardín dado que combina el verde de sus hojas con una floración blanca muy atractiva y, durante todo el periodo estival, sus magníficos frutos en forma de bayas de color rojo intenso.

Características del espino de fuego (Pyracantha coccinea)

Pyracantha coccinea, el espino de fuego, es considerado un arbusto de medianas dimensiones, alcanzando una altura de entre 1,5 y 2 metros. Presenta ramas espinosas que se cruzan entre sí, hojas duras y coriáceas, con aspecto dentado y brillante.

Durante la primavera emite un gran volumen de flores blancas, agrupadas en racimos y de aspecto pequeño. A partir de ellas se producen los pequeños frutos en forma de bayas rojas que aguantan todo el verano y maduran al final de este, permaneciendo en el espino blanco durante casi todo el invierno.

Antaño se utilizaban estos frutos por su efecto astringente, siendo comestibles cuando se cocinan previamente. Los pájaros pueden dar buena cuenta de ellos.

Distribución en el mundo

Pyracantha coccinea lo podemos encontrar distribuido por toda Europa, incluido las zonas frías, así como la zona occidental del continente asiático.

Es un arbusto bastante utilizado a nivel mundial por su aspecto ornamental, ubicado en zonas aisladas del jardín.

Taxonomía

OrdenRosales
FamiliaRosaceae
Género
Pyracantha
EspeciePyracantha coccinea

Nombres comunes de Pyracantha: piracanta, piracanta común, espino, espino de coral, espino de fuego, crategus.

Frutos espino de fuego

Subvariedades destacadas

  • ‘Solei d’Or’: en lugar de bayas rojas produce frutos amarillos.
  • ‘Lalandlei’: produce frutos de color naranja y mayor diámetro.
  • ‘Morettii’: produce frutos rojos de mayor tamaño.
  • ‘Harlequin’: subespecie híbrida con hojas de aspecto verde-grisáceo.

Guía de cultivo del espino de fuego (Pyracantha coccinea)

Ubicación en el jardín

El espino de fuego se debe de ubicar en una zona donde tenga 100% acceso a la luz, ya que esto condiciona enormemente que produzca una gran floración y un gran volumen de frutos.

Sus hojas son muy resistentes a las inclemencias, por lo que puede cultivarse a pleno Sol, incluso en las zonas más cálidas de la vertiente mediterránea.

Temperaturas

Pyracanhtha coccinea resiste un amplio abanico de temperaturas que incluso pueden superar los 45 ºC. También tolera heladas, aunque siempre fuera del periodo de floración, la parte más sensible de la planta.

Humedad ambiental

En este caso también tolera cualquier tipo de humedad. Desde entornos secos con humedad relativa inferior al 40% hasta zonas costeras donde la media sube hasta casi el doble.

Sin embargo, el espino de fuego tiene preferencia por entornos secos frente a los húmedos.

Tipo de suelo

Este arbusto no es exigente en cuanto al tipo de suelo y puede cultivarse en las 3 texturas habituales (arenosa, limosa y arcillosa). Tiene preferencia por los suelos sueltos y secos, con más presencia de arenas. En cualquier caso, siempre tiene que tener un drenaje adecuado.

Su brotación, floración y la producción de frutos se ve beneficiada cuando mejoramos la fertilidad del suelo. Básicamente hablamos de incorporar materia orgánica alrededor del tallo principal cada 2 o 3 años, a razón de 5 a 10 kg de estiércol bien descompuesto o compost vegetal.

Cómo regar

A pesar de su aspecto, un plan habitual de riego requiere el aporte constante de agua. Frecuencia media y cantidad baja sería una aproximación de idea para el espino de fuego.

Manteniendo un drenaje adecuado y, en ningún caso, causando un encharcamiento, Pyracantha coccinea prefiere mantener un suelo con una humedad media constante, con tendencia a ser ligera.

Un plan de riego para este arbusto puede ser el siguiente:

  • Riegos en primavera y verano: 3 a 4 riegos por semana.
  • Riegos en otoño e invierno: 1 a 2 riego por semana, sin pluviometrías.

Habitualmente se riega mediante la instalación de un sistema de riego por goteo, con 1 o 2 goteros por arbusto, y un tiempo de riego de 20 a 30 minutos en otoño e invierno y de 1-2 horas en verano.

Pyracantha coccinea

Aplicación de fertilizantes

Pyracantha coccinea no es un gran consumidor de nutrientes, pero requiere el aporte de materia orgánica y fertilizantes minerales para alcanzar un buen porte, color de hoja y vigorosidad.

Aunque no es obligatorio, el aporte de un fertilizante granulado al final de invierno, a razón de 300-500 gramos por arbusto, beneficia enormemente su floración y notaremos un impulso de crecimiento.

Por la composición y la facilidad de uso, recomendamos el siguiente fertilizante granulado:

Rebajas
COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg
  • Abono complejo NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre + microelementeos + inhibidor de la nitrificación, Ideal para todo tipo de plantas ornamentales, arbustos, plantas verdes, rosales, cítricos, etc
  • Tecnología profesional con el inhibidor de la nitrificación (DMPP) asegurando la estabilidad del nitrógeno en el suelo, garantiza el máximo aprovechamiento de nurientes en las plantas y una floración más abundante. Hasta 8 semanas de abono disponible
  • Fórmula mejorada, con menos fósforo. Respetuosa con el medio ambiente
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta original de COMPO, Estrictos controles de calidad por parte de laboratorios e institutos independientes, Las mejores condiciones para el crecimiento saludable de las plantas
  • Contenido: 1 x COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg

Hablamos de un NPK 12-8-16 con inhibidor del nitrógeno (se libera lentamente y de forma prolongada) y algo de micronutrientes.

Según tu sistema de riego, también puedes inyectar fertilizantes líquidos (busca una relación parecida al caso anterior) directamente en el fertirriego, con un venturi por ejemplo. La dosis recomendada es de 1 ml de fertilizante por cada litro de agua.

Multiplicación mediante esquejes o semillas

Puedes conseguir duplicar exactamente tu espino de fuego a través de la selección de esquejes o tener cierta variabilidad genética si multiplicas tu Pyracantha coccinea por semillas.

Te contamos las 2 opciones posibles:

¿Cómo germinar semillas de espino de fuego?

Mediante la selección de sus semillas contenidas en las bayas también se pueden obtener nuevos arbustos de espino de fuego. Sin embargo, requiere un proceso técnico conocido como estratificación en frío, el cual simula el efecto de las semillas pasando el pleno del invierno antes de que sean viables y germinen.

Para conseguir esto, introduciremos varias semillas recogidas en otoño sobre una cama de vermiculita, en un tapper bien cerrado, y conservamos a 5 ºC en frigorífico durante 3 meses, comprobando cada 15 días su estado por si hubiese que cambiar el sustrato u oxigenar el medio.

El mayor riesgo de esta operación es la posible pudrición, ya que las condiciones de humedad en el frigorífico son muy altas. De ahí la necesidad de que sea un tapper bien cerrado que evite la entrada de excesiva humedad y proliferen hongos que dañen por completo la semilla.

Multiplicación mediante esquejes

La opción de seleccionar esquejes de madera joven en Piracanta te permite obtener las mismas características que la planta de origen. El esqueje de este arbusto enraiza con facilidad.

Para su multiplicación, debemos seleccionar ramas semi-lignificadas de verano, de entre 10 a 15 cm de longitud. Es recomendable utilizar hormonas de enraizamiento (hasta el licuado del germinado de lentejas puede servir) para estimular la formación de nuevas raíces.

Si no dispones de estas hormonas enraizantes, también puedes diluir una pequeña cantidad (1 ml/L) de algas marinas, ya que contienen fitohormonas y compuestos naturales con actividad enraizante.

Nos llevamos el esqueje a un recipiente con agua y lo dejamos unos días hasta que veamos que aparecen nuevas raíces blancas. Una vez dichas raíces tengan varios cm de longitud, podremos trasplantar a una maceta con sustrato universal y fibra de coco.

Plagas y enfermedades

La naturaleza coriácea de sus hojas, duras y con poca agua acumulada, hace que la instalación de insectos succionadores de savia sea complicada. En casos aislados puede ser atacada por ácaros, especialmente en condiciones muy cálidas y con baja humedad como es el caso del pleno verano.

También pueden instalarse cochinillas, insectos inmóviles de color blanco que se ubican en los tallos y también succionan la savia.

La aplicación foliar de cualquier insecticida o, menos efectivo pero ecológico, de jabón potásico, permite eliminar estas plagas con paciencia y varias aplicaciones.

Guía de poda

La poda de este arbusto es habitualmente escasa. Antes de la entrada del invierno se puede realizar una limpieza eliminando ramas dañadas, torcidas o cruzadas, renovando madera y dando forma al arbusto.

Aprovecha esta tarea para eliminar chupones o brotes que salgan de la base, así como frutos ya pasados que puedan pudrirse en el arbusto.

Descubre más arbustos ornamentales para tu jardín

Deja un comentario